El castigo físico afecta profundamente el cociente intelectual infantil