Familia, Salud

El desarrollo del bebé de 13 meses de edad

bebe 13 meses
Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoEducadora, psicóloga y psicopedagoga

A los 13 meses el bebé ya es mucho más independiente. Es capaz de desplazarse solo por el entorno y ¡ya da sus primeros pasos sin ayuda! Esto, sumado a su insaciable curiosidad, le motivará a descubrir todo lo que lo rodea y empezar a vivir nuevas aventuras. Su desarrollo motor es aún inmaduro, pero ya controla mucho mejor sus movimientos, de manera que podrá realizar actividades que hasta este momento le resultaban inalcanzables como coger solo el biberón con sus dos manitas, hacer sus primeros garabatos con sentido o “correr” al encuentro de los padres cuando vuelven del trabajo. No hay dudas de que está cada vez más comunicativo y eso se reflejará en su interacción con las personas que lo rodean.

Cambios físicos en el bebé de 13 meses

A los trece meses el bebé parece un niño grande. A pesar de que su crecimiento y aumento de peso se ha ralentizado debido a que está mucho más activo, el bebé tiene un aspecto más esbelto y alargado que lo hace parece mayor. De hecho, ya empieza a tener mucho más pelo y es probable que tengas que cortárselo con más frecuencia. Sin embargo, los cambios físicos más notables a los 13 meses están relacionados con el desarrollo motor del pequeño que, aunque todavía inmaduro, le permite tener un mayor control de los movimientos que realiza.

A esta edad, el bebé tiene un mayor equilibrio y coordinación, lo que le permitirá dar sus primeros pasos solo sin ayuda de los adultos. De hecho, aunque sigue necesitando del apoyo de sus padres, no es extraño que el bebé empiece a rechazar su ayuda para caminar, bajar o subir de los muebles o ir de un sitio a otro. Es consciente de que tiene un mayor control sobre su cuerpo y quiere explotarlo al máximo para sentirse más independiente. Si es el caso, conviene dejarlo solo para que ponga a prueba sus habilidades y gane confianza en sí mismo.

Asimismo, el desarrollo motor fino del bebé también se desarrolla a pasos agigantados. Si hasta este momento podía tomar algunas cosas con sus manos y manipularlas, ahora hará gala de esta habilidad e intentará coger todo lo que esté a su alcance. Desde los juguetes del suelo, la manta de la cama o el pelo de mamá hasta el biberón, la comida o los lápices de colores. De hecho, a los 13 meses el bebé ya es capaz de hacer sus primeros garabatos más definidos y con sentido, todo un hito para su motricidad fina y el desarrollo de su pensamiento abstracto.

Desarrollo cognitivo y del lenguaje

A los 13 meses de vida el desarrollo cognitivo del bebé sigue avanzando rápidamente. Ya es capaz de observar y escuchar todo lo que sucede a su alrededor y responder a los estímulos de manera adecuada. Sin embargo, como aún no tiene muy desarrollada su capacidad atencional, le resultará difícil concentrarse durante mucho tiempo en una misma tarea. De ahí que se aburra con facilidad y pase de una actividad a otra con relativa frecuencia, un problema que irá perfeccionando con el paso del tiempo.

A esta edad el bebé es capaz de seguir algunas rutinas sencillas, lo que le permitirá ir adoptando algunos hábitos cotidianos. Será capaz de recoger sus juguetes, extender los brazos y piernas a la hora de vestirse, y alimentarse solo. Se trata del primer paso para que, más adelante, sea capaz de implementar hábitos más complejos que le ayuden a adaptarse a su entorno y le faciliten el día a día a todos en casa.

Asimismo, otro de los grandes avances a los 13 meses está relacionado con el desarrollo del lenguaje. A esta edad el pequeño ya tiene un mayor dominio del lenguaje: es capaz de decir “mamá” y “papá”, puede decir el nombre de sus juguetes preferidos, nombrar algunas partes del cuerpo, alimentos o animales, a la vez que comprende órdenes sencillas y puede entender lo que dicen sus padres. En este momento, el bebé mantiene una mayor interacción con las personas que lo rodean, puede pedir algunas cosas señalando con el dedo o diciendo directamente lo que quiere, hacerse entender cuando tiene una necesidad o llamar la atención de los adultos para que le hagan caso.

Alimentación y cuidados del bebé de 13 meses

A los 13 meses el bebé come prácticamente de todo. Su dieta está basada en frutas, verduras, cereales y carne, pero la leche sigue desempeñando un rol importante. No en vano, la Organización Mundial de la Salud recomienda mantener la lactancia materna hasta alrededor de los dos años de vida. Sin embargo, si ya no produces leche o te resulta imposible compatibilizar la lactancia con las responsabilidades cotidianas, puedes sustituir la leche materna por leche de fórmula o cualquier otra leche para brindarle al bebé el calcio y los demás nutrientes que necesita para seguir creciendo sano y fuerte.

Desarrollo bebé de trece meses

Asimismo, es un buen momento para introducir los alimentos que el bebé aún no conoce. Si no lo has hecho ya, puedes presentarle los cítricos, las carnes más intensas como el cordero o el pato, y verduras enteras como el brócoli o la coliflor. Eso sí, siempre de forma paulatina y esperando al menos uno o dos días antes de continuar con la dieta habitual o introducir otro alimento para asegurarse de que no tiene una reacción alérgica. A esta edad, el bebé estará preparado para comer en la mesa junto al resto de la familia, por lo que está bien que al menos una vez al día comáis todos juntos para que vaya adquiriendo este hábito.

Es importante tener en cuenta que a esta edad es normal que el bebé rechace algunos alimentos. Sin embargo, esto no significa que no le gusten, quizá simplemente le resulta extraño o no le apetecen ese día. Por eso, antes de asegurar que un alimento no es de su agrado y tirar la toalla, se recomienda brindárselo al menos cinco veces diferentes ya sea en su versión natural o como parte de una receta. Ten en cuenta que a los 13 meses también es habitual que haya días en los que el bebé no tenga mucho apetito. Se trata de una etapa completamente normal del desarrollo y no tiene que estar precisamente relacionado con que el bebé esté enfermo. Por tanto, deja que se alimente según sus necesidades y no lo obligues a comer más de lo que quiere.

La estimulación del bebé a los 13 meses

La estimulación del bebé de 13 meses estará enfocada sobre todo en el desarrollo de nuevas habilidades, tanto físicas como cognitivas, y el fortalecimiento de su sistema motor. Para ello es ideal apostar por los juegos interactivos ya que además de despertar su interés, permiten estimular la sociabilidad del pequeño desde una edad temprana. En este sentido, se recomienda apostar por actividades como los juegos con pelotas, los juegos de construcción o de habilidades que le permitan además mantenerse en movimiento y entrenar su coordinación y equilibrio.

Por supuesto, es importante seguir estimulando su desarrollo cognitivo con el uso de rompecabezas sencillos o juegos sensoriales que además de estimular su percepción visual y auditiva, le ayudan a desarrollar su capacidad para procesar información. De la misma manera, es fundamental seguir fomentando su lenguaje y comprensión leyéndole cuentos infantiles, preferentemente con dibujos, adaptados a su edad que llamen su atención y le permitan entrenar su concentración en una misma actividad.

El progreso de tu bebé mes a mes

Si estás interesado en seguir aprendiendo sobre el desarrollo de tu bebé, Etapainfantil.com tiene más recursos para ti. A continuación, te compartimos una tabla que incluye mes a mes los dos primeros años de vida del pequeño.

Mes 1Mes 7Mes 13Mes 19
Mes 2Mes 8Mes 14Mes 20
Mes 3Mes 9Mes 15Mes 21
Mes 4Mes 10Mes 16Mes 22
Mes 5Mes 11Mes 17Mes 23
Mes 6Mes 12Mes 18Mes 24

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *