4 razones por las que pueden mentir los niños

Razones por las que pueden mentir los niños

No es algo nuevo si te digo que los niños siempre dicen la verdad… pero no es del todo cierto. Hay veces que los niños pueden mentir a los padres ya sea porque ha sido una conducta aprendida o porque tienen miedo de las consecuencias o por cualquier otro motivo, pero cuando ocurre… no puede caer en saco roto. Cuando se pilla a un niño que ha mentido, es normal que como padres te sientas traicionado, herido, enfadado e incluso frustrado. Pero la verdad que la mentira es algo bastante normal, pero está mal.

Todos hemos mentido alguna vez, incluso los adultos usan la mentira en la vida diaria para poder salir airosos de algún conflicto o para evitar algunas consecuencias negativas. La mentira es una habilidad errónea para resolver los problemas, y desgraciadamente los niños aprenden esto de los adultos. Es el trabajo como padres el enseñar a los hijos a resolver los problemas de forma constructiva sin tener que hacer uso de la mentira.

Pero los niños pueden mentir por muchas razones diferentes y antes de abordar el cómo hacer para que no mientan, hay que entender por qué lo hacen. Veamos algunos ejemplos.

Para establecer su identidad

Una de las maneras en la que los niños utilizan la mentira es para establecer una identidad y poder conectar con sus amigos aunque sea siendo falso. Mentir también puede ser la respuesta a la presión del grupo o al deseo de querer encajar en un grupo de iguales. Hay niños que pueden mentir acerca de las cosas que hace o de las que tiene sólo para impresionar a los demás.

Para evitar cumplir las normas

Por ejemplo una chica adolescente puede decir a sus padres que se va a dormir a casa de una amiga pero la realidad es que va a salir de discoteca con sus amigos. O quizá les dice a sus padres que no le gusta maquillarse para complacerles, pero cuando sale de casa los fines de semana lleva maquillaje en el bolso para ponerse guapa cuando sus padres no la ven.

Por qué mienten los niños

Para llamar la atención

Hay veces que los niños cuando son pequeños sólo quieren llamar la atención con cosas poco importantes. Pero también es posible que los niños mientan para evitar hacer cosas como que ha acabado la tarea sin ser algo cierto. Los niños más pequeños también pueden inventarse historias para que les escuchen, pero la realidad es que con esto no están mintiendo, simplemente están usando su imaginación.

Para evitar problemas

La mayoría de los niños se encuentran en algún momento en donde tengan que salir del paso. Quizá haya hecho algo que no está bien o que sabe que no debería haber sido así y prefiere mentir a que otros sepan que rompió las reglas (podría tener consecuencias negativas para él).

Estos son algunos motivos por los que los niños pueden mentir en algún momento u otro y así poder evitar un problema o un conflicto. Es una forma de escapar cuando no saben cómo resolver un problema, es como una habilidad algo defectuosa. Los padres deberán escoger las batallas y diferenciar una mentira importante de la que no lo es… pero haciéndole ver al niño que la mentira nunca es una opción de comunicación acertada. Si ves que tu hijo miente es porque necesita mejores habilidades de resolución de problemas que deberás ayudarle a tener para que pueda enfrentarse mejor a la vida.

En el siguiente artículo te daré herramientas para saber cómo manejar las situaciones en el caso que tengas un hijo que te miente. ¡No te lo podrás perder!

Deja un comentario sobre “4 razones por las que pueden mentir los niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!