10 alimentos que afectan el sueño infantil

alimentos quitan sueño

La dieta desempeña un papel muy importante en la vida de los niños. No solo les aporta los nutrientes que necesitan para crecer de forma saludable sino que también interviene en muchas de las funciones del organismo como por ejemplo, el sueño. Se ha demostrado que de la misma forma en que algunos alimentos favorecen el sueño, existen otros que impiden que los niños duerman bien. Por tanto, si quieres que tu hijo no tenga problemas para dormir, debes evitar que coma estos alimentos por la noche, o al menos limitar su consumo.

Alimentos que los niños no deberían comer antes de ir a la cama

1. Productos ricos en cafeína

La cafeína es una de las sustancias que más activan al cerebro. De esta manera, consigue inhibir las señales de sueño y cansancio, a la vez que excita al sistema nervioso central. Sin embargo, contrario a lo que muchos padres piensan, la cafeína no solo se encuentra en el café sino que también se puede hallar en otros alimentos, como el té y las gaseosas.

2. Chocolate

A la mayoría de los niños les encanta el chocolate y se ha demostrado que tiene muchos beneficios para la salud ya que es rico en antioxidantes. Sin embargo, se debe evitar su consumo antes de ir a la cama ya que también contiene cafeína y tirosina, esta última es una sustancia que activa al cerebro y combate la fatiga, haciendo que desaparezca la necesidad de dormir.

3. Proteínas

Muchas familias españolas tienen por costumbre prepararles a los niños en la cena un filete o una tortilla. No obstante, consumir alimentos ricos en proteínas antes de ir a la cama puede afectar el sueño de los más pequeños de casa. Lo que sucede es que las proteínas reducen la síntesis de serotonina en el cerebro, un neurotransmisor involucrado en la regulación del ciclo de sueño y vigilia, a la vez que aumentan la segregación de adrenalina, elevando el nivel de alerta a nivel cerebral.

4. Grasas

La mayoría de los niños adoran las patatas fritas, las hamburguesas, las croquetas y el pollo frito. Sin embargo, estos alimentos podrían estar afectando la calidad de su sueño. Un estudio realizado por expertos de la Universidad de Adelaida, en Australia, encontró que las personas que siguen una dieta rica en grasas, sobre todo en la cena, tienen más probabilidades de sufrir insomnio.

Alimentos que provocan insomnio

5. Hidratos de carbono simples

Los carbohidratos aportan la energía que los niños necesitan para crecer y realizar sus actividades cotidianas, pero si se consumen por la noche pueden afectar el sueño infantil. Un estudio publicado en la Journal of Child Health Care desveló que los niños que consumen grandes cantidades de carbohidratos simples, sobre todo por la tarde y noche, son más propensos a padecer trastornos del sueño y sudoraciones nocturnas.

6. Alimentos picantes

Se ha demostrado que comer por la noche platos picantes que contengan pimienta, chili o guindilla, incluso aquellos con mostaza o salsa tabasco, pueden alterar la calidad del sueño, sobre todo en los niños. Esto se debe a que activan el metabolismo, a la vez que reducen la segregación de triptófano, un aminoácido que favorece la conciliación del sueño.

7. Queso

Algunos lácteos, como el queso y sus derivados, pueden ser difíciles de digerir, por lo que resulta conveniente evitarlos a la hora de la cena. Además, contienen tiramina, un aminoácido que estimula la liberación de adrenalina y noradrenalina, lo cual mantiene activo al cerebro y al sistema nervioso central.

8. Embutidos

La mayoría de las familias incluyen los embutidos en su dieta, pero estos alimentos son uno de los peores enemigos del sueño infantil. Se ha demostrado que las carnes procesadas, como el chorizo, el salchichón o las salchichas, son ricos en tiramina, un aminoácido que incrementa la producción de norepinefrina, el cual a su vez estimula al cerebro y reduce la sensación de cansancio.

9. Azúcar

Darle pasteles, dulces o refrescos a los niños antes de ir a la cama no es una buena idea. Los alimentos ricos en azúcar ofrecen un aporte energético instantáneo, lo cual aumenta los niveles de adrenalina, estimula al sistema nervioso central y mantiene activo al cerebro. Además, los dulces suelen ser ricos en grasas, las cuales también atentan contra el sueño infantil.

10. Alimentos diuréticos

Estos alimentos tienen la propiedad de estimular la actividad de los riñones, haciendo que los pequeños tengan que ir varias veces al baño durante la noche, o lo que es peor, que mojen la cama. Obviamente, esto les impedirá lograr un sueño reparador. Por eso, es conveniente evitar que consuman durante la noche alimentos ricos en agua, como la sandía, los pepinos o la berenjena. También se aconseja limitarles la ingesta de agua, al menos dos horas antes de acostarse.

Algunos de los alimentos más adecuados son las frutas y verduras, en especial las bananas, que son ricas en triptófano y magnesio, un relajante muscular. También se puede consumir carbohidratos complejos como los que contiene la pasta integral y la avena. Los frutos secos, la leche y el yogurt natural también son una buena opción.

Deja un comentario sobre “10 alimentos que afectan el sueño infantil”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!