Según la ciencia heredamos la inteligencia de nuestra madre