Cómo acabar con el azúcar en el desayuno

Azúcar desayuno

Aunque no te des cuenta por las prisas de primera hora y porque quieres que tus hijos estén bien alimentados cuando lleguen al colegio, quizá estén recibiendo más azúcar de la cuenta a primera hora de la mañana. El desayuno es la comida más importante del día, pero no por eso tiene que ser la comida más dulce del día. Es posible que nunca te hayas parado a pensar sobre esto, pero ha llegado el momento de que tomes conciencia.

Los niños reciben cerca de 11 gramos de azúcar para el desayuno cada mañana, de acuerdo a una nueva encuesta de Salud Pública de Inglaterra (pero en el resto del mundo no es muy diferente, al menos en los países más desarrollados). Estos niños suelen tener entre 4 y 10 años y reciben demasiada azúcar recién levantados.

Esto es casi tres cucharadas de azúcar, alrededor de la mitad del límite recomendado para todo un día. Cereales, bebidas, productos para untar (como la mermelada o la crema de cacao), contribuyen a que exista demasiado azúcar en el desayuno, y lo más probable, es que no te hayas dado cuenta. Sin embargo, a pesar de la sobrecarga de dulzor, muchos padres (8 de cada 10) consideran que estos tipos de desayuno no son tan malos.

Si en tu casa también se desayuna con demasiado azúcar, quizá las tortitas o los cereales azucarados sean vuestros desayunos favoritos, o quizá las magdalenas, las mermeladas… Pero estos alimento llevan demasiado azúcar añadido. Es necesario hacer un esfuerzo consciente para mantener el azúcar a raya durante el desayuno y que tu familia desayune de forma más saludable. No te pierdas algunos consejos para conseguirlo.

Elige los cereales con cuidado

Muchos cereales (sobre todo los que están pensados para niños) son muy azucarados. Cuando estés haciendo la compra, busca cereales que tengan menos de 5%  de azúcar. Otra idea es comprar cereales sin azúcares. Aunque el sabor no sea tan dulce, son bastante más sanos y no tienen tanto azúcar, que a la larga puede causar serios problemas de salud a toda tu familia.

Utiliza la fruta como edulcorante

El azúcar de las frutas es saludable y además natural. Puedes añadir rodajas de fresas o de plátano con mantequilla baja en grasas en lugar de añadir mermelada. También puedes mezclar fruta natural con yogur natural. Elige las frutas enteras para hacer zumos -en lugar de comprar los zumos en packs que llevan mucho azúcar añadido-. Además, la fruta entera reúne gran cantidad de azúcar y calorías.

Acabar con el azúcar en el desayuno

Desayunos salados

Los desayunos salados también son una buena opción para cada mañana. Aunque es agradable tomar azúcar por la mañana, servir desayunos salados como huevos, pan tostado con crema de aguacate… también son opciones de lo más saludable. Los desayunos no tienen que ser tostadas con cremas azucaradas, ni cereales, ni bollería… Aunque estés acostumbrado/a a eso, la verdad es que el desayuno puede ser muy diferente. ¿Has pensando en los frutos secos para el desayuno? ¡También aportan una gran cantidad de energía!

Cuidado con los alimentos disfrazados

Hay alimentos que parecen que son sanos pero que en realidad no lo son. Un ejemplo muy claro son los zumos en packs. Como te hemos comentado más arriba, tienen muchos azúcares añadidos, aunque parezcan a primera vista que son muy sanos y saludables.

Además, la mayoría de personas considera que los buñuelos y pasteles son buenos para el desayuno. Sin embargo, las magdalenas o los gofres tienen demasiado azúcar y pensar en ellos de vez en cuando y comerlos está bien, pero no son alimentos saludables para ingerir todos los días. El desayuno es el alimento más importante y por eso, hay que elegirlo con más cuidado.

Deja un comentario sobre “Cómo acabar con el azúcar en el desayuno”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!