Cuando un hijo solo ve los defectos de su madre

defectos madre

En la infancia, la figura de la madre es la de la persona que siempre está a nuestro lado para lo bueno y para lo malo. Es el ser que nos dió la vida y que ha sacrificado mucho para que crezcamos y tengamos un buen futuro en la nuestra. Nuestra madre sacrificó su cuerpo, su descanso, sus intereses, su dinero, sus sueños o metas… por y para nosotros. Pero algunos hijos, cuando crecen solo piensan en ellos mismos.

Sabemos que en la infancia, al mirar a una madre solo vemos perfección… y que a medida que vamos creciendo y nos convertimos en adultos y con un pensamiento crítico y reflexivo, nos damos cuenta de esos defectos que siempre ha tenido pero que nunca antes vimos.

Los defectos de una madre

Es triste que al crecer, cuando tu madre ya es mayor y ha dado todo por ti, tengas la cobardía de solo fijarte en sus defectos o en los errores que cometió, en lugar de centrarte en todo lo bueno que ha hecho por ti a lo largo de su vida.

Está claro que no le debes nada. Ella lo hizo de manera altruista. Te trajo al mundo porque ella quiso y se sacrificó porque ella quiso. Tú no se lo pediste, ¿verdad? Cierto, pero si tienes dignidad, deja de pensar en tu ombligo y ten algo de empatía y buen corazón con tu madre, porque es el ser que más se lo merece de todo este mundo.

Tu madre se sacrificó porque quiso tenerte, por supuesto, y por esa decisión que tomó, se merece el mayor de tus respetos para siempre. Merece que entiendas que si lo hizo fue por el amor tan puro que siempre te ha tenido y que ahora que entiendes lo que significa ese amor, se merece que se lo devuelvas, con creces. Quid pro quo.

Los hijos desagradecidos

En ocasiones hay hijos que son desagradecidos con sus padres, incluso cuando ya son adultos. En el momento en que se espera de ellos esa empatía y la capacidad de entender el sacrificio que sus padres hicieron por y para ellos, simplemente, les da igual. Viven sus vidas y no les importa lo bien o lo mal que estén sus ancianos padres.

Aunque también hay circunstancias en las que cuando esto ocurre, puede que sea porque los hijos sienten que sus padres no fueron esos padres cariñosos y comprensivos que tanto necesitaban en su infancia y que no obtuvieron. Pero incluso los padres más sacrificados pueden encontrarse con hijos desagradecidos que no se dan cuenta de todo lo que sus padres lucharon para que no les faltasen oportunidades.

hijos desagradecidos

No existe la persona perfecta

Como no existe la persona perfecta, no existe tampoco la madre perfecta. Las madres somos seres imperfectos, pero esas imperfecciones nos hacen únicas, diferentes… Nos hacen madres. Madres que queremos lo mejor por nuestros hijos cada día de nuestra vida, y que lucharemos lo que haga falta por y para ellos.

Las madres pasan por momentos bonitos pero también muy difíciles que los compensan con el amor que sienten por sus hijos. Porque ese amor que ellas sienten por sus hijos es la fuerza que necesitan para poder seguir luchando y ofrecerles a sus hijos todo lo mejor de ellas mismas.

El dolor de una madre con hijos desagradecidos

El dolor que siente una madre cuando tiene hijos desagradecidos es de los dolores más profundos que puede sentir una madre. Esa fuerza que siempre ha tenido se deteriora por los hijos desagradecidos que no saben ser hijos cuando realmente se les necesita. Es triste que una mujer anciana que ha luchado siempre por sus hijos, ahora no sepa nada de su descendencia.

Valora todo lo que tu madre hace por y para ti, porque aunque seas adulto seguro que se sigue desviviendo por ti siempre que puede hacerlo y dentro de sus limitaciones. También sé consciente de que te ha regalado la vida y de todo lo que ha luchado por y para ti a lo largo de su vida.

Dale esa felicidad que se merece prestándole la atención que necesita. Muéstrale reconocimiento diario como madre y muéstrale que sus sacrificios realmente han servido para convertirte en una persona que trabaja por su futuro y que la quiere por encima de todas las cosas. Tener a una madre es de lo más maravilloso en la vida, así que no te des cuenta de esto cuando sea demasiado tarde… Y disfrútala ahora si tienes la suerte de tenerla a tu lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios