Dieta mediterránea: Un menú familiar para toda la semana

La dieta mediterránea: la mejor opción

Dieta mediterránea

Seguir una dieta mediterránea desde una edad temprana es muy beneficioso para la salud infantil. Se ha demostrado que esta dieta reduce la probabilidad de padecer obesidad y diabetes infantil, a la vez que disminuye la aparición de diversos factores de riesgo de otras enfermedades. De hecho, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada en conjunto con otras instituciones, encontró que los niños que siguen la dieta mediterránea desde una edad temprana crecen de forma más saludable y enferman menos, en comparación con los pequeños que llevan otras dietas.

Asimismo, otra investigación, esta vez realizada por expertos de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, encontró que apostar por una dieta mediterránea aumenta el volumen cerebral y la materia gris en el cerebro, lo cual estimula el proceso de aprendizaje, fomenta el desarrollo de las funciones cognitivas y ralentiza la muerte neuronal a largo plazo.

Básicamente, se trata de una dieta muy saludable que aporta una gran cantidad de fibra, minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales, a la vez que es una fuente importante de antioxidantes. Esto porque se basa en el consumo de alimentos naturales como frutas, verduras, frutos secos, legumbres y hortalizas, a la vez que enfatiza en el uso de grasas saludables como el aceite de oliva y los ácidos grasos omega 3, 6 y 9 que se encuentran principalmente en los pescados azules.

Además, otra de sus mayores ventajas es que se trata de una dieta muy versátil que admite una gran variedad de platos que harán las delicias de grandes y pequeños en casa.

dieta mediterranea menu semanal

Menú mediterráneo familiar

Lunes

Desayuno: Zumo de naranja. Tostadas integrales con miel. Manzana.
Almuerzo: Yogurt desnatado con frutas del bosque frescas. Galletas integrales.
Comida: Judías verdes estofadas. Filete de pavo a la plancha con brócoli al vapor. Flan de leche bajo en azúcar.
Merienda: Macedonia de frutas frescas.
Cena: Berenjenas al horno. Dorada a la plancha.

Martes

Desayuno: Leche de avena. Tostadas integrales con queso. Naranja.
Almuerzo: Bocadillo de pan integral con jamón de pavo, tomate y lechuga. Batido natural de plátano.
Comida: Sopa de tomate. Albóndigas de merluza guisadas con patata. Tarta de zanahoria baja en azúcar.
Merienda: Yogurt desnatado con frutos secos.
Cena: Pollo al horno con champiñones y setas varias. Ensalada de verduras al vapor.

Miércoles

Desayuno: Zumo de melocotón. Galletas integrales. Kiwi.
Almuerzo: Tostada integral con aceite de oliva y pavo. Macedonia de frutas.
Comida: Lentejas con verduras. Macarrones con tomate y queso. Natilla de chocolate baja en azúcar.
Merienda: Bocadillo de mantequilla de cacahuetes sin azúcar.
Cena: Lubina a la plancha. Calabacín a la plancha.

Jueves

Desayuno: Leche desnatada con cereales integrales. Naranja.
Almuerzo: Yogurt desnatado con frutos secos. Bocadillo de pan integral con queso fresco y pepino.
Comida: Crema de calabacín con orégano y pimienta. Magro de cerdo con champiñones. Plátano flameado con cacao.
Merienda: Manzana. Tostada integral con miel.
Cena: Pizza mediterránea.

Viernes

Desayuno: Zumo de naranja. Tostadas integrales con aceite de oliva. Banana.
Almuerzo: Barrita de cereales integrales sin azúcar. Batido natural de pera.
Comida: Salteado de garbanzos con guisantes, cebolla y tomate. Atún a la plancha con coliflor al vapor. Arroz con leche bajo en azúcar.
Merienda: Bocadillo de fiambre y queso fresco con tomate.
Cena: Tortilla de pimiento y cebolla. Ensalada de endibias y pepino.

Sábado

Desayuno: Yogurt desnatado. Magdalenas integrales con miel. Macedonia de frutas.
Almuerzo: Leche desnatada con salvado de avena. Arándanos.
Comida: Sopa de marisco. Paella mixta. Tarta de almendras baja en azúcar.
Merienda: Tostada con mermelada baja en azúcar.
Cena: Acelgas rehogadas con ajos tiernos. Pollo a la plancha.

Domingo

Desayuno: Leche desnatada. Tostadas integrales con aceite de oliva y fiambre. Mandarina.
Almuerzo: Yogurt desnatado con grosellas frescas. Kiwi.
Comida: Ensalada mixta. Lasaña de espinacas. Pudín bajo en azúcar.
Merienda: Batido de cacao.
Cena: Crema de zanahoria y calabaza. Caballa a la plancha.

Un comentario sobre “Dieta mediterránea: Un menú familiar para toda la semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios