7 cosas que no sabías de las cicatrices por cesárea

¿Tuviste cesárea para traer a tus hijos al mundo?

Cicatrices cesárea

Una de las preocupaciones más frecuentes de las madres que se someten a una cesárea se refiere a cómo quedará la cicatriz una vez que la herida haya sanado. Muchas son conscientes de que con las diversas técnicas de cirugía moderna las cicatrices apenas se notan, pero también saben que a veces pueden aparecer complicaciones que dejan una huella imborrable en sus cuerpos. Sin embargo, existen otros aspectos que a veces pasan por alto y que son necesarios conocer antes de someterse a una cesárea.

Algunos detalles importantes sobre las cicatrices por cesárea que probablemente no conoces

  1. Según la Asociación Americana de Ginecólogos y Obstetras, siempre que sea posible se recomienda realizar una incisión horizontal en una cesárea, en vez de decantarse por las heridas verticales. Las cesáreas verticales solo deberían implementarse en casos extremos, como cuando se trata de un bebé prematuro o cuando no viene con la cabeza hacia abajo ya que en estos casos existe un riesgo más elevado de que las heridas se abran y tardan más en cicatrizar.
  2. La cicatriz de una cesárea no debería exceder los 10 o 15 centímetros de longitud y los 3 milímetros de altura ya que a través de esta abertura el bebé puede salir sin grandes complicaciones. No obstante, en los casos en los que el bebé sea demasiado grande es probable que sea necesario hacer una incisión mayor. Obviamente, sus proporciones también dependerán de la habilidad quirúrgica del ginecólogo que asista la intervención.
  3. La cicatriz de una cesárea en el útero puede ser similar a la cicatriz que se percibe en el abdomen, pero también puede ser de forma vertical si el bebé viene en una posición demasiado incómoda o si se presenta una emergencia médica. En estos casos es conveniente que la madre conozca el tipo de incisión uterina que le han practicado ya que es importante que lo tenga en cuenta si en el futuro vuelve a salir embarazada y necesita recurrir nuevamente a una cesárea.
  4. La cicatriz de una cesárea puede provocar un intenso picor. El picor puede deberse al propio proceso de cicatrización y renovación de tejidos, pero también puede estar relacionado con la previa rasuración pélvica. De una u otra forma, es usual que la madre tenga un prurito intenso en la cicatriz, sobre todo en los primeros días, a la vez que puede presentarse una sensación de entumecimiento temporal que más tarde suele desaparecer.
Cicatriz cesárea

Cicatriz cesárea

  1. El tiempo de cicatrización de una cesárea varía de una mujer a otra dependiendo de varios factores como la nutrición, la rapidez con que se renuevan los tejidos y las atenciones médicas que reciba tras la cirugía. En la mayoría de los casos se recomienda que la madre espere al menos un año antes de volver a quedar embarazada ya que la herida en el útero suele tardar mucho más en cicatrizar que la herida del abdomen, la cual en un par de meses es probable haya cicatrizado del todo.
  2. Los puntos de una cesárea suelen retirarse entre los primeros 7 a 15 días. No obstante, en algunos casos puede tardar un poco más, sobre todo cuando se han producido complicaciones post-quirúrgicas. Las suturas intradérmicas no suelen retirarse ya que el propio organismo las reabsorbe y en pocas semanas habrán desaparecido del todo.
  3. Durante los primeros meses es usual que la cicatriz adquiera un color más oscuro que el resto de la piel de la zona. Sin embargo, con el paso del tiempo irá adquiriendo el mismo color que el resto de la piel y al llegar al año es probable que apenas se note. No obstante, esto puede variar de una mujer a otra ya que algunas son más propensas a crear queloides, una especie de inflamación fibrosa y alargada que suele aparecer en este tipo de cicatrices.

Deja un comentario sobre “7 cosas que no sabías de las cicatrices por cesárea”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios