7 actividades divertidas para que los niños aprendan a multiplicar

actividades aprendan multiplicar

A la mayoría de los niños les resulta tedioso memorizar las tablas de multiplicar. Se trata de un ejercicio que consume muchos recursos cognitivos y que, a largo plazo, no es muy efectivo ya que los niños suelen olvidar las multiplicaciones con facilidad. Afortunadamente, existen muchos otros recursos para que los pequeños aprendan a multiplicar de una manera mucho más sencilla y divertida. He aquí algunas actividades originales y entretenidas para que los niños ejerciten la multiplicación en casa.

Ideas para que los niños ejerciten la multiplicación de manera divertida

1. Rueda de Waldorf para multiplicar

Inspirado en la metodología Waldorf, se trata de una especie de tablero con 10 u 11 clavijas según el modelo, que representan los números del 0 al 9 o del 0 al 10. La idea consiste en entrelazar los resultados de cada tabla de multiplicar con una cuerda o hilo que se sujeta a la clavija del 0. Al terminar, cada tabla de multiplicación forma su propia figura, una manera de que los niños se familiaricen con la geometría y aprendan con más facilidad las tablas. Vale destacar que algunos modelos vienen con las plantillas de cada tabla de multiplicación que los niños deben completar mientras que en otros casos, serán los peques quienes deban descubrirlo por sí solo. Si preferís también podéis confeccionar vuestra propia rueda en casa utilizando una base resistente de madera y clavijas de colores.


2. Multiplicación con dados

Una actividad excelente y divertida para que los niños ejerciten la multiplicación consiste en jugar a los dados. Se trata de una versión del clásico juego de los dados, pero en esta ocasión en lugar de competir para ver quien saca la mejor combinación, la idea es que cada jugador multiplique los números que les salgan. Para añadirle una dosis de complejidad y atractivo al juego se puede llevar un registro de la puntuación de cada jugador, teniendo en cuenta el resultado de la multiplicación. De esta manera, gana quien primero llegue a 100 puntos. Otra versión consiste en establecer números “ganadores”, como por ejemplo, los múltiplos de 5, de manera que gana la partida el jugador al que primero le salga un múltiplo de 5 al multiplicar los números de sus dados. Para esta actividad podéis usar cualquier tipo de dados que tengáis en casa o apostar por un set de dados matemáticos como estos del sello Gwhole.


3. Multiplicación con dibujos animados

La mayoría de los niños adoran los dibujos animados, por lo que también se pueden convertir en un buen recurso para que aprendan a multiplicar de una manera sencilla y entretenida. En Internet podéis encontrar muchísimos dibujos infantiles donde les enseñan a los niños las tablas de multiplicación como este vídeo educativo de Aula365 o esta lista de vídeos de Dibus Divukids, en los que les explican a los más pequeños de casa qué es la multiplicación y les recitan las tablas de multiplicar al compás de la música. Y para los peques que prefieran aprender a multiplicar de la mano de sus personajes de dibujos animados preferidos están los vídeos de FuntasticGames4Kids donde podrán aprender las tablas de la mano de Peppa Pig y Bob Esponja.


4. Música para multiplicar

La música es otro recurso diferente y efectivo para enseñarles a los niños a multiplicar de una manera divertida. Gracias a que estimula la concentración y mejora la capacidad de memoria, contribuye a que los peques memoricen las tablas más rápido y además, les ayuda a recordar el contenido a largo plazo. En Internet existen muchísimos temas musicales sobre las tablas de multiplicación como las canciones infantiles de Miliki, llenas de ritmo y buen humor, o la canción de las tablas de multiplicar de I.E Los Centauros. Otro truco divertido consiste en pedirles a los niños que creen su propia canción sobre las tablas de multiplicación utilizando una de sus canciones preferidas de fondo.


5. Literatura infantil para aprender a multiplicar

Los libros infantiles también son una buena alternativa para que los niños practiquen la multiplicación y adquieran el hábito de leer desde una edad temprana. Sin embargo, en lugar de apostar por los típicos textos de enseñanza, lo ideal es elegir títulos más sugerentes, didácticos y prácticos como por ejemplo, “Las tablas de multiplicar”, de la pluma de Susaeta, “Me divierto con las tablas de multiplicar”, de Kristeen Robson o “Pasatiempos y Juegos. Las tablas de multiplicar” de la editorial Usborne. Se trata de libros dinámicos, con ilustraciones divertidas y muchas actividades y juegos didácticos pensados para que los niños desarrollen sus habilidades con la multiplicación mientras pasan un rato entretenido.


6. Multiplicación con juego de cartas

A la mayoría de los niños les encanta los juegos de mesa, por lo que seguramente estarán encantados de aprender a multiplicar mientras juegan a las cartas. Hay muchísimas versiones de los juegos de cartas para aprender a multiplicar, de hecho, hasta podéis confeccionar en casa vuestro propia versión. Sin embargo, si no queréis complicaros demasiado, en Internet también encontraréis muchísimos juegos como este set de 90 cartas de multiplicación del sello Alleovs que incluye divertidos personajes de colores para añadirle una dosis extra de motivación al juego. En este juego, los jugadores deben revelar en cada partida la carta superior de su mano y, quien tenga el resultado de numeración más elevado se queda todas las de la mesa. La idea consiste en acumular tantas cartas como sea posible. Gana quien primero acumule las 90 cartas.


7. Aprender a multiplicar con plastilina

La plastilina no solo es útil para hacer manualidades, también se puede convertir en un excelente recurso para que los niños ejerciten sus conocimientos sobre multiplicación. Ya sea solos o en familia, la idea consiste en que los peques le den forma a los resultados de cada multiplicación utilizando plastilina de colores. De esta manera, no solo pasarán un rato divertido desarrollando sus habilidades manuales sino que además, ejercitarán la multiplicación de una forma diferente. Podéis encontrar distintos sets de plastilina en cualquier tienda de accesorios escolares o en Amazon, donde tienen este set de 36 botes de distintos colores de Play Doh o este otro set de 30 botes de plastilina vegetal de Jovi.

Última actualización el 2021-10-25 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios