Cómo ayudar a mi hijo a hacer amigos

Ayudar a mi hijo a hacer amigos

Los amigos son una parte fundamental de la vida de un niño. Tenerlos es necesario para que se desarrollen socialmente y también para que refuercen multitud de habilidades, como las habilidades comunicativas o las sociales. Cuando un padre ve que a su hijo le cuesta tener amigos, es necesario que sea consciente primero si eso a su hijo le repercute de alguna manera o si es feliz así. Si es un niño introvertido y tiene pocos amigos, seguramente sea feliz así.

En cambio, si es un niño tímido y quiere tener amigos pero le cuesta tenerlos, entonces muy probablemente necesite tu ayuda y orientación para poder encontrar la solución más adecuada y mejorar su círculo de amigos. En este sentido, es muy importante que aprenda a hacer amigos y que si no tiene los recursos necesarios, le ayudes a tenerlos. Pero, ¿cómo ayudar a un niño a hacer amigos?

A continuación vamos a darte algunos consejos para que ayudes a tu hijo a que pueda tener amigos y que sea feliz gracias a eso también.

Llega a la raíz del problema

Es importante que hables con tu hijo para descubrir qué es lo que le está causando los problemas con las amistades. El conocimiento es imprescindible para poder saber cuál sería la actuación más adecuada. Así podrás ayudarle a hacer amigos de la forma correcta, es decir, de la forma en que lo necesita realmente.

Pregunta a los demás

Pregunta a aquellas personas que están cerca de tu hijo habitualmente, como en el colegio o en las actividades extra escolares. Las personas que interactúan con tu hijo de manera regular quizá tengan una perspectiva diferente a la que tú tienes como padre o madre. Puedes hablar con el maestro/a de la escuela, con sus hermanos, los vecinos, otros familiares… Quizá ellos puedan esclarecerte un poco lo que ocurre.

niño hacer amigos

Explícale para qué sirven las amistades

Quizá tu hijo no entiende bien qué significa tener amigos o qué es lo que se requiere para tenerlos. Por eso, es importante que tu hijo entienda conceptos tan básicos en la amistad como: empatía, reciprocidad y apoyo. Estos son los 3 pilares básicos para que una amistad sea duradera y que lo comprenda es necesario para que pueda tener amistades saludables. Es importante que no tenga amigos ‘por tener’ y que le traten mal. Quien no le merece no tiene por qué ser su amigo/a.

Ofrece tu ayuda a tu hijo

Hazle saber a tu hijo que no está solo y que siempre estarás a su lado para ayudarle en los momentos difíciles como este. El hecho de que sepa que estarás a su lado para ayudarle siempre que lo necesite, le hará sentirse seguro y mucho más confiado, por lo que si tiene miedo a ser aceptado o rechazado por otros, sabiendo que te tiene a su lado, podrá sentir la fuerza necesaria para aprender las habilidades sociales cuando lo requiera.

Sé un buen ejemplo

Tu hijo aprenderá de ti porque tú eres su modelo a seguir. Cuando te vea interactuar con los demás y mantener amistades sanas, contribuirá en gran medida al éxito que pueda tener en el futuro para hacer y mantener amigos.

Que no falten los buenos modales en casa

Aprendemos a ser quienes somos dentro del hogar familiar, y dependiendo de cómo se aprenda a ser allí se aprenderá a ser en el mundo exterior. Los niños suelen seguir el ejemplo de los padres y los hermanos, por eso, en un hogar no debe faltar ni el respeto ni los buenos modales.

Las relaciones de amistad requieren tiempo y energía, sobre todo cuando las personas son jóvenes y se encuentran iniciando su camino por el mundo. Con un poco de ayuda y mucho apoyo, los niños que anteriormente tuvieron dificultades para hacer amigos pueden experimentar la alegría que pueden traer la construcción de amistades sólidas.

Deja un comentario sobre “Cómo ayudar a mi hijo a hacer amigos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios