¿Cómo hablar con tu hijo para prevenir el abuso sexual?

prevenir abuso sexual infantil

El abuso sexual es un problema cada vez más frecuente en la infancia. Según la Organización Mundial de la Salud, 1 de cada 5 niños son víctimas de la violencia sexual y al menos el 80% de los casos ocurre en el entorno familiar. Por eso, es importante que los padres se mantengan alerta a los signos que desvelan que un niño ha sido o está siendo víctima de un abuso sexual. Sin embargo, también es fundamental que hablen con sus hijos sobre este tema y les enseñen a detectar este tipo de situaciones para poder prevenirlas.

Claves para hablar sinceramente con los niños sobre el abuso sexual

Hablar de sexualidad con los niños no es fácil, sobre todo si se trata del abuso sexual. Sin embargo, cuanto antes abordes el tema, más herramientas les ofrecerás para protegerse en caso de abuso. Lo ideal es comenzar a hablar sobre la sexualidad desde que los niños descubren sus genitales, alrededor de los tres años. A esta edad aún desconocen muchas de las reacciones de su cuerpo, de manera que hablar de ello también les ayudará a conocerse mejor.

Eso sí, aunque es importante hablar de manera abierta y sincera con los niños, debes abordar el asunto con mucha delicadeza para que puedan comprenderte sin asustarse pues, de lo contrario, podrías transmitirle una idea negativa y equivocada sobre su cuerpo y la sexualidad. Estos son algunos puntos básicos para hablar del abuso sexual con los niños que pueden ayudarte a encauzar la conversación.

1. Muéstrales las partes el cuerpo

Cuando los niños empiezan a descubrir su cuerpo es importante ayudarles a reconocer cada parte por su nombre. Muchos padres cometen el error de ponerles sobrenombres a sus partes íntimas porque tienen pudor de hablar de ello con sus hijos, pero esto solo confundirá a los niños haciendo que sientan vergüenza de su propio cuerpo. Por tanto, cuando los niños te pregunten sobre sus genitales no tengas miedo de hablarles del pene, la vulva y la vagina con naturalidad. De esta manera, evitarás convertirlo en un tema tabú y estarás preparando a los niños para descubrir su sexualidad.

2. Define los límites del cuerpo

Los niños no conocen de límites, por eso a medida que crecen es importante enseñarles cuáles son las barreras de su cuerpo que nadie debería traspasar. Háblales sobre sus partes íntimas y explícales que nadie debería acercarse a ellas, salvo en caso puntuales sus padres o médicos. Déjales claro que de la misma forma en que nadie debería tocar sus partes íntimas sin su consentimiento, tampoco deberían pedirles que toquen los genitales de otras personas. Muchos padres olvidan hablar de este tema y lo cierto es que la mayoría de perpetradores comienzan pidiendo a los niños que les toquen a ellos primero.

3. Explícales lo que está bien y lo que no

Cuando son pequeños los niños no dominan el concepto de “malo” y “bueno”, por lo que les resulta difícil distinguir entre lo que está bien y lo que no. Para que no queden dudas, ponles ejemplos claros cuando hables de este tema con ellos. Por ejemplo, diles que si un conocido se acerca a arreglarle el pantalón o el vestido porque se lo han puesto mal está bien, pero en cambio si quiere bajarles los pantalones o subirles el vestido para ver su ropa interior no está bien. Para que le quede aún más claro, explícales que el límite suele estar en la ropa interior y sus partes íntimas.

hablar niño abuso sexual

4. Enséñales a decir NO

Los niños deberían aprender a decir NO desde una edad bien temprana, es su derecho y aplica a todas las esferas de la vida, pero sobre todo a la sexual. Explícales a los niños que cuando no se sientan a gusto en una situación o no quieran hacer algo tienen el derecho a expresar su desacuerdo, diciéndoles a la otra persona que no están dispuestos a hacer lo que les piden o sencillamente, pidiéndoles que se vayan. Sin embargo, debes saber que a muchos niños, sobre todo cuando son pequeños, les resulta difícil decir NO a los adultos. Para que puedan salir airosos de estos casos, puedes enseñarles a evadir las situaciones en las que se sienten incómodos de una manera menos brusca, diciendo que necesitan ir urgentemente al baño o que se sienten indispuestos y quieren ir con sus padres.

5. Hazles saber que cuentan contigo

Muchos padres dan por sentado que sus hijos saben que pueden contar con ellos, sin embargo, lo cierto es que no está de más decirlo. De esta manera, los niños sabrán que si en algún momento se encuentran en una situación embarazosa pueden contárselo a sus padres y que estos le creerán. Asimismo, es importante dejarles claro que nunca les reñirán o se encontrarán en un problema por hablar sobre su cuerpo o su seguridad. Muchos de los niños que les oculta a sus padres que son víctimas de un abuso sexual lo hacen por miedo a las represalias.

Obviamente, conversar con los niños sobre este tema no les mantendrá a salvo del abuso sexual. Sin embargo, la información y empoderamiento que les brindarás a los pequeños se pueden convertir en un poderoso elemento disuasivo y, en el peor de los casos, pueden ayudar a detectar el abuso sexual a tiempo.

¿Otros recursos que pueden servirte de ayuda?

Ya quieras romper el hielo con los niños o pretendas reforzar las conversaciones sobre el abuso sexual, también puedes recurrir a los recursos educativos. Se trata de herramientas diseñadas para abordar el tema de una manera muy sencilla y adecuada al nivel de desarrollo infantil, con las cuales podrás explicarles con más detenimiento a los niños qué es el abuso sexual, sus diferentes manifestaciones, cómo detectarlo a tiempo y qué hacer para evitarlo.

En Etapa Infantil contamos con diferentes cuentos infantiles y vídeos que abordan el tema del abuso sexual y que pueden servirte de punto de partida. Sin embargo, también puedes apostar por otros recursos didácticos como el dibujo para los más pequeñitos o las películas infantiles que abordan este tema para los mayorcitos.

Referencias
González, G. (2021) Uno de cada cinco menores sufre abusos en el entorno familiar: "Son delitos que no deberían prescribir, las secuelas duran toda la vida". En: El Mundo.
Un comentario
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios