Educación

Globos terráqueos para niños: los diferentes tipos de bolas del mundo

globo terraqueo
Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoEducadora, psicóloga y psicopedagoga

“Mamá, ¿dónde está Alemania?”, “Papá, ¿cuán lejos queda Barcelona de Madrid?”, “Mamá, ¿cuál es la capital de Argentina?”. A medida que crecen, la mayoría de los niños empiezan a mostrar interés por el mundo en el que viven y comienzan a hacer este tipo de preguntas a sus padres. Quieren conocer cómo está distribuido el mundo, dónde está el país en el que viven o dónde se encuentran los lugares de los que escuchan hablar en la televisión, en Youtube o de boca de los adultos. Y, en estos casos, tener a mano un globo terráqueo puede ser muy útil.

Los globos terráqueos son un recurso didáctico ideal para familiarizar a los niños con la geografía desde una edad pequeña y explicarles de una manera más sencilla cómo se distribuye el mundo. Al tratarse de una herramienta interactiva que pueden tocar y manipular a su antojo les será más fácil comprender cómo es la Tierra. Te contamos todo sobre las bolas del mundo y cómo puedes sacarle el máximo provecho a este excelente recurso educativo.

De los primeros globos terráqueos a las bolas del mundo que conocemos hoy

¿Sabías que los globos terráqueos que conocemos hoy no siempre fueron así? Se cree que los primeros globos terráqueos debieron construirse en la Grecia Antigua en el siglo III a.C., pero en realidad no se tuvo evidencia de estas herramientas hasta mucho después, específicamente hasta la segunda mitad del siglo II a.C. De hecho, no se conservan globos terrestres de la Antigüedad o la Edad Media.

Los primeros globos terráqueos de los que se tienen constancia física se construyeron en el mundo islámico, aunque el globo más antiguo que se conserva fue construido en 1492 por Martin Behaim, un navegante alemán, comerciante y creador de mapas que dedicó gran parte de su vida a explorar el mundo. Por supuesto, aquellos primeros globos eran muy imprecisos y solo contenían una representación del Viejo Mundo.

No fue hasta después de las exploraciones de Francisco de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, quienes encabezaron la primera expedición en barco para dar la vuelta al mundo en 1522 que comenzó a tenerse una idea más clara de cómo era la Tierra. Gracias a este y el resto de los viajes de exploración que le siguieron, los globos terrestres comenzaron a ser cada vez más exactos. Sin embargo, no fue hasta el desarrollo de la cartografía moderna que se dio forma a los globos terráqueos que conocemos hoy.

Los diferentes tipos de bolas del mundo

Cuando hablamos de globos terráqueos a la mayoría de las personas nos viene a la mente la típica bola del mundo azul sobre una base plana. Sin embargo, lo cierto es que existen muchos otros tipos de bolas del mundo. He aquí las más populares entre los niños.

  1. Esfera terrestre interactiva. Se trata de un tipo de globo terráqueo que incluye un lápiz óptico que permite identificar con mayor facilidad las diferentes partes del mapa, así como descubrir más información de cada zona. Algunas de las versiones más modernas incluyen una aplicación móvil con la que es posible profundizar más en la geografía de nuestro mundo.
  2. Globo terráqueo con luz. Otro tipo de globo terráqueo muy chulo son aquellos que imitan una lámpara. Ideales para decorar la mesita de noche de los niños o su escritorio, permiten divisar mejor los nombres de los diferentes lugares, así como cada uno de los accidentes geográficos o incluso, descubrir las constelaciones.
  3. Bola del mundo inflable. Otra de las esferas terrestres más comunes y populares entre los niños son las inflables. Como si de un balón de juegos se tratase, pueden inflarse y desinflarse para facilitar su transporte. De ahí que puedan utilizarse lo mismo para jugar que para explicarles geografía a los más pequeños de casa.

Atendiendo al estilo, pueden encontrarse además globos terráqueos antiguos o modernos. Y, según el material, es posible encontrar bolas del mundo de metal, de plástico, de papel o incluso, madera.

Globo terráqueo para niños

¿Por qué los niños deberían tener un globo terráqueo en casa?

El globo terráqueo es un recurso didáctico que todo niño debería tener en casa. Sin duda, se trata de una herramienta fundamental para familiarizar a los peques con el mundo en el que viven y ayudarles a comprender algunos conceptos elementales como la esfericidad de la Tierra, el movimiento de rotación y traslación y el efecto de la gravedad. Al ser esférico, resulta más fácil de manipular y sencillo de entender que un mapa físico tradicional.

Sin embargo, también puede ser un recurso muy útil para enseñarles a los niños cómo está distribuido políticamente el mundo, cuáles son los países que existen y sus capitales, así como los principales océanos, mares y ríos. Esto además de ser un elemento decorativo ideal para complementar cualquier espacio.

5 globos terráqueos ideales para los más pequeños

Si estás buscando un globo terráqueo para los más pequeños de casa, es importante que tengas en cuenta el uso que le quieres dar y la edad del niño. Para los más pequeñitos, lo ideal es apostar por bolas del mundo más sencillas que incluyan los animales, plantas o cualquier otro elemento representativo de cada zona para irlos familiarizando con este recurso. Sin embargo, también puedes encontrar los típicos globos terráqueos del mundo físico y/o político o bolas del mundo que incluyen además los meridianos y paralelos, constelaciones u otros elementos que son perfectos para los niños más mayorcitos.

En caso de que quieras utilizarlo simplemente para fines educativos, lo ideal es elegir un globo terráqueo interactivo que ayudará a los niños a profundizar en sus conocimientos sobre geografía. En cambio, si quieres utilizarlo con fines decorativos, puedes decantarte por un globo terráqueo de madera o con acabados más elegantes. Para facilitarte la tarea, hemos seleccionado algunos modelos muy chulos y prácticos que a los niños seguramente les encantarán.

1. Globo terráqueo día y noche, de Buki France

[amazon box=»B01N06DR93″ template=»photo»]

Si buscas un globo terráqueo para enseñar geografía a los más pequeños de casa, este modelo de Buki France es perfecto. El globo cuenta con dos funciones, día y noche. La primera es ideal para enseñarles las fronteras políticas, las diferentes ciudades, mares y montañas mientras que la función de noche es perfecta para que conozcan las distintas constelaciones con solo encender la luz. Además, es muy robusto y estable ya que está montado sobre una base de metal, de manera que acompañará a los niños durante muchos años.

2. Globo terráqueo interactivo, de Clementoni

[amazon box=»B01CIAQ8ZK» template=»photo»]

Ideal para los niños más mayorcitos, el modelo interactivo de Clementoni es perfecto para que profundicen en sus conocimientos sobre geografía. El globo incluye un lápiz de lectura óptica que les permite aprender mucha más información sobre los continentes, países y poblaciones con tan solo apuntar al sitio seleccionado. Sin embargo, su mayor atractivo es su aplicación incluida con la que podrán dar vida al globo y ver animales tridimensionales, descubrir hechos interesantes de diferentes culturas o los productos típicos de cada zona. Además, incluye divertidos enigmas con más de 500 preguntas de diferente grado de dificultad y ¡13 modos distintos de juegos!

3. Globo terráqueo moderno, de Exerz

[amazon box=»B08B5JCYMZ» template=»photo»]

Perfecto para familiarizar a los niños con la geografía, es una versión sencilla pero muy completa que incluye el mapa del mundo moderno. De ahí que sea un excelente recurso para que los niños aprendan las distintas divisiones político-administrativas, así como las principales capitales del mundo o los océanos y mares que bañan las fronteras terrestres. Confeccionado en plástico, es muy ligero, de manera que los niños podrán manipularlo sin grandes complicaciones, pero lo suficientemente robusto como para que resista horas y horas de estudio e interacción.

4. Globo terráqueo iluminado, de Tecnodidattica

[amazon box=»B081TPLSCB» template=»photo»]

Ideal como primer globo terráqueo infantil, este modelo de Tecnodidattica no solo representa la distribución político-administrativa del mundo moderno, sino que incluye los principales animales, ambientes y obras creadas por el hombre que caracterizan cada punto del planeta. Equipado con un meridiano graduado para detectar la latitud y una bombilla Led interna para iluminar el globo y descubrir la Tierra en la oscuridad, es un buen recurso para que los niños pongan a prueba sus conocimientos sobre geografía de una manera sencilla y divertida.

5. Globo terráqueo antiguo, de Exerz

[amazon box=»B089NZD5FP» template=»photo»]

Otra opción muy chula y práctica para los niños más mayorcitos es este modelo de globo terráqueo de aspecto vintage de Exerz. Se trata de una bola del mundo que representa los distintos países, límites políticos, principales ciudades y muchos otros detalles para que los niños aprendan un poco más sobre el mundo en el que viven. A diferencia de otras versiones, este modelo es ideal para decorar cualquier espacio ya que tiene un aspecto antiguo muy chulo y está montado sobre un soporte de metal llamativo y resistente. Por supuesto, puede girar sobre sí mismo para facilitar la interacción de los peques.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *