Todo lo que debes saber sobre el herpes infantil

Conoce los tipos, causas y tratamiento del herpes en los niños

Herpes infantil

El herpes infantil suele ser una enfermedad infecciosa viral mucho más frecuente de lo que solemos pensar. De hecho, en la última década los casos de niños infectados con herpes han aumentado de la mano de conductas de riesgo que cada vez exponen más a los pequeños a las cepas de este virus. En la infancia, el más común es el herpes tipo I, también conocido como herpes labial, aunque los casos de herpes tipo II también han aumentado. En cualquier caso, suele tratarse de una enfermedad muy molesta que no tiene cura.

Los tipos de herpes más comunes: Herpes tipo I y tipo II

El herpes labial suele ser la variedad muy común entre los niños. Básicamente, es una infección viral provocada por el virus del herpes tipo I que produce lesiones dolorosas alrededor de la boca en forma de aftas. Las lesiones suelen comenzar con un enrojecimiento en el área de la boca que, más tarde se abulta para dar paso a vesículas dolorosas de tamaño pequeño. Con el paso de los días estas vesículas se abren para dejar salir el líquido que está en su interior y así, forman una costra que unos días más tarde desaparece. Por lo general, este proceso infeccioso dura entre 10 y 14 días y no suele dejar marcas, aunque puede propagarse con facilidad si el líquido se extiende a otras áreas de la boca o el rostro.

Por otra parte, el herpes zóster, también conocido como herpes tipo II, es otra variedad vírica que puede afectar cualquier parte del cuerpo del niño. Al igual que el herpes labial comienza con un enrojecimiento y picor en la zona afectada que, días más tarde se abulta para dar lugar a una especie de erupción con ampollas dolorosas en forma de anillo. Estas ampollas también contienen un líquido que puede contaminar las zonas alrededor de las vesículas cuando estas se rompen. Lo usual es que al cabo de los días se sequen formando una costra que tiende a desaparecer. En este tipo de infección también puede aparecer dolor abdominal, fiebre, escalofríos, dolores articulares y de cabeza, aunque los síntomas varían de un niño a otro.

Las principales causas del herpes infantil

La mayoría de las infecciones de los niños con el virus del herpes proviene del contagio con los adultos pues se conoce que entre el 70% y el 90% tienen la enfermedad. Básicamente, la infección se transmite por contacto directo con las vesículas o ampollas características del herpes y una vez que el niño se ha contagiado, el virus se instala en las células de los ganglios nerviosos sensitivos.

herpes niños

En muchas ocasiones el contagio puede ocurrir durante el parto, si la madre tiene activa la infección. Sin embargo, la forma más usual de infectarse es a través de los besos y el contacto directo con las lesiones. También se puede transmitir mediante artículos compartidos que estén infectados, como toallas, paños o juguetes.

El tratamiento del herpes en bebés y niños

Hasta el momento, el herpes no tiene cura. Las lesiones suelen desaparecer entre 10 y 14 días pero el virus permanece alojado en las células del sistema nervioso para activarse ante situaciones específicas de estrés, exposición al sol y cambios hormonales. Afortunadamente, existen diversas alternativas terapéuticas para tratar el herpes infantil y aliviar sus molestos síntomas.

Al inicio de la infección se suelen recomendar medicamentos antivirales tópicos u orales que está dirigidos a disminuir la intensidad y la duración de la etapa aguda de la infección que, normalmente, se extiende durante una semana. En estos casos los fármacos de elección suelen ser el aciclovir, el famciclovir y el valaciclovir.

Para aliviar el picor y el dolor que provocan las lesiones los pediatras recomiendan la aplicación de bolsas de hielo que tienen efecto analgésico y además, permiten frenar la propagación de la infección. Mientras las ampollas están activas no se aplica ningún tratamiento para frenar los síntomas pues suelen desaparecer solas.

2 comentarios sobre “Todo lo que debes saber sobre el herpes infantil

  1. Maximiliano dice:

    Antes que nada, felicitaciones por el artículo.
    Es muy importante que las personas sepan, el hecho de que en los pequeños también puede aparecer un tipo de herpes.
    Lamentablemente la sociedad aveces juzga antes de darse cuenta de los problemas y las soluciones y suele interpretar a sus modos diversas enfermedades, precisamente como el herpes, que realmente solo es una infección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!