El elfo travieso, una divertida tradición para disfrutar en Navidad

elfo travieso

La Navidad es una época mágica que está llena de tradiciones. Algunas, como la del calendario de adviento o la llegada de Papá Noel, son muy antiguas mientras que otras no tienen tanta historia a sus espaldas pero son igual de divertidas y les hace gran ilusión a los niños, como por ejemplo, la tradición del elfo travieso o “Elf on the shelf”, el elfo de la estantería, como se le conoce originalmente.

Si bien se trata de una tradición que surgió hace poco más de una década, ha conseguido robarse el corazón de los pequeños rápidamente y expandirse por todo el mundo. ¿La conoces? Te contamos cómo surgió esta bonita tradición y te brindamos algunas ideas para que puedas recrearla en casa la próxima Navidad.

La historia detrás del elfo travieso

La tradición del elfo travieso tiene su origen en un libro titulado “The Elf on the Shelf: A Christmas Tradition”. Editado en 2005, el libro narra la historia de los traviesos y soplones elfos que trabajan cada Navidad para ayudar a Santa Claus a preparar los regalos para los niños de todo el mundo. En el libro, estos pequeños personajes se esconden por la casa, jugando a una especie de escondite con la familia, para descubrir lo que hace cada miembro en su día a día. Al llegar la noche, vuelven al Polo Norte para contarle a Santa cómo se han portado los niños y regresan al día siguiente, antes que todos se despierten, para seguir sorprendiendo a todos en casa.

Sin embargo, cuenta el libro que no es hasta que los niños “adoptan” y dan nombre a estos elfos que cobran vida y empieza la magia. En la versión original del libro, los pequeños pueden escribir el nombre del elfo y la fecha en que lo acogieron en casa en la contraportada para comenzar a vivir una de las tradiciones más chulas de la Navidad. A partir de ese momento, es tarea de los padres colocar al elfo en diferentes ubicaciones de la casa cada jornada y crear bonitas y divertidas historias sobre este personaje para crear un ambiente navideño mágico.

¿Cómo dar vida a tu propio elfo travieso?

Más allá de la figura del elfo travieso en sí, lo más importante en esta tradición son las historias que se recrean en torno a este personaje. Por tanto, ya sea que tengas el elfo travieso original o cualquier otra versión, te ofrecemos algunas ideas muy chulas que puedes representar en casa para convertir esta tradición en una experiencia mágica para los niños y hacerles menos larga la espera hasta la Navidad mientras disfrutáis juntos de muchas horas de diversión.

1. Prepara una ceremonia de adopción

En la versión original “The Elf on the Shelf: A Christmas Tradition” además del libro, también se incluye una figura de elfo travieso y un certificado de adopción que los niños deberán rellenar para hacer que la magia comience. Pues bien, ya sea que cuentes con esta versión o hayas confeccionado tu propio certificado, puedes organizar una ceremonia en casa para celebrar la firma del certificado de adopción. Por ejemplo, puedes decorar el salón con unos globos y detalles navideños y preparar unas galletas u otros aperitivos para celebrar la ocasión.

2. Coloca al elfo en diferentes escenarios

Sin duda, una de las partes más divertidas de la tradición del elfo travieso consiste en las travesuras que hace este personaje durante la noche y que sorprenden a los niños cuando las descubren. Por tanto, sé creativo y recrea distintos escenarios divertidos con el elfo como protagonista. Por ejemplo, puedes colocarlo en la nevera abrazado a la bebida preferida del peque, en la encimera con la cabeza dentro de un bote de galletas, en el sofá con el mando de la tele encima o en una mesa sobre las páginas abiertas de un libro.

elfo travieso navidad

3. Fomenta la camaradería del elfo con otros juguetes

Una idea muy chula que a los niños les hará muchísima ilusión será ver cómo el elfo travieso juega y pasa tiempo con sus juguetes favoritos. Deja volar tu imaginación y recrea un pequeño camping, una cena o un día de tiendas en el que el elfo se divierta con algunos de los muñecos preferidos de los niños. Por supuesto, también puedes colocar al elfo al volante de uno de los cochecitos del pequeño o ponerle en las manos uno de sus bebés de juguete. La idea consiste en transmitir que tanto el elfo travieso como sus otros juguetes cobran vida durante la noche y se divierten juntos.

4. Haz manualidades con los niños para agasajar al elfo

Otra idea muy bonita para disfrutar de esta tradición consiste en invitar a los niños a hacer algunas manualidades para obsequiar a su amigo elfo travieso. Podéis entreteneros haciéndole un nuevo traje, un pequeño sombrero o un maletín de viaje en el que pueda colocar sus pertenencias más básicas para ir cada noche al Polo Norte. También podéis prepararle unas galletas navideñas o hacerle una pequeña mantita para que no pase frío. Incluso, los niños pueden aprovechar para redactarle alguna carta a Santa Claus con sus mejores deseos para Navidad.

5. Coloca junto al elfo pequeños obsequios para los niños

Por supuesto, no solo los niños pueden prepararles algunos obsequios al elfo travieso, este personaje también puede traerles a los peques algunos regalos del Polo Norte. Desde una manzana, una banana o un lápiz navideño para que los niños escriban la carta con sus deseos a Santa Claus hasta una misiva del propio Santa Claus animando a los peques a seguir portándose bien para recibir su regalo de Navidad. Sin duda, se trata de una idea muy chula que seguramente motivará muchísimo a los niños y les hará la espera hasta Navidad más corta.

3 elfos traviesos para hacer realidad la tradición

Sin duda, el protagonista de esta tradición es el elfo travieso por lo que es importante tener uno en casa. Si tienes habilidades con las manualidades, podrás confeccionar tu propio elfo travieso. Solo necesitarás un poco de tela roja y blanca, relleno para dar forma al cuerpo, unos ojos saltones y marcador negro para destacar el resto de detalles. Sin embargo, si no quieres complicarte demasiado también puedes encontrar estos elfos traviesos en Amazon. He aquí algunos muy bonitos que seguramente a los niños les encantarán.

1. Libro y elfo travieso

Se trata de la versión original de The Elf on the Shelf que dio origen a esta tradición, por lo que es una alternativa ideal para reproducir la historia al pie de la letra. El set incluye el libro con el cuento de los elfos ayudantes de Santa Claus, así como una figura de elfo travieso. Además, una vez que los niños hayan puesto nombre a su elfo, podrán obtener un certificado oficial de adopción. Eso sí, vale destacar que el libro viene en inglés, por lo que es ideal para que los peques practiquen este idioma, aunque también hay una versión en español.

2. Libro y figura de elfo

Si buscas la versión en español de la historia del elfo travieso, Cefa Toys la tiene. Se trata de un set que incluye el libro que cuenta la vida de los pequeños elfos ayudantes de Santa Claus y una figura para que puedas reproducir tus propias historias en casa. Una vez que inscribas el set con el nombre que el niño le ha puesto al elfo, podrás descargar un certificado de adopción y una carta personalizada de Santa Claus dirigida al más pequeño.

3. Elfo flexible

Por supuesto, también puedes adquirir la figura del elfo travieso sola y contarle la historia por tu cuenta a los pequeños de casa. En ese caso, este elfo flexible de Elves Behavin Badly puede ser una buena opción para colocarlo haciendo travesuras por toda la casa. Esto gracias a que puede adaptarse a cualquier superficie, a la vez que tiene velcro en las manos para que se puedan pegar y sujetar objetos. Además, es muy resistente, por lo que seguramente os regalará muchísimas navidades divertidas.

Última actualización el 2023-02-03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios