La ansiedad en los niños con TDAH

TDAH ansiedad

Los niños con TDAH se enfrentan a muchos retos cotidianos. El hecho de que les cueste administrar el tiempo y tengan problemas con la organización de las tareas les genera una dosis adicional de ansiedad que a veces no son capaces de gestionar. De hecho, la ansiedad es uno de los trastornos más comunes en los niños hiperactivos, se estima que afecta a entre un 15 y un 30% de los pequeños diagnosticados con TDAH.

Los niños con TDAH tienen un riesgo tres veces mayor de padecer ansiedad, lo cual se debe a que presentan un déficit neurobiológico que afecta su capacidad de autocontrol emocional. Ello explica por qué suelen vivir las experiencias con más intensidad que el resto y son más vulnerables a padecer trastornos afectivos como la ansiedad.

¿Cómo identificar la ansiedad en los niños con TDAH?

En muchos casos, la ansiedad en los niños con TDAH pasa desapercibida, en gran parte debido a que sus síntomas suelen confundirse con los de la hiperactividad, lo que conlleva que solo se trate los signos de hiperactividad e inatención y, en cambio, se pasen por alto los síntomas ansiosos. Sin embargo, aunque a veces puede resultar difícil distinguir ambos trastornos, existen algunas señales que pueden alertar a los padres.

Si tu hijo presenta alguno de los siguientes síntomas es probable que además del TDAH también sufra ansiedad:

  • Tiene dificultad para conciliar el sueño, incluso cuando está cansado.
  • Sufre de insomnio y no descansa bien por las noches.
  • Llora y se niega a quedarse solo cuando tiene que separarse de ti o tu pareja.
  • Se muestra inquieto y agitado cuando debe hacer una tarea, sobre todo si esta le genera temor.
  • Presenta síntomas gastrointestinales con bastante frecuencia: náuseas, diarreas o dolor abdominal.
  • Reacciona de forma exagerada ante estímulos comunes.
  • A menudo se muestra nervioso porque tiene la sensación de que va a suceder algo “malo”.
  • Suele tener las manos frías y sudorosas, sobre todo cuando está a punto de empezar una actividad que le genera temor, como puede ser un examen.
  • Sufre de palpitaciones y taquicardia ante situaciones en las que no se siente cómodo.
Ansiedad en niños con TDAH

3 pautas para tratar la ansiedad en niños con TDAH

A menudo, los síntomas de la ansiedad disminuyen con el tratamiento para el TDAH, sobre todo cuando se incluyen sesiones de psicoterapia y técnicas de relajación. Sin embargo, a veces estos niños necesitan una ayuda extra para superar la ansiedad.

  1. Reconoce sus emociones. A veces los padres minimizan las emociones de sus hijos y no le dan importancia a sus síntomas porque piensan que es “cosa de niños”. Sin embargo, el primer paso para ayudar a tu hijo a superar la ansiedad consiste en reconocer que tiene el trastorno y que sus síntomas son reales. De esta manera, el pequeño se sentirá comprendido, lo cual le hará sentirse más seguro y, como consecuencia, su ansiedad disminuirá.
  2. Transmítele seguridad y confianza. Para los niños, sus padres son la principal fuente de protección y apoyo. Por eso, es importante que le hagas saber que estarás a su lado cuando llegue el momento de enfrentar sus temores y ansiedades. Así estarás fomentando una relación de confianza que le ayudará a enfrentarse a la ansiedad y le hará sentirse más confiado.
  3. Enséñale técnicas de autocontrol. Las técnicas de autocontrol no solo le servirán para aprender a gestionar su ansiedad sino también para controlar su hiperactividad y la falta de atención. Las más sencillas suelen ser las técnicas de respiración, como la técnica de respiración diafragmática o la “técnica del globo”. Sin embargo, también hay otras técnicas de autocontrol que pueden ser muy útiles como “tiempo fuera” o los abrazos de contención.

Deja un comentario sobre “La ansiedad en los niños con TDAH”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios