25 frases que una madre de un niño con TEA no quiere escuchar

Madre de niño con TEA

Ser madre no es fácil, esto se sabe desde que se tiene a un hijo en los brazos por primera vez, ¡incluso en el embarazo ya nos hacemos una idea de todo lo que está por llegar! Las preocupaciones constantes, el miedo de que todo esté bien… Pero si además el hijo nace con algún tipo de problema, todo se vuelven obstáculos, ¡y no se necesitan más! Por eso, vamos a hablarte sobre algunas cosas que una madre de un niño con TEA no quiere escuchar.

El TEA, la familia y la sociedad

Un niño con TEA (Trastornos del Espectro Autista) requiere una atención especializada tanto en la escuela como en el hogar. Una madre o un padre con hijos que tienen esta condición lo saben bien. Saben que la vida no siempre es igual de fácil como se la habían imaginado, pero lo que no van a tolerar son ciertos comentarios de personas, que en realidad, no tienen ni idea de cómo es su vida diaria.

Aunque es cierto que aún queda mucho camino por recorrer en la sociedad y en la inclusión, algunos padres que no conviven con el TEA en su hogar se pueden asombrar en diferentes situaciones. Como cuando hay una crisis, cuando los niños entran en bucle emocional, con las conductas desadaptativas, etc. Para ellos no es algo normal y no comprenden qué es y por qué ocurre. Por eso la información y la inclusión son tan importantes aún a día de hoy en nuestra sociedad.

Por esa falta de información es normal que otras personas que no conviven con el TEA en sus vidas, no sepan qué hacer, cómo actuar o ni siquiera qué decir. Esto se entiende perfectamente y la verdad, ellos no tienen la culpa. Es la sociedad en sí misma la que debe “ponerse las pilas” y ser consciente de los trastornos y diferentes capacidades que existen.

Si conoces a algún padre o madre de un niño con TEA o cualquier otro trastorno o discapacidad, que no sea un tema tabú para ti. Pregúntale abiertamente y de forma respetuosa para que esa madre o padre pueda explicar o compartir sus puntos de vista y contrastarlos. Seguro que podrás aprender grandes cosas… a través de su experiencia.

Frases TEA

No digas estas cosas a una madre o un padre de un niño con TEA

Si sabes lo que es convivir con un trastorno o una discapacidad, también sabrás que la sociedad está llena de mitos que se creen como verdaderos o de estereotipos que en muchas ocasiones pueden hasta generar heridas emocionales en padres y niños difíciles de curar. La falta de información y muchas veces de empatía pueden mover a las personas a hacer comentarios poco acertados.

Palabras que no ayudan, que duelen, que sientan mal. Cuando esto ocurre aún queda más claro que la sociedad debe culturizarse más en cuanto a este tipo de problemáticas. Así que, si conoces a una madre o a un padre con un hijo TEA, evita decir cualquiera de estas frases:

  1. Mi hijo a la edad del tuyo hablaba perfectamente y era capaz de mantener una conversación.
  2. No entiendo cómo puedes vivir de esta manera, con tantas rutinas.
  3. Déjale que tenga esa rabieta, solo quiere llamar tu atención.
  4. Si se comporta así es porque le estás malcriando.
  5. Quizá deberías hacer más para ofrecerle la ayuda que necesita, parece que no haces suficiente.
  6. No te quejes de que tiene TEA, al menos tienes un hijo, otras parejas no pueden tener hijos.
  7. Eres fuerte, así que lucha cada día porque se merece una madre que puede con todo.
  8. No te preocupes porque aún es pequeño, ya verás que con el tiempo se vuelve normal.
  9. Dentro de lo malo, no es de lo peor, así que no te quejes.
  10. Si fueses más estricta en la educación seguro que tendría un comportamiento mejor.
  11. Mira la parte buena, seguro que cuando crezca será un genio como Albert Einstein.
  12. Deberías buscar terapias alternativas para que avance mejor, parece que se ha estancado.
  13. No te preocupes si no habla, mi tía no habló hasta los 5 años y está perfectamente ahora.
  14. Anda, pues no se le nota nada que tenga TEA, ¿seguro que le han hecho un buen diagnóstico?
  15. Vaya, siento mucho que tu hijo tenga TEA, seguro que es difícil de asimilar, yo no sé si podría.
  16. La verdad que tu hijo me da pena, lo siento.
  17. Me das un poco de pena, siempre tan agobiada y sin tiempo para ti.
  18. No le invito al cumpleaños no porque no quiera, pero entiéndelo, puede incomodar a los demás.
  19. ¿Se podrá curar algún día?
  20. Si tiene TEA es por culpa de las vacunas, dicen que causa este trastorno.
  21. ¿Te pasó algo en el embarazo o hiciste algo mal para que tu hijo haya nacido así?
  22. Hay niños que nacen normales y por un golpe en la cabeza se vuelven así.
  23. Quizá encuentren la cura algún día, ten paciencia.
  24. Adopta una mascota seguro que le irá bien porque se entenderá mejor con los animales.
  25. Si empiezas a trabajar las emociones desde que es pequeño seguro que cuando sea mayor será autista pero con empatía.

Como ves, son todas y cada una de las frases totalmente desafortunadas, y es mejor que no las digas si quieres seguir manteniendo una buena relación con esa madre o ese padre. Respeta, empatiza y mide tus palabras para evitar herir sus sentimientos. Y si alguna vez has dicho alguna de estas frases, entonces te animo a que te informes mejor sobre el TEA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios