La etapa infantil, del nacimiento a la pubertad

Conoce las fases que distinguen a la etapa infantil

etapa infantil

La etapa infantil es uno de los períodos más hermosos en la vida de un niño y su familia. Se trata de la primera etapa del desarrollo, una fase fundamental en el crecimiento y la formación de la identidad, que sienta las bases para la adultez. Sin embargo, aunque es una etapa preciosa en la que disfrutamos de los niños crecer, también encierra numerosos cambios que a menudo pasamos desapercibidos y que es importante conocer.

¿Qué se entiende por etapa infantil?

Los expertos definen la etapa infantil como el período que abarca desde el nacimiento de una persona hasta el comienzo de la pubertad. También conocida como niñez es una etapa fundamental en el desarrollo biológico y psicosocial, que sienta las bases para la posterior formación de nuestra identidad como personas. De hecho, en este período tiene lugar el mayor y más rápido crecimiento de toda la vida con la vertiginosa progresión de las estructuras esqueléticas y musculares.

Sin embargo, quizá el gran hito de la etapa infantil se relacione con el desarrollo psicológico que se alcanza en este período. A la par del desarrollo cerebral, durante la infancia se consolidan las funciones cognitivas, toman forma las emociones y los sentimientos y se perfila la personalidad. En esta etapa también se desarrollan las herramientas psicológicas básicas para la gestión de las emociones, el autocontrol y la resolución de problemas, a la vez que se estructuran las habilidades sociales.

¿Cuáles son las 3 fases más importantes de la etapa infantil?

La etapa infantil es un período de muchos cambios, por lo que a pesar de ser relativamente corta en comparación con otras etapas de la vida, atraviesa por fases muy diferentes entre sí. Para facilitar su comprensión y estudio, los expertos han dividido la infancia en tres etapas principales: primera infancia, etapa preescolar y etapa escolar.

1. Primera infancia

La primera infancia tiene lugar desde el primer al tercer año de vida, por lo que suele coincidir con el momento en el que los niños asisten a la guardería. Se trata de una etapa de adquisiciones muy importantes en el que los peques adquieren muchas habilidades. A esta edad se desarrolla el lenguaje hablado, primero a través de palabras sueltas y, más tarde, mediante frases simples que poco a poco van ganando en complejidad.

En este período, predomina el pensamiento concreto y la capacidad de análisis es aún incipiente, pero a pesar de ello los niños ya son capaces de sacar conclusiones básicas y notar la causa-efecto en los fenómenos que les rodean. A esta edad se distinguen por tener un comportamiento fundamentalmente egocéntrico, lo que significa que actúan como auténticos protagonistas de su vida ya que solo son capaces de distinguir conceptualmente su existencia.

Desde el punto de vista físico, en la primera infancia la estructura musculoesquelética de los niños se desarrolla considerablemente, se reduce la diferencia de tamaño entre la cabeza y el resto del cuerpo y la marcha gana estabilidad. A esta edad también empiezan a ganar control sobre sus esfínteres.

2. Etapa preescolar

La etapa preescolar se extiende desde los 3 a los 6 años. A esta edad, los niños van ganando más destrezas y habilidades, a la vez que muestran una mayor curiosidad por descubrir el mundo que les rodea. En esta etapa, el pensamiento abstracto sigue estructurándose y el egocentrismo va dando paso a las habilidades de atribuir intenciones, motivaciones y creencias a los demás. Asimismo, los niños ya son capaces de identificar emociones básicas y de expresar sus sentimientos.

Entre otros factores, esto se debe a que en esta etapa cobra fuerza el proceso de mielinización del cerebro, un fenómeno que mejora la conectividad entre las neuronas y favorece la activación a la misma vez de distintas zonas cerebrales. Esto no solo sienta la base para el desarrollo de las funciones cognitivas sino que además facilita la adquisición de conceptos más complejos. Ello explica por qué a esta edad los niños ya son capaces de entender historias sencillas, ponerse en el lugar de los demás y hacer análisis simples.

fases etapa infantil

Desde el punto de vista físico, en la etapa preescolar los niños siguen creciendo a una velocidad vertiginosa, a la vez que desarrollan habilidades más complejas. De hecho, a esta edad la mayoría de los niños ya dominan el movimiento de la pinza y cuentan con un mayor control de sus habilidades manuales finas. Asimismo, tienen una marcha mucho más estable y ya muchos niños han logrado el control de sus esfínteres, un paso muy importante en su desarrollo.

3. Etapa escolar

La etapa escolar es la última fase de la infancia y comprende el período que va de los 6 a los 12 años. Se trata de una etapa particularmente estimulante para el desarrollo infantil ya que se instaura el pensamiento abstracto. Esto significa que los niños pasan de pensar en términos concretos a entender conceptos abstractos y lógicos. Entre otras razones, se debe a que la mielinización sigue su curso y a que los lóbulos frontales empiezan a comunicarse mejor con otras partes del cerebro, facilitando el desarrollo de la atención, la toma de decisiones conscientes y de las funciones ejecutivas.

Como esta etapa suele coincidir con el comienzo de la escuela, las relaciones sociales empiezan a cobrar especial relevancia. Los niños empiezan a hacer sus primeros amigos, desarrollan mayores habilidades sociales y son capaces de ponerse en el lugar de los demás de manera más empática. Sin embargo, esto también trae aparejado una mayor disciplina y organización ya que tendrán que adaptarse a un horario y a determinadas normas completamente nuevas. Asimismo, a esta edad los niños suelen tener un mayor autocontrol, aunque aún son muy propensos a la impulsividad.

Desde el punto de vista físico, en la etapa escolar los niños suman unas cuantas tallas y empiezan a ganar mayor control muscular. A esta edad, se caracterizan por ser muy activos físicamente y por tener más resistencia. Asimismo, es la etapa en la que suelen empezar a interesarse por las diferencias de género y por descubrir su propio cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios