Ocio

Adornos caseros para decorar un árbol de Navidad

adornos arbol navidad caseros
Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoEducadora, psicóloga y psicopedagoga

El árbol de Navidad es uno de los elementos decorativos que no falta en prácticamente ninguna casa con niños por estas fechas. Y no es para menos. El árbol de Navidad es mucho más que una simple decoración que ayuda a darle un toque festivo al hogar, sino que a menudo se convierte en el centro alrededor del cual se reúnen todos para disfrutar de un momento mágico. Bajo sus ramas los peques también pueden encontrar sus regalos, por lo que no es extraño que sea uno de sus decoraciones favoritas.

Por eso, muchos padres se esfuerzan en elegir un árbol de Navidad grande con adornos bonitos que acapare todas las miradas durante las celebraciones. Sin embargo, la magia a veces radica en los pequeños detalles y la historia que estos esconden. Por eso, no hay nada mejor para crear un árbol de Navidad único que confeccionar los adornos con vuestras propias manos. Una oportunidad excelente para invitar a los pequeños a participar en los preparativos de la Navidad y pasar un rato de calidad en familia que recuerden durante muchos años.

5 adornos caseros muy chulos que podéis hacer con los niños para decorar el árbol de Navidad

1. Adornos hechos con fieltro

Adornos hechos con fieltro para árbol de Navidad

Dadle un toque personalizado a vuestro árbol con estos preciosos adornos confeccionados con fieltro y una dosis de creatividad. Podéis hacer cualquier figura que se os ocurra, desde estrellas y bolas hasta mini-árboles o muñecos de nieve, o incluso, podéis reproducir alguno de los personajes de dibujos animados preferidos de los más pequeños de casa. Para ello, necesitaréis fieltro de colores, preferentemente rojo y blanco, algodón, hilo y aguja.

Para comenzar, dibujad la figura que queréis hacer en una hoja de papel. Colocadla encima del fieltro y marcad los contornos por duplicado. Con ayuda de una tijera, recortad las figuras y colocadlas una encima de la otra. Con el hilo y la aguja, comenzad a coser los bordes y, cuando falte poco, rellenad con un poco de algodón. Terminad de coser, recordando ponerle encima un hilo doble para poder colgarla en el árbol. Si queréis, también podéis decorarla con fieltro de otro color, purpurina o pegatinas de copos de nieve.

2. Muñeco de nieve de tela

Adorno de muñeco de nieve de tela para árbol de Navidad

Otro adorno muy chulo para decorar vuestro árbol de Navidad es confeccionar un muñeco de nieve de tela. Para ello, necesitáis tela blanca, algodón para rellenar, fieltro rojo para los detalles, un hilo de lana negro y blanco y unos botones de colores. Empezad marcando dos círculos en la tela, uno más grande y otro más pequeño. Recortadlos y colocad en el centro de cada uno algodón. Entonces, cerrad cada círculo como si se tratase de una bolsita y amarrad con un hilo para que el algodón no se salga.

En este momento, debéis tener dos pelotitas rellenas, una será el cuerpo del muñeco y otra la cabeza. Cosed ambas por la parte que está recogida para dar forma al cuerpo. Entonces, recortad un trozo de fieltro para hacer una especie de bufanda y colocadla alrededor del cuello. Utilizad los botones para hacer los ojos, la nariz y los botones de la camisa. Para hacer los brazos, recortad un pequeño pedazo del hilo de lana negro, hacedle dos nudos en ambos entremos y pegadlo por la espalda. Cortad un trozo de hilo blanco similar y colocadlo doblado en el cuello para colgar el muñeco. ¡Y listo! Tendréis un nuevo adorno para vuestro árbol.

3. Guirnalda de papel

Adorno de guirnalda de papel para árbol de Navidad

Uno de los adornos que no suelen faltar en un árbol de Navidad es la guirnalda. Podéis encontrar guirnaldas de diferentes formas, colores y tamaños en cualquier tienda de decoración, pero también podéis hacer la vuestra propia con ayuda de los niños. Solo necesitaréis cartulina blanca, un rotulador rojo e hilo de lana. Para comenzar, dibujad los patrones de las figuras de la guirnalda sobre un papel y recortadlos. Luego, marcad los contornos sobre la cartulina. La cantidad dependerá del largo de la guirnalda.

Recortad todas las figuras con mucho cuidado. Haced a cada una un pequeño agujero con una perforadora. Entonces, podéis pedirles ayuda a los niños para que echen a volar su imaginación y decoren cada figura. Luego, introducid una figura en el hilo y haced un pequeño nudo para que no se desplace y repetid el proceso con las siguientes hasta que hayáis completado toda la guirnalda.

4. Mini-cajitas de regalo

Adorno de mini-cajitas de regalo para árbol de Navidad

¿Quién dijo que los regalos solo tienen que estar abajo del árbol? También podéis confeccionar pequeñas cajitas de regalos para adornar vuestro árbol de Navidad y darle un toque diferente y único. Además, es muy sencillo de hacer. Solo necesitaréis pequeñas cajitas, como cajas de cerillas, papel de regalo, hilo de lana y alguna decoración.

Para empezar, forrad las cajitas con el papel de regalo como si se tratase de un regalo real. Luego, cerrad la cajita con el hilo de manera transversal y longitudinal y terminad con un pequeño lazo. Por último, decorad la cajita con unas ramas de abeto y una piña natural o una estrella decorativa. Solo falta añadir el hilo para colgar al árbol y listo, tendréis otro adorno para vuestro árbol.

5. Piñas decorativas

Adorno de piñas decorativas para árbol de Navidad

Un adorno decorativo muy chulo y fácil de hacer para el árbol de Navidad son unas piñas naturales de colores. Eso sí, tendréis que planificarlo con antelación para recoger piñas durante el otoño con los más pequeños de casa. Para poder utilizarlas, tendréis que limpiarlas con un paño seco para quitarle la suciedad y restos de hojas o tierra que puedan tener. Una vez listas, podéis poner manos a la obra. Necesitaréis además algunas pinturas brillantes y cinta de colores.

Comenzad a pintar las piñas con un pincel. No es difícil, pero requiere mucha paciencia ya que hay que pintar dentro de cada pétalo. Dejad secar bien para evitar que la pintura se corra. Luego, solo tenéis que decorar con cintas de colores y colocarle un hilo para colgarla al árbol y ¡voilá! Tendréis un árbol con piñas naturales muy chulo.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *