7 alimentos que afectan el sueño de tu hijo

Existen alimentos que son mejor no tomarlos antes de dormir

Alimentos afectan sueño

Cada vez más niños sufren insomnio: se estima que en la actualidad aproximadamente un 30% de los pequeños tienen problemas para dormir. En el 90% de los casos el insomnio infantil se debe a malos hábitos, en el 10% restante a problemas psicológicos. De hecho, la dieta es uno de los factores que puede incidir en la calidad del sueño infantil. Existen alimentos que los pequeños no deberían comer, o al menos deberían moderar su consumo.

Si quieres que tu hijo duerma, evita que coma estos alimentos por la noche

1. Cafeína

La cafeína es una sustancia que mantiene al cerebro activo, inhibiendo las señales de sueño y cansancio. Solemos pensar que la cafeína se encuentra solo en el café, pero esta sustancia se puede hallar en otros alimentos, como las gaseosas. De hecho, no solo la Coca Cola contiene cafeína, también se puede encontrar en los refrescos de limón y naranja. Por ejemplo, una Pepsi Max contiene el doble de cafeína que un refresco normal.

2. Queso

Todos los lácteos no afectan la calidad del sueño, el yogurt y la leche, por ejemplo, se digieren bastante bien. Sin embargo, es conveniente que evites que tu hijo coma queso a la hora de la cena ya que este contiene tiramina, un aminoácido que estimula la liberación de adrenalina y noradrenalina. Por eso, el queso también puede provocar dolor de cabeza, además de quitar el sueño.

3. Chocolate negro

A la mayoría de los niños les encanta el chocolate, y lo cierto es que se trata de un alimento rico en antioxidantes que resulta beneficioso para su salud. Sin embargo, se debe comer con moderación y evitar en las horas de la noche ya que contiene tirosina, una sustancia que activa el organismo y combate la fatiga eliminando la necesidad de dormir. Además, el chocolate también contiene cafeína.

4. Alimentos picantes

Todos aquellos platos que contengan chili o picante se deberían evitar a la hora de la cena ya que pueden provocar problemas de estómago, sobre todo en los niños. De hecho, se ha apreciado que en adultos sanos el consumo de alimentos como la mostaza y la salsa tabasco por la noche altera la calidad del sueño. Por tanto, en sentido general, es conveniente evitar las comidas demasiado condimentadas.

Alimentos que afectan el sueño de los niños

5. Embutidos

Todas las carnes procesadas afectan la digestión debido a que contienen demasiadas grasas y proteínas. Como resultado, la digestión será más lenta y pesada de lo habitual, por lo que resultará difícil conciliar el sueño o este será muy ligero. Por eso, se recomienda evitar en la cena alimentos como el chorizo, las salchichas y el salchichón. Tampoco es conveniente apostar por un filete ya que los niños no podrán descansar bien mientras su cuerpo sigue digiriendo.

6. Alimentos diuréticos

Los alimentos diuréticos son aquellos que estimulan la actividad de los riñones. Por tanto, no son recomendables durante la noche ya que harán que el niño tenga que levantarse varias veces a orinar o, lo que es aún peor, que moje la cama. Para evitar este problema se recomienda que evites a la hora de la cena las frutas ricas en agua como la sandía, así como los pepinos, las berenjenas y el apio. También se aconseja que el niño beba agua dos horas antes de irse a la cama, y apenas un sorbo si tiene sed antes de dormir.

7. Grasas

Los alimentos ricos en grasas son un enemigo natural del buen sueño. En este sentido, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Adelaida, en Australia, ha desvelado que quienes llevan una dieta rica en grasas son más propensos a sufrir somnolencia de día e insomnio de noche. Además, tienen más probabilidades de desarrollar apnea del sueño.

Un comentario sobre “7 alimentos que afectan el sueño de tu hijo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!