Mi hijo de dos años no habla, ¿debo preocuparme?

Niño 2 años no habla nada

Si tu hijo tiene dos años (24-25 meses) y no habla, lo primero que te dirán es que no te preocupes, que cada niño tiene un ritmo diferente de desarrollo, y es verdad. Pero también hay que tener en cuenta otros factores para poder saber si realmente tiene o no algún tipo de problema que le está impidiendo hablar. ¿Tiene tu niño 3 años o menos? ¿Estás preocupado/a porque tu hijo no parece escuchar? ¿Ha empezado a decir algunas palabras o ninguna? ¿Tiene muchas rabietas? Hay que valorar todos los aspectos.

Un estudio dice que no pasa nada

Un estudio publicado por la revista Journal of Pediatrics quiere transmitir calma a los padres cuyos hijos de dos años aún no hablan. El estudio muestra como el desarrollo del habla tardío no tiene nada que ver con el desarrollo futuro. Lo que pretende el estudio es que los padres de niños de dos años que no hablan como los hijos de vecinos o amigos, no deberán preocuparse en absoluto. El estudio encontró exactamente que:

  • Los niños que hablan más tarde que sus compañeros de la misma edad no tienen por qué tener problemas de desarrollo ni de comportamiento en el futuro.
  • Cuando tengan dos años pueden presentar problemas emocionales por la falta del lenguaje pero una vez que dominen esta habilidad, los problemas desaparecerán.
  • Los niños que a los dos años apenas hablan pueden hablar perfectamente bien en la escuela.

La importancia de identificar problemas a tiempo

Aunque es cierto que los niños de dos años pueden tener un ritmo diferente de otros niños y el hecho de que no hable no tiene por qué ser significativo, la realidad es que resulta tremendamente importante valorar si no existen otros problemas que puedan estar interfiriendo en un desarrollo normalizado del lenguaje.

Niño 2 años no habla

Si tienes un hijo de más de dos años (e incluso cerca de los 3) y no habla en absoluto e incluso te has dado cuenta que tampoco pide agua ni te llama mamá, ni que tampoco responde cuando le llamas por su nombre, o que pasa páginas de libros pero no presta atención cuando lo lees, que te señala las cosas pero no utiliza palabras ni tampoco hace cosas que le pides o se enfada cuando no le entiendes, entonces es más que probable que debas estar más atenta de la cuenta. En estos casos es necesario que un especialista valore si tu hijo realmente tiene problemas de comunicación, un trastorno del lenguaje o algún problema de audición que le esté proporcionando problemas en su comunicación.

Es muy importante detectar estos posibles problemas lo antes posible para que de este modo, se puedan trabajar lo antes posible desde una estimulación temprana. La estimulación temprana puede marcar una gran diferencia en los niños que no reciben este tipo de atención y que en el futuro pueden tener problemas con la lectura, la escritura y el aprendizaje en general. También pueden conducir a problemas en las habilidades sociales, como por ejemplo hacer amigos. La detección precoz conduce a un tratamiento temprano. Cuanto antes recibas ayuda para tu hijo, mejor.

Los logopedas, por ejemplo, ayudan a los niños de todas las edades que han podido tener trastornos del lenguaje, del habla, tartamudeos, trastornos de la voz… Los audiólogos ayudan a los niños con una pérdida auditiva a mejorar su comunicación. Los niños pueden tener uno o más de estos trastornos de la comunicación y es necesario trabajarlos lo antes posible.

Si crees que tu hijo puede tener algún tipo de problema auditivo o del lenguaje, no dudes en llevarle al pediatra para que le hagan las pruebas pertinentes, y si todo está bien, entonces no te preocupes que seguro que hablará sin problema. Pero recuerda, que si tiene dos años o menos y no habla, no tienes que alarmarte.

Deja un comentario sobre “Mi hijo de dos años no habla, ¿debo preocuparme?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!