Buscar
Salud

¿Hasta qué edad puede crecer una niña? Todo sobre el crecimiento femenino

Descubre hasta qué edad crecerá tu hija y cómo estimular su crecimiento

Referencias

Referencias científicas

Este artículo tiene referencias científicas citadas más abajo

Tiempo de lectura4 minutos
Hasta que edad crecen las niñas
Jennifer Delgado

Jennifer DelgadoPsicóloga y psicopedagoga

Existe un mito que afirma que las niñas maduran primero que los niños, pero en cambio dejan de desarrollarse antes y crecen menos. Una cuestión que preocupa a muchos padres, sobre todo cuando sus hijas se acercan a la juventud y no han crecido tanto como esperaban. Estos padres son conscientes de que el crecimiento de las niñas no es solo un problema de estética sino también de salud. Por eso, se preocupan por su desarrollo desde una edad temprana.

En este sentido es importante tener en cuenta que cada niña tiene un ritmo de crecimiento propio, en el que influyen muchísimos factores tanto internos como externos. Sin embargo, a pesar de ello existen algunas pautas generales que suelen ser comunes a la mayoría de las pequeñas a medida que crecen y que es conveniente tener en cuenta para estimular su crecimiento mientras sea posible.

¿Cuál es la etapa en la que más crece una niña?

Las chicas, al igual que los niños, crecen rápidamente durante los primeros años de vida. Sin embargo, llega una etapa, entre los 9 y 13 años, en las que se desarrollan de manera más acelerada, pudiendo crecer hasta unos 25 centímetros. Se trata de la pubertad. A esta edad ocurren muchos cambios en el cuerpo femenino, los pechos comienzan a crecer y aparece el vello púbico mientras las caderas, los muslos y los glúteos aumentan de tamaño. También llega la primera menstruación.

De hecho, se estima que en los dos primeros años posteriores a la menarquía, la primera menstruación femenina, las niñas pueden llegar a crecer entre 5 y 7 centímetros. La llegada de este momento puede variar de una pequeña a otra, aunque según un estudio longitudinal realizado en 1.453 niñas y niños desde los 4 a los 18 años del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, existen cinco tipos de velocidades de crecimiento normales en los adolescentes:

  • Maduradores muy temprano. Se refiere a las niñas que debutan con la pubertad a los 8 años.
  • Maduradores tempranos. Hace referencia a las niñas que empiezan la pubertad con 9 años.
  • Maduradores intermedios. Incluye a las chicas que comienzan la pubertad con 10 años.
  • Maduradores tardíos. Engloba a las pequeñas que inician la pubertad con 11 años.
  • Maduradores muy tardíos. Se utiliza para describir a las chicas que entran en la pubertad con 12 años.

Sin duda, es a partir de este momento cuanto más rápido crecerá una niña. Esto porque su cuerpo está cambiando de la infancia a la adultez y ocurre el popular “estirón”, que no es más que el crecimiento acelerado de su cuerpo para adaptarse a todos los cambios que están ocurriendo en su organismo.

Los principales factores que influyen en el crecimiento

¿Sabías que aproximadamente el 80% de la estatura está determinada por la genética? La herencia y la genética determinan en gran medida la estatura femenina, pero no es el único factor que influye. El crecimiento también es una cuestión de hormonas. De hecho, ello explica por qué uno de las mayores inflexiones en el desarrollo femenino ocurre durante la pubertad, una etapa en la que se desarrollan los caracteres sexuales y aumentan los niveles de estrógenos que, a su vez, estimulan la hormona del crecimiento.

Asimismo, se conoce que la alimentación y la actividad física desempeñan un importante papel. A través de una dieta variada y equilibrada las niñas pueden recibir los nutrientes que necesitan para estimular su crecimiento. De la misma manera, la práctica de actividad física favorece el crecimiento celular y, por ende, el desarrollo de los cartílagos. Sin embargo, llega un punto en el que este crecimiento se detiene.

edad deja crecer niña

¿A qué edad deja de crecer una niña?

Como norma general, las niñas dejan de crecer al término de la pubertad, alrededor de los 18 años. Esto porque los cambios hormonales que empiezan a gestarse al finalizar la pubertad indican a los cartílagos que es hora de ir cerrándose y detener el crecimiento. Como resultado, dejan de crecer tan rápido y empiezan a acercarse a la estatura que tendrán durante el resto de sus vidas.

En este momento, tanto las chicas maduradoras muy tempranas que medían unos 157 centímetros a los 12 años como las muy tardías que alcanzaron los 145 centímetros a la misma edad, tendrán una estatura promedio en torno a los 167,7 centímetros a los 18 años. Así lo corroboró el estudio realizado en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona en el que se desmontó el mito de que las niñas que llegan a la pubertad más temprano crecen más.

Esto se debe a que aunque su crecimiento es más acelerado, también se detiene antes mientras que en las niñas con un desarrollo más lento, su pubertad se extiende durante más tiempo. Ello explica por qué la mayoría de las chicas suele alcanzar la misma estatura, independientemente del momento en que haya tenido la pubertad.

¿Cómo se puede estimular el crecimiento en las niñas?

Estimular el crecimiento en las niñas es posible. Obviamente, no se puede cambiar la genética, pero existen algunas claves sencillas que pueden ayudar a las chicas a desarrollar sus cartílagos durante la pubertad. En este sentido, la alimentación es fundamental. Incluir alimentos ricos en calcio, como los lácteos, puede favorecer el crecimiento de los huesos mientras que el consumo de las proteínas presentes en la carne y las legumbres aportan aminoácidos esenciales que estimulan la hormona del crecimiento.

Asimismo, el consumo de frutas y verduras ricas en minerales y vitaminas brindan nutrientes indispensables para estimular el crecimiento celular mientras que las grasas monoinsaturadas como las omega 3 y 6, presentes en el aceite de oliva o los frutos secos, contribuyen al crecimiento saludable. La práctica deportiva también es importante. Deportes como la natación, el baloncesto, el ciclismo o la danza no solo favorecen la salud general, sino que estimulan el crecimiento de los cartílagos y huesos.

También existen numerosos complementos nutricionales para estimular el crecimiento infantil ricos en vitaminas, minerales y proteínas. En este caso, se recomienda consultar primero con el pediatra de tu hija para que te prescriba el complemento más indicado en su caso ya que es importante tener en cuenta sus necesidades nutricionales para evitar darle nutrientes en exceso.

Bibliografía

(2019) Validamos una clasificación que muestra que hay cinco velocidades de crecimiento normales en los adolescentes. En: Hospital Vall d’Hebron.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *