Disfraces caseros para los niños en Halloween

Es fácil disfrazar a los niños en Halloween, ¡puedes hacerlo en casa!

Disfraces halloween caseros

Halloween se acerca. Los niños lo saben y ya están expectantes. De hecho, muchos pequeños ya están eligiendo el disfraz lucirán durante la noche del 31 de octubre. Sin embargo, no es necesario comprar un disfraz caro en la tienda, puedes hacerlo en casa y obtener un look terrorífico. De esta manera no solo lograrás ahorrar sino que te asegurarás de que su disfraz es original. Y si involucras a tu hijo en su confección, incluso os divertiréis muchísimo.

Siete disfraces de Halloween para niños que puedes confeccionar en casa

1. Disfraz de momia egipcia

Disfraz casero de momia egipcia para Halloween

Disfraz casero de momia egipcia para Halloween

Este es uno de los disfraces más simples de hacer pues solo necesitarás un leotardo blanco y un rollo de papel higiénico o de gasa antiséptica para envolver suavemente al niño. Si prefieres darle un aire envejecido al disfraz de momia todo lo que tienes que hacer es añadir el leotardo y la gasa en una infusión de té o café frío. Cuando hayas terminado, puedes añadir algunas manchas rojas con un rotulador o un lápiz para imitar la sangre y darle una apariencia más terrorífica.


2. Disfraz de vampiro

Disfraz casero de vampiro para Halloween

Disfraz casero de vampiro para Halloween

Este es uno de los personajes que más atrae a los niños en Halloween debido a las misteriosas leyendas sobre los vampiros que han pasado de una generación a otra. Lo mejor es que se trata de un disfraz muy sencillo de confeccionar pues basta que tengas a mano un pantalón o una falda negros, una camisa blanca o roja y una capa negra ancha. El resto será cuestión de maquillaje, que deberá enfatizar en la tez blanca y los afilados colmillos del vampiro.


3. Disfraz de bruja

Disfraz infantil de bruja para Halloween

Disfraz infantil de bruja para Halloween

Se trata de uno de los disfraces clásicos de Halloween y además, es muy fácil de confeccionar. Para diseñarlo necesitarás una ropa negra, unas medias a rayas y un sombrero de pico, que puedes hacer de cartón. También puedes añadir algunos detalles para complementar el disfraz, como un cubito con forma de calabaza, una varita o una pequeña escoba de madera. Eso sí, no olvides que tendrás que dedicarle tiempo al maquillaje porque será el toque final que realzará el disfraz.


4. Disfraz de esqueleto

Disfraz de esqueleto para Halloween

Disfraz de esqueleto para Halloween

Los niños lo adoran y es uno de los disfraces más divertidos y fáciles de diseñar, así que manos a la obra. Solo necesitaréis una ropa negra, preferentemente que sea una pieza completa. Luego será cuestión de creatividad, puedes pintar los huesos sobre la ropa con un rotulador blanco, ponerle unas pegatinas o coser unos pedazos de tela blanca con forma de huesos. El resto se complementa con un buen maquillaje.


5. Disfraz de fantasma

Disfraz casero de fantasma para Halloween

Disfraz casero de fantasma para Halloween

Aunque los niños de hoy no suelen creer en los fantasmas, les encantará disfrazarse como uno para ahuyentar a todos los que se crucen en su camino. Lo mejor de todo es que se trata de un disfraz sencillísimo pues solo necesitarás una sábana blanca vieja, a la que le debes hacer unos agujeros para los ojos. Luego solo necesitas acentuar algunos rasgos en el rostro del fantasma, usando pintura o rotuladores negro y rojo.


6. Disfraz de zombi

Disfraz casero de zombi para Halloween

Disfraz casero de zombi para Halloween

Es un disfraz muy fácil de hacer pues solo necesitarás una ropa vieja que se pueda despedazar. Ni siquiera tendrás que recurrir a las tijeras pues lo original de este disfraz es conseguir un efecto de tela deshecha, por lo que tendrás que rasgar la ropa con las manos. Para proteger al niño del frío de la noche utiliza un mono deportivo debajo, preferentemente negro, y ponle el disfraz encima.


7. Disfraz de calabaza

Disfraz infantil de calabaza en Halloween

Disfraz infantil de calabaza en Halloween

Se trata de uno de los disfraces clásicos de Halloween. Para diseñarlo necesitarás recortar dos patrones ovalados de tela de color naranja. Luego cose ambas partes dejando solo cinco aberturas: una para la cabeza y cuatro para los brazos y las piernas. Una vez terminado, solo resta rellenar el disfraz con algodón para conseguir volumen y añadirle los detalles típicos de la calabaza con rotuladores de colores.

Deja un comentario sobre “Disfraces caseros para los niños en Halloween”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!