Palabras hirientes de un niño

Palabras hirientes de un niño

Artículo: ¡Déjame en paz! ¡Te odio, mamá!