El dolor abdominal en el embarazo

Dolor abdominal embarazo

Un poco de dolor abdominal durante el embarazo es normal. Después de todo, los órganos están cambiando constantemente, tu útero se está expandiendo y tus ligamentos se están estirando. No nos podemos olvidar que las náuseas matutinas también te harán sentir el estómago algo irritado. El dolor abdominal durante el embarazo puede ser mucho más grave -aunque sea menos frecuente-.

Es necesario aprender a entender los dolores y las molestias, porque solo así podrás saber con certeza cuando ha llegado el momento para llamar al médico y obtener realmente la ayuda que necesitas.

Causas del dolor abdominal que no son graves

El útero crece

A medida que el útero crece se desplaza el intestino. Puede provocar náuseas, una sensación de sentirse lleno con facilidad o sentir distensión en el abdomen. Lo ideal es comer más comidas frecuentes y en pequeñas porciones, hacer ejercicio de forma regular, descansar y vaciar la vejiga con frecuencia.

Dolor en los ligamentos

Cuando el útero se agranda, estira los ligamentos que se encuentran en la parte delantera del útero y debajo de la ingle. Esto puede hacer que sientas un malestar abdominal inferior que se irradia hacia la ingle, puede ser agudo y punzante cuando cambia de posición o dolor leve de forma constante.

Por lo general, comienza en el segundo trimestre y suele mejorar por sí solo. Aunque si experimentas molestias realmente incómodas, entonces será buena idea que preguntes a tu ginecólogo si debes tomar algún tipo de medicamento que sea apto para el embarazo.

Gases y estreñimiento

Los gases y el estreñimiento son causas que pueden provocar dolor en el abdomen durante el embarazo. La progesterona es una hormona que aumenta durante el embarazo y ralentiza el tracto gastrointestinal, por lo que los alimentos viajan más lento a través de él. Para combatir el estreñimiento, debes beber mucha agua y comer alimentos ricos en fibra. Si tienes un estreñimiento muy severo tu médico o matrona pueden recomendarte un laxante o un suplemento de fibra.

Contracciones de Braxton Hicks

Las contracciones de Braxton Hicks no están asociadas con la dilatación del cuello del útero, aunque son molestas son benignas. El truco consiste en diferenciar estas contracciones de práctica con las contracciones del parto real. Las verdaderas contracciones tienden a acercarse cada vez más y a estar menos espaciadas en el tiempo. Si puedes mantener una conversación, ver la televisión o leer… entonces muy probablemente las contracciones no son un indicador de parto.

Dolor abdominal durante el embarazo

La deshidratación puede desencadenar contracciones de Braxton Hicks, así que asegúrate de beber líquidos en abundancia. Si las contracciones persisten, o si no estás seguras de si son de Braxton Hicks o contracciones verdaderas, llama a tu ginecólogo.

Causas graves del dolor abdominal

Muchas mujeres tienen embarazos sanos, pero las complicaciones graves pueden requerir una atención inmediata de tu ginecólogo. Algunas causas de alerta a tener en cuenta incluyen sangrado, dolor severo, fiebre y alteraciones visuales.

  • Embarazo ectópico. El óvulo se implanta en otro lugar fuera del útero, normalmente en las trompas de Falopio. Un embarazo ectópico no se puede llevar a término y debe ser interrumpido.
  • Aborto involuntario. Cuando las mujeres experimenta un dolor abdominal en el primer trimestre pueden preocuparse por si es un aborto involuntario. Los síntomas deben incluir sangrado y cólicos.
  • Parto prematuro. Si experimentas contracciones regulares antes de las 37 semanas de embarazo, te duele la espalda de forma persistente… puede que tengas un parto prematuro. No tendrás que esperar a que pase, deberás acudir de inmediato a la sala de urgencias.
  • Desprendimiento de la placenta. Tu placenta es la fuente de oxígeno y nutrientes para tu bebé. En casos poco frecuentes la placenta puede separarse de la pared uterina, es una complicación peligrosa y puede ocurrir en el tercer trimestre.
  • Preeclampsia.  La preeclampsia puede desarrollarse en cualquier momento después de 20 semanas de embarazo, por eso tu médico te medirá siempre la tensión en cada cita. Cuando la preeclampsia es grave, puede estar acompañada de dolor en la parte superior derecha de su abdomen, así como náuseas, dolores de cabeza, hinchazón y alteraciones visuales, como luces parpadeantes. Si sospechas que puedes tener preeclampsia, llama a tu ginecólogo obstetra inmediatamente.
  • Otras causas: infección del tracto urinario, apendicitis y cálculos biliares.

Deja un comentario sobre “El dolor abdominal en el embarazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!