Los determinantes explicados para los niños: ¿Qué son y cómo reconocerlos?

Qué son los determinantes, tipos y ejemplos

Determinantes

Los determinantes son uno de los temas que los niños aprenden en clase de lenguas. Ya sea que tu hijo esté aprendiendo estas palabras o tenga curiosidad por conocer qué función desempeñan dentro de la oración, te explicamos qué son los determinantes para que les enseñes de manera sencilla a identificarlos y clasificarlos.

¿Qué son los determinantes?

Los determinantes son palabras que acompañan a un sustantivo para concretar su significado. Su función consiste en destacar los sustantivos a los que se refiere y delimitar su concepto. En otras palabras, se trata de términos que determinan al sustantivo y lo diferencian de otros de su misma categoría. De hecho, pueden aportar información sobre el número, género, posesión y situación en el espacio de un sustantivo.

La mayoría de los determinantes se sitúan en posición pronominal, es decir, se encuentran delante del sustantivo. Sin embargo, hay ocasiones en las que también pueden ubicarse detrás, en cuyo caso se consideran adjetivos determinantes. Eso sí, concuerdan siempre en género y número con el sustantivo y, si el sustantivo se hace acompañar de un adjetivo, el determinante también concuerda con dicho adjetivo.

¿Cuál es la diferencia entre los determinantes y los pronombres?

Muchos niños suelen confundir los determinantes con los pronombres. Esto porque la mayoría de determinantes también pueden utilizarse como pronombres. Sin embargo, aunque se trata de los mismos términos y cumplen una función muy similar, los determinantes y los pronombres son palabras gramaticales diferentes. ¿Cómo diferenciarlos?

Básicamente, los determinantes son palabras que acompañan al sustantivo mientras que los pronombres lo sustituyen. Esto significa que un mismo término puede fungir como determinante si el sustantivo se encuentra explícito en la oración o como pronombre si está implícito.

Por ejemplo, en la oración “Esta casa es blanca”, el término “esta” desempeña la función de determinante ya que se refiere a una casa en particular que se menciona de manera explícita. Sin embargo, en la oración “Ésta es blanca”, la palabra “ésta” es un pronombre que se refiere a una casa en particular que no se menciona de manera explícita sino implícita.

Los principales tipos de determinantes

Los determinantes se clasifican teniendo en cuenta su relación con el sustantivo al que determinan.  Básicamente, pueden clasificarse en 4 tipos principales: los predeterminantes, los actualizadores, los cuantificadores y los interrogativos y exclamativos, aunque estos a su vez se catalogan en otras categorías.

1. Predeterminantes

Los predeterminantes son aquellos que se sitúan delante de los demás determinantes. En esta categoría se incluyen los términos: todo, toda, todos y todas. Ejemplo: “Lee todos los libros”.

2. Actualizadores

Se trata de determinantes que actualizan al sustantivo desde el punto de vista espacial, temporal y en el contexto. Dentro de este grupo se incluyen los artículos, los demostrativos y los posesivos.

  • Artículos. Indican si el sustantivo al que acompañan es determinado o indeterminado, es decir, si se conoce o no. Los artículos determinados son “el”, “la”, “los” y “las”, mientras que los indeterminados son “un”, “una”, “unos” y “unas”. También está el artículo neutro “lo”, que acompaña a adjetivos, adverbios y participios. Ejemplo: “El delfín nada rápido”.
  • Demostrativos. Indican la proximidad o lejanía del nombre o sustantivo respecto a la persona que habla. En ocasiones pueden funcionar como adjetivos determinativos o pronombres. Entre los determinantes demostrativos se incluyen los términos que implican cercanía, “este”, “esta”, “estos” y “estas”, los que hacen referencia a una distancia media como “ese”, “esa”, “esos” y “esas”, y los que denotan lejanía, “aquel”, “aquella”, “aquellos” y “aquellas”. Ejemplo: “Estos animales se comunican a distancia”.
  • Posesivos. Se utilizan para indicar a quién pertenece o quien posee el sustantivo al que acompañan. También indican si lo posee una o más personas. Al igual que los demostrativos, pueden funcionar también como adjetivos determinativos y como pronombres. Para referirse a una única persona se utilizan los determinantes “mi”, “mis”, “mío”, “míos”, “mía”, “mías”, “tu”, “tus”, “tuyo”, “tuya”, “tuyos”, “tuyas”, “su”, “sus”, “suyo”, “suya”, “suyos” y “suyas”. Para referirse a varias personas se usan los determinados “nuestro”, “nuestra”, “nuestros”, “nuestras”, “vuestro”, “vuestras”, “vuestro”, “vuestras”, “su”, “sus”, “suyo”, “suya”, “suyos” y “suyas”. Ejemplo: “Tu mascota está en mi casa”.
Tipos de determinantes

3. Cuantificadores

Son los determinantes que cuantifican al sustantivo o al núcleo del sintagma nominal. Dentro de este tipo de determinantes se incluyen los numerales y los indefinidos.

  • Numerales. Hacen referencia a la cantidad, número, orden, multiplicidad, divisibilidad o distribución del sustantivo al que acompañan. Dentro de esta clasificación se incluyen los determinantes cardinales “uno”, “una”, “dos”, “tres”, “cuatro”, “veinte”, “cien”…, los determinantes ordinales que indican posición “primer”, “primera”, “segundo”, “segunda”, “tercero”, “tercera”, “decimoquinto”, “decimoquinta”…También están los multiplicativos como “doble”, “triple”, “cuádruple”, “quíntuple”… los divisores como “mitad” y los distributivos “ambos” y “sendos”. Ejemplo: “El quinto caballo es el más veloz”.
  • Indefinidos. Indican una cantidad inexacta, indefinida o indeterminada. Se utilizan cuando se nombra a un ser u objeto de manera imprecisa ya sea porque no se conoce bien su identidad, género o número. Dentro de este tipo de determinantes se incluyen “algún”, “bastante”, “poco”, “demasiado”, “cierto”, “ningún”, “mucho”, “otro”, “algunos”, “bastantes”, “pocos”, “demasiados”, “ciertos”, “ningunos”, “muchos”, “otros”, “alguna”, “bastante”, “poca”, “demasiada”, “cierta”, “ninguna”, “mucha”, “otra”, “algunas”, “bastantes”, “pocas”, “demasiadas”, “ciertas”, “ningunas”, “muchas”, “otras”, “más”, “menos” y “tan”. Ejemplo: “Algunas leonas dejan de cazar a una edad temprana”.

4. Interrogativos y exclamativos

Se trata de los determinantes que introducen al sustantivo en oraciones interrogativas o exclamativas, es decir, se utilizan en las preguntas y exclamaciones. Por lo general, se usan al inicio de la oración.

  • Interrogativos. Indican una pregunta sobre la naturaleza o cantidad del sustantivo o núcleo del sintagma nominal. Dentro de estos se incluyen los determinantes “qué”, “cuánto” y “cuál”. En este caso se hacen acompañar siempre del símbolo de interrogación. Ejemplo: “¿Qué libro me recomendarías?”.
  • Exclamativos. Indican un sentimiento de sorpresa o emoción respecto al sustantivo o núcleo del sintagma nominal. Dentro de esta categoría también se utilizan los determinantes “qué” “cuánto” y “cuál”. ¿Qué los diferencia con los interrogativos? El uso del símbolo de exclamación. Ejemplo: “¡Qué grande!”.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios