5 cosas que no puedes decirle a un padre con un hijo con TDAH

A veces el silencio es la mejor respuesta

Tener un hijo con TDAH no es algo fácil aunque sí es maravilloso. Tener un hijo es maravilloso, no importa cómo sea… siempre nos enseñará nuevas cosas en la vida. Hoy quiero hablarte sobre algunas cosas que no se puede decir a un padre que tiene un hijo con TDAH, pero que por desgracia… se dicen. Quizá sea por desconocimiento sobre qué es el trastorno, pero lo que está claro es que si conoces a algún padre con un hijo con TDAH, es mejor que te ahorres los siguientes comentarios.

1. Tienes un niño malcriado, sólo necesita más disciplina

Los niños con TDAH no necesitan más disciplina, necesitan una disciplina diferente. Ellos no siempre responden a la disciplina tradicional. Los niños (y también los niños con TDAH) necesitan medidas de refuerzo y disciplina positiva que son realmente efectivas. Pero un niño con TDAH no es un niño malcriado, quién piense eso es porque realmente no entiende qué es el TDAH.

2. Tu hijo es un maleducado

En muchas ocasiones los niños y niñas con TDAH se catalogan de niños/as maleducados/as porque contestan, porque son impulsivos y porque no están quietos (algo que molesta a las personas de alrededor). Pero esto no es algo que se arregle con educación, simplemente son síntomas del trastorno.

Muchos padres se sienten frustrados cuando no son capaces de manejar a sus hijos y lo último que necesitan escuchar es que todo eso es por culpa de ellos, porque “no han sabido educar a su hijo”.  Pero quien diga estas palabras, realmente es alguien que no sabe de lo que está hablando. Un niño (o niña) con TDAH no se comporta mal porque quiere portarse mal, no es una decisión que tome. Necesitan un tratamiento para mejorar su conducta, pero lo que realmente necesitan de su alrededor es compresión y no dedos acusadores.

Padres con un hijo con TDAH

3. Yo nunca medicaría a mi hijo

Es muy probable que si tu hijo tiene TDAH el médico te haya recomendado medicar a tu hijo puesto que es una condición médica. Algunos niños no necesitan medicación y tan sólo con algunos intervenciones conductuales es más que suficiente. Otros niños sin embargo, se benefician de la medicación (aunque no sea algo de vida o muerte, no es comparable como la medicación otras enfermedades). Quiero decir que la medicación no es “esencial” para la vida de un niño o niña con TDAH, pero es una gran medida para mejorar su calidad de vida, los niños lo notan y pueden mejorar sus habilidades en muchos aspectos. Por eso los padres deciden darle medicación a sus hijos con TDAH. Si no tienes un hijo con TDAH entonces no tienes derecho a decir que nunca medicarías a tu hijo en estos casos, además, que la decisión de los padres debe ser respetada porque todos los padres buscan lo mejor para sus hijos.

4. Antes ningún niño tenía TDAH

Grave error informativo. Los niños antes también tenían TDAH sólo que lo llamaban de otra manera. En la década de 1960 se le llamaba: disfunción cerebral mínima. Así mismo, no se reconoció como ahora, pero eso no significa que no existiera, sólo que no lo entendían y debían conocer más sobre este trastorno. Muchos niños con TDAH en épocas pasadas fueron etiquetado como “estúpidos”, “malos”, “flojos”, “tontos”, y un largo etc. No les comprendían, pensaban que no era necesario… les decían que nunca llegarían a nada.

5. El TDAH no es tan grave, todo el mundo tenemos un poco de “eso”

Es cierto que todo el mundo está distraído en algún momento, sobre todo si tenemos problemas en la cabeza que no nos permiten centrarnos en condiciones. También es cierto que todo el mundo se olvida de algo a veces, pero esto no es lo mismo que tener TDAH. Si dices esto es porque realmente no sabes qué es el TDAH y necesitas más información.

Un comentario sobre “5 cosas que no puedes decirle a un padre con un hijo con TDAH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!