¿Cuándo y cómo cortar las uñas al bebé recién nacido?

Cuándo y cómo cortar las uñas al bebé

Hay quienes afirman que a los bebés recién nacidos no se les pueden cortar las uñas porque luego crecerán con menos fuerza. Sin embargo, lo cierto es que no existe ningún estudio científico que indique que es dañino cortar las uñas a los bebés, todo lo contrario.

Algunos bebés nacen con las uñas muy largas, sobre todo cuando se retrasa la fecha prevista para el parto. En esos casos, no cortarle las uñas hará que al mover sus manos terminen arañándose el rostro. Por eso, si bien es cierto que las uñas de los bebés son muy blandas al nacer y que es necesario tener cuidado, puedes cortarlas si sobresalen demasiado del borde del dedo.

Además, no es conveniente mantener al bebé siempre con manoplas para evitar que se arañe. Las manoplas se deben reservar para el frío o mientras duerme, pero el resto del tiempo es preferible dejar sus manos libres.

¿Qué debes saber antes de cortarle las uñas a tu bebé?

Las uñas de los bebés suelen ser muy blandas, y están muy pegadas a los dedos, por lo que hasta que no adquieras un poco de práctica, te resultará difícil cortarlas. Esto se debe a que tu bebé ha acabado de salir de un entorno líquido, por lo que sus uñas son muy suaves, frágiles y quebradizas, justo como nos sucede a nosotros cuando nos damos un baño muy largo. Aproximadamente a partir de la tercera semana de vida, las uñas comienzan a endurecerse y hacerse más resistentes.

Por otra parte, los movimientos descontrolados de las manos de tu bebé tampoco te facilitarán la tarea. Por eso, lo ideal es cortarle las uñas cuando esté más relajado o incluso mientras duerme pero debes tener cuidado pues si se despierta y hace un movimiento brusco puedes cortarle sin querer. Después del baño los bebés suelen quedarse muy tranquilos, pero considera que a medida que vaya creciendo, debes incorporar esta práctica en su rutina de higiene para que más adelante no le tema a este momento.

uñas bebé rencien nacido

¿Cómo cortarle las uñas?

Puedes usar unas tijeras pequeñas, o un cortaúñas especial para bebés, que tienen las puntas redondeadas y disminuyen el riesgo de cortarle. Debes cortar prestándole una atención especial a las puntas y a que no queden irregularidades que después puedan producirle arañazos.

Lo ideal es que la uña quede apenas un poco por encima del borde de la piel y que no siga perfectamente la línea redondeada del dedo porque de esta manera previenes las uñas encarnadas, las cuales se producen debido a que la piel de los bebés es muy fina y favorece que las uñas se hundan en la carne cuando crezcan.

Para cerciorarte de que han quedado bien, puedes pasarle una gasa y ver que ninguna parte se adhiera a la uña. Este paso es importante porque las uñas de los bebés no se deben limar puesto que aún no tienen la dureza necesaria.

En cualquier caso, recuerda que siempre debes mantener las uñas de tu bebé muy limpias ya que así, en caso de que se arañe, disminuirá el riesgo de infección. Ten en cuenta que el color normal de la uña es rosado, con un pequeño semicírculo blanquecino en la base, si notas algún cambio, es conveniente que acudas al pediatra ya que podría tratarse de una infección o una anomalía de la uña al crecer.

¿Cada cuánto debes cortarle las uñas?

Cada bebé es diferente, por lo que no todos necesitan que les corten las uñas con la misma frecuencia. Como norma, puedes cortarle una vez a la semana las uñas de las manos y una vez al mes la de los pies puesto que estas crecen con mayor lentitud.

Deja un comentario sobre “¿Cuándo y cómo cortar las uñas al bebé recién nacido?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!