Los bebés no necesitan llorar: te necesitan a ti

Los bebés no necesitan llorar

No dejes a tu bebé llorar, no necesita llorar para dormirse, ni tampoco necesita llorar para tranquilizarse solo. Un bebé que llora te está diciendo que te necesita a su lado, que necesita tu calor para calmarse, que tiene hambre o quizá que se siente molesto por algo. Pero dejarle llorar sin más solo para ‘que aprenda’ a calmarse solo, no es la solución. Tu bebé te necesita, no necesita sentirse abandonado emocionalmente porque nadie atiende sus lágrimas.

La neurociencia confirma que dejar a los bebés llorar puede dañar gravemente su desarrollo a largo plazo, así como la relación con el mundo. Ahora sabemos que dejar a los bebés llorar les hará personas menos inteligentes, menos saludables, más ansiosas… y tendrán un desarrollo de personalidad mucho más pobre.

Consecuencias de dejar llorar al bebé

Si dejas a tu bebé llorar te sentirás mal, claro… Porque va en contra de tu instinto maternal. Tu bebé no llora para manipularte o para que pases sueño o te pongas de los nervios… Tu bebé llora para informarte sobre sus deseos y necesidades y que no puede informarte de otra manera. No hay otra forma posible de que tu bebé se pueda comunicar contigo y cuando te niegas a responder a su llanto, no le estás enseñando a tu bebé a ser independiente, le estás enseñando a que no se puede confiar en ti para satisfacer sus necesidades y cuidarle.

Por no mencionar que al dejar a tu bebé llorar puedes crearle un terror horrible por verse obligado a estar solo o que pierda la oportunidad de tener una nutrición adecuada, o a no poder disfrutar de una estimulación necesaria con sus padres como es el tacto y la calidez humana… Algo muy importante para su desarrollo. Dejar a tu bebé llorar para cumplir rutinas puede pasar por alto otras necesidades que esté sintiendo.

Los bebés gastan energía a través del llanto (es su modo de supervivencia) y evocará respuestas fisiológicas que aumentarán las hormonas del estrés, los bebés que lloran sin consuelo aumentan su frecuencia cardíaca, su temperatura corporal aumenta y también la presión arterial. Estas reacciones pueden provocar incluso que le suba la fiebre o que tenga vómitos… Esto puede representar un riesgo potencial de muerte súbita en bebés ya que son seres muy vulnerables.

Consecuencias de dejar llorar al bebé

Además, también pueden haber efectos emocionales a largo plazo. Hay pruebas de investigaciones que demuestran como el aumento de los niveles de la hormona del estrés puede causar cambios permanentes en las respuestas de estrés del cerebro en el desarrollo del bebé. Estos cambios pueden afectar a su memoria, a su atención, a las emociones e incluso, puede crear a una persona ansiosa para toda la vida e incluso, a tener predisposición a tener trastornos depresivos en su vida adulta.

Sí, dejar a tu bebé llorar puede producirle auto-consuelo, es la respuesta de derrota. Los bebés abandonan el llanto, descubren que no merece la pena seguir llorando… Estará aprendiendo la peligrosa indefensión aprendida.

Si llora es que te necesita a ti

Tu bebé cuando llora te necesita a ti para poder desarrollarse correctamente tanto física como emocionalmente. Tu bebé durante sus primeros seis meses de vida no quiere ningún capricho, no te está manipulando, sólo se está comunicando contigo: necesita alimento y tu protección. Pasó 9 meses en el vientre alimentado todo el tiempo y protegido, y cuando nace necesita lo mismo.

Necesita tu calor para sentirse bien, necesita escuchar tu latido del corazón y oler tu aroma. Nunca dejes llorar a tu bebé más de 5 minutos seguidos. Si atiendes a tu hijo y tiene sus necesidades emocionales cubiertas, estarás criando a un niño que se convertirá en una persona saludable y equilibrada.

Deja un comentario sobre “Los bebés no necesitan llorar: te necesitan a ti”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!