Las 5 mejores barreras de cama para tu hijo

Te ayudamos a escoger la barrera de cama ideal para bebés y niños

barrera cama

La transición de la cuna a la cama es un momento muy importante en el desarrollo infantil. Por lo general, ocurre alrededor de los dos o tres años, cuando los niños han alcanzado la madurez suficiente para dormir solos y tienen una percepción del espacio más consolidada. Se trata de un gran paso para el desarrollo de la autonomía y autoconfianza infantil, aunque si no queremos que termine siendo contraproducente conviene respetar los tiempos de cada niño y garantizar su seguridad en todo momento. En este sentido, las barreras o barandillas de cama se pueden convertir en un gran aliado.

¿Qué son las barreras de cama?

Las barreras o barandillas de cama son un accesorio de protección que reduce el riesgo de caídas accidentales mientras el niño duerme. Básicamente, se trata de una especie de valla que se coloca en los extremos laterales de la cama para garantizar la seguridad del pequeño y ofrecer tranquilidad a sus padres.

Teniendo en cuenta la instalación, existen dos modelos de barreras: las que se colocan bajo el colchón y las que se fijan a la estructura mediante un sistema de anclaje. También pueden ser fijas, es decir, que no pueden moverse una vez colocadas, o móviles que permiten plegarse para mayor comodidad. Además, hay barreras desmontables que suelen ser muy prácticas ya que permiten quitarlas y ponerlas cada día.

¿Qué debes tener en cuenta al elegir la barrera de cama más adecuada para tu hijo?

Elegir la barrera de cama más adecuada para tu hijo no es difícil, pero es importante tener en cuenta algunos aspectos para garantizar la seguridad y durabilidad de este accesorio. Lo primero es asegurarse de que la barrera cumpla con la normativa EN 1930: 2011 que rige la seguridad de cualquier tipo de barrera para niños. Y, en segundo lugar, apostar por materiales seguros y de calidad.

barrera cama bebé

En sentido general, las barreras de madera suelen ser una gran elección ya que son resistentes y muy bonitas, aunque si buscas unas realmente duraderas será mejor que te decantes por unas barreras de metal o aluminio. En cambio, si prefieres una opción más económica, las de plástico suelen cumplir muy bien su función y no son muy caras. Además, hay otras cuestiones que deberías tener en cuenta.

  1. Medidas de la barrera. Las medidas de la barrera están determinadas por el tipo de cama infantil y sus dimensiones. La mayoría de las camas infantiles suelen tener entre 140 y 150 cm de longitud, y en ese caso, lo ideal es apostar por una barrera de ese mismo largo o apostar por un modelo que se fije a la altura de la cabeza. Respecto a la altura, se recomienda elegir una barrera que sobrepase el colchón en al menos 16 cm. Si se trata de un colchón de altura estándar, la altura de la barrera debería alcanzar los 40 o 50 cm.
  2. Sistema de fijación. El sistema de fijación a la estructura de la cama es otro de los aspectos fundamentales a tener en cuenta. Si buscas una alternativa práctica y fácil de instalar, puedes apostar por los modelos que se fijan mediante rieles debajo el colchón y que se sujetan con el peso del niño. No obstante, si buscas barreras más resistentes y firmes, la mejor opción son las barreras que se fijan a la estructura a presión o con tornillos, son más complejas de instalar, pero mucho más sólidas.
  3. Seguridad y confort de la barrera. La seguridad de la barrera también es crucial. En este sentido, conviene asegurarse que la barrera tenga buenos acabados y bordes redondeados para reducir el riesgo de accidentes. Asimismo, se recomienda apostar por barreras con un recubrimiento acolchado que resulte cómodo al apoyarse y permita amortiguar posibles golpes. Una vez colocada es importante que no quede espacio entre la barrera y el colchón para prevenir que quede atrapada alguna de las extremidades del pequeño.

5 barreras para facilitar el tránsito de la cuna a la cama

1. Barrera abatible Jané

Confeccionada en acero, esta barrera abatible de Jané acompañará a tu bebé durante toda la adaptación a su nueva cama ya que es muy resistente y duradera. Al ser abatible, podrás abrirla con facilidad para hacer la cama o que el pequeño pueda bajar y subir sin problemas, aunque esto no significa que tu hijo también pueda moverla ya que cuenta con juntas laterales para le confieren un extra de resistencia al sistema. Además, protege al niño de posibles daños ya que cuenta con una red textil que no solo evita que se caiga sino que también amortigua los golpes. ¡Y tiene un diseño en blanco muy chulo que combina con prácticamente cualquier estilo de cama!

2. Barrera de cama Hot Mom

Si buscas una barrera de cama práctica y segura, este modelo de Hot Mom es una excelente opción. Ideal para la mayoría de las bases de cama, tiene una estructura muy sólida que le confiere un extra de resistencia y patas estables que ofrecen un agarre seguro al somier. Además, cuenta con una malla de nylon elástica que facilita la circulación de aire y mejora la visibilidad. ¡Y es plegable! Con solo presionar un botón puedes plegar la barrera para acceder a la cama con facilidad o guardarla sin ocupar mucho espacio, lo que la convierte en una excelente alternativa para los viajes con niños. Su delicado diseño con detalles de hojas está disponible en varios colores para que elijas el que prefieras.

3. Barrera de cama Safety 1st

Diseñada para niños de 18 meses a 5 años, esta barrera de cama es una excelente elección para garantizar la seguridad del peque mientras duerme. Cuenta con una resistente estructura de metal y el interior de malla para garantizar la circulación de aire y permitir una buena visibilidad en todo momento. Además, es muy fácil de montar ya que viene con los rieles montados, de manera que solo tendrás que ajustarlos al somier. Y es muy práctica: cuenta con un sistema de plegado compacto para que puedas llevarla en los viajes con los niños fuera de casa, a la vez que puede bajarse y subirse para que el peque pueda entrar y salir de la cama con comodidad.

4. Barrera de cama Leogreen

Fabricada con materiales no tóxicos, esta barrera con el sello de Leogreen es una apuesta segura para tu pequeño ya que tiene todas las esquinas redondeadas. Su estructura de acero le confiere un aspecto robusto y duradero mientras que su forro interior de malla de alta calidad evita que el pequeño se caiga de la cama, a la vez que mejora la circulación de aire y la visibilidad. Gracias a su sistema de plegado hacia arriba y abajo, esta barrera es muy cómoda ya que le permitirá al niño subir y bajar sin mucho esfuerzo. Y, para que puedas guardarla sin dificultad en un espacio reducido o puedas llevarla contigo en los viajes con niños, puede plegarse para hacerla más pequeña y maniobrable. Además, se adapta a prácticamente cualquier estilo de cama.

5. Barrera de cama Infantastic

Sencilla y práctica, esta barrera de cama de la marca Infantastic tiene todo lo que necesitas para mantener a tu hijo protegido mientras duerme. Su diseño minimalista y su sencillo sistema de anclaje la convierten en una barrera muy práctica que se adapta prácticamente a cualquier estilo de cama. Gracias a que está confeccionada en acero y plástico, tiene una estructura robusta para acompañar al pequeño durante mucho tiempo. Además, cuenta con una rejilla confeccionada en poliéster que mejora la visibilidad y favorece la circulación del aire para que el niño no pase calor. Y para facilitarte el trabajo, puedes lavar el tejido cuando se ensucie manteniéndolo siempre como el primer día. Está disponible en diferentes colores para que elijas el que prefieras.

Última actualización el 2021-04-14 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios