Frases para recordar a los abuelos, aunque ya no estén con nosotros

Frases para abuelos fallecidos

Cuando hablamos de los abuelos seguramente te vengan a la mente esas comidas familiares de domingo con el plato estrella de la abuela, esas historias contadas con la dosis de sabiduría que confieren los años o esos abrazos reconfortantes tras una caída. Los abuelos dejan una huella imborrable en nuestra memoria, incluso si su paso por nuestra vida ha sido mucho más corto de lo que hubiésemos deseado. Sin embargo, a menudo no somos conscientes de cuán importantes son para nosotros y cuánta falta nos hacen hasta que ya no los tenemos a nuestro lado.

Es la ley de la vida. Por mucho que queramos no podemos retenerlos para siempre, pero lo que sí podemos es recordarles cuando ya no están con nosotros. Recordar esos momentos únicos que vivimos juntos y los buenos ratos que permanecerán por siempre en nuestra memoria. Y, en este sentido, la literatura puede ayudarnos a evocar esos preciosos instantes. He aquí algunas frases sencillas, pero con un gran significado que seguramente te harán recordar a tus abuelos, aunque ya no estén contigo.

50 frases para recordar el amor que sientes por tus abuelos, incluso si ya no están a tu lado

Hay frases capaces de rescatar de nuestra memoria los mejores momentos que compartimos con nuestros abuelos. Momentos mágicos e imborrables que solemos pasar por alto en nuestra vida cotidiana pero que al retomarlos nos puede infundir nuevas fuerzas para continuar adelante con las enseñanzas y el cariño que nos dejaron nuestros abuelos. He aquí una selección que seguramente te hará evocar su recuerdo.

  1. Los abuelos son un cuento breve que leeremos infinitas veces.
  2. Duele el alma perderte, pero fue una bendición haberte tenido.
  3. Los abuelos son quienes hacen bonitos nuestros primeros pasos en la vida.
  4. Abuelo: gracias por haber estado a mi lado siempre que te necesité y por darme tus consejos en el momento oportuno.
  5. Abuelo. Cada uno lo llama de una forma, pero el momento en que parten siempre es igual, tu padre te llama, te pide que te sientes y te dice “se murió el abuelo». En tu mente te dices “nunca morirás, siempre estarás en mi corazón» pero por tu mejilla corre una lágrima que te recuerda “jamás lo volveré a ver”.
  6. Afortunados son aquellos que pueden seguir escuchando a sus abuelos quejarse sobre lo poco que han comido a pesar de haber terminado cinco platos.
  7. De sabia historia y generosidad interminable, tu presencia mejora aquel lugar en el que estás.
  8. Ni con siglos de tiempo podría devolverte los cuidados que me has regalado.
  9. Aunque nunca te lo haya dicho, hace años que entendí que la felicidad más absoluta se encuentra enclavada en los momentos que pasamos juntos.
  10. A tu lado, las preocupaciones se volvían anécdotas sin importancia y las ilusiones crecían hasta sobrepasar el techo.
  11. Enseñaré a mis nietos el significado del amor más puro: el que tú me enseñaste.
  12. Echo de menos las tardes de merienda de chocolate recién hecho. No quiero que pase un día más sin volver a revivirlo.
  13. Abuelo, entre tus arrugas se encuentra la certeza de haber vivido una vida nutrida de amor, con la sabiduría y el deseo de regalar felicidad, haciendo de mi vida una maravillosa aventura.
  14. Los abuelos son como las luces de un paisaje. Siempre están en el lugar correcto, en el momento justo, listos para ayudarnos cuando los necesitamos.
  15. No hay en nuestras vidas cómplice más hermoso que el abuelo; en él tenemos a un padre, a un maestro y a un amigo.
  16. Dicen que una persona no desaparece cuando muere, sino cuando se la olvida. Querida abuela, puedes dar por hecho que vivirás por siempre en mi corazón.
  17. Te llevo en cada sonrisa, en cada gesto, en cada momento. Solo espero que te vuelva a ver en algún momento querida abuela. Gracias por tanto.
  18. Nadie puede hacer por los niños lo que hacen los abuelos: salpican una especie de polvo de estrellas sobre sus vidas.
  19. Cada vez que hablaba con mis abuelos, es como si las cosas maravillosas que sucedieron en su juventud, me hubieran sucedido a mí. Tanta es su alegría al recordarlas que cuando yo envejezca, me gustaría ser como ellos.
  20. El corazón de los abuelos siempre late junto al corazón de sus nietos, un lazo invisible de amor sublime que los mantendrá unidos por siempre y no habrá fuerza que pueda cortarlo.
  21. En el cielo ya disfrutan de tu bondad y alegría, mientras aquí en la Tierra te echamos muchísimo de menos, abuelo mío.
  22. Siempre recordaré con ternura los momentos que pasamos juntos.
  23. Siempre estarás en mi corazón, porque el amor no conoce de barreras ni de límites o dimensiones.
  24. Y si volviera a nacer seguramente te escogería nuevamente como abuelo.
  25. Gracias por ser como mi segundo padre, por cuidarme, por enseñarme y por apoyarme incondicionalmente.
  26. Los abuelos nunca mueren, sólo se vuelven invisibles. Siguen contigo… sólo debes escucharlos con el corazón.
  27. Los abuelos te ven crecer, sabiendo que te dejarán antes que los demás. Tal vez sea por eso que te aman más que cualquier otra persona en el mundo.
  28. Los abuelos son magos con capacidad de crear recuerdos inolvidables para sus nietos.
  29. Los abuelos te ven crecer, sabiendo que te dejarán antes que los demás. Tal vez sea por eso que te aman más que cualquier otra persona en el mundo.
  30. Los abuelos pueden parecer el pasado, pero son quienes te enseñan a estar en el presente y quienes más pueden aportarte y te educan para el futuro.
Frases abuela fallecida
  1. Las relaciones entre abuelos y nietos son las más sinceras y generosas. Se trata de juzgar poco y dar mucho amor sin esperar nada a cambio.
  2. Nada es más eficiente para levantar el ánimo, que escuchar la risa de los abuelos. Si ellos que a su edad sufrieron múltiples achaques y han pasado por más de un momento difícil, pueden reír; uno que tiene toda la vida por delante también debería poder hacerlo.
  3. Un abuelo no muere nunca, simplemente se convierte en nuestra estrella favorita del cielo.
  4. Las manos de un abuelo son las manos de la experiencia. Coge su mano, cierra los ojos y vive sus vivencias.
  5. Gracias abuelo por ser el mejor ejemplo de amor, por demostrarnos que no hay barreras para amar, por enseñarnos el camino de la vida.
  6. Los abuelos son maravillosos porque escuchan y muestran interés genuino en todo lo que tienes que decir.
  7. Los abuelos sostienen nuestras manos durante solo un tiempo, pero nuestros corazones para siempre.
  8. Si tienes la suerte de tener abuelos, visítalos, cuídalos y celébralos mientras puedas.
  9. Un abuelo es quien te enseña a echar la mirada atrás, para ver las cosas con perspectiva.
  10. El mejor lugar para estar cuando estas triste es el regazo de tu abuelo.
  11. Te recuerdo y se llena mi alma de gozo por todo lo que me diste mientras estuviste junto a mí.
  12. Sé que sigues y guías mis pasos desde allí arriba. Abuelo, la huella que has dejado en mí y de la que tan orgulloso me se siento, hace que siempre te note muy cerca, como una parte más de mi ser.
  13. Tener un abuelo es casi una necesidad para los niños. Gracias a ellos, los regaños de los padres resultan menos severos, los dulces son más ricos y jugar se vuelve más divertido.
  14. El olor de la canela y la vainilla, siempre me recordarán a la persona que endulzó mi infancia.
  15. Los abuelos son voces del pasado y modelos de rol del presente. Los abuelos son puertas abiertas del futuro.
  16. Mi abuelo, la estrella que jamás morirá, se hará invisible para descansar.
  17. Son los abuelos los que hacen que el mundo sea un poco más suave, un poco más bondadoso y bastante más cálido.
  18. Todos deberíamos contar con una persona que sepa cómo bendecirnos… incluso en los peores momentos. Para mí, esa persona siempre fue mi abuelo.
  19. Los abuelos son magos que crean recuerdos maravillosos para sus nietos.
  20. El lugar más apacible y seguro del mundo es el regazo de tu abuelo.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver información legal y reglas de comentarios