Por qué tu hijo no debe usar zapatos usados por otro niño

Hijo solo debe usar zapatos nuevos

Usar zapatos de segunda mano solo trae consecuencias negativas para el desarrollo del pie de tu hijo/a, es por eso que solo debería usar zapatos nuevos. Evidentemente, cuando decimos zapatos nuevos hacemos referencia a que se le debe de comprar un calzado únicamente para él y que no se debe compartir con nadie hasta que se deseche porque ya se ha estropeado o usado durante mucho tiempo y no le vale.

Esto quiere decir, que el calzado de tu hijo debe ser suyo y de nadie más, deberá ser la única persona que utilice ese par de zapatos que le has comprado. Esto en los niños es muy importante, aunque en realidad, también es algo que deberíamos tener en cuenta todas las personas para que se pueda mantener un buen estado del pie.

Por qué tu hijo solo debe usar zapatos nuevos

Los niños no deben compartir el calzado con nadie, ni siquiera con sus hermanos o primos. Es cierto que para los padres nos supone un ahorro de dinero, pero a la larga las consecuencias son demasiado peligrosas como para permitir que ocurra solo por ahorrarnos unos euros. Algunos de los motivos por los que tus hijos no deben usar zapatos usados por otro niño son los siguientes:

  • Se cambia la pisada. Si el niño que ha usado antes el calzado tiene algún problema en su pisada, esto podría ocurrir también en el niño de zapatos heredados, es decir que se viera perjudicada.
  • Puede causar daños en el pie. Cuando se usa cualquier tipo de calzado, éste se deforma y se adapta a la forma del pie de la persona que lo lleva. Si después lo utiliza otro niño o persona no se amoldará bien porque cada pie es diferente y esto puede causar alteraciones.
  • Quizá provoque un mal desarrollo del pie. Si por culpa de llevar un zapato usado por otro niño anteriormente se origina un mal desarrollo del pie entonces es posible que el niño se canse más, que no quiera caminar o que le molesten sus pies… y esto puede ser causado por utilizar un zapato usado.

Los niños no deben heredar plantillas de otros niños

Tampoco es buena idea que los niños hereden las plantillas de hermanos u otros niños, ya que las consecuencias serían igual de negativas que heredar el calzado completo. Es más, los niños no deberían usar plantillas en su calzado, a excepción de lo que un especialista pueda recomendar por problemas en el desarrollo del pie de un menor.

Solo se deben usar en caso de ser totalmente necesario y que sea recomendado para corregir o mejorar algún problema del pie del pequeño. Por supuesto, cuando se recomienda el uso de una plantilla su uso será temporal hasta que se haya corregido el problema en cuestión.

Peligros calzado segunda mano

Cómo escoger el mejor calzado para tu hijo

Para que tu hijo tenga un buen desarrollo del pie, entonces es fundamental que sepas escoger bien los zapatos que necesita, para que le duren bastante tiempo, se amolden a su estructura del pie y además, para que le permitan tener un buen desarrollo y comodidad de movimiento. Algunos puntos clave a considerar son los siguientes:

  • Los zapatos deben ser de su talla. No deben ser ni más grandes ni más pequeños. Para saberlo, una vez que hayas calzado a tu hijo deberás fijarte en que le sobre un dedo entre su pie y la punta del zapato. A medida que vaya creciendo irá aumentando de talla y deberás cambiarle el calzado.
  • Debe ser un calzado que se adapte a la vida de tu hijo. No es lo mismo llevar un calzado para vestir bien y acudir a un evento que el que se necesita para correr o hacer deporte. De todas maneras, cualquier calzado que escojas deberá ser cómodo y se debe elegir acorde al uso que se le vaya a dar.
  • Ten en cuenta los gustos de tu hijo. El calzado que le compres también deberá adaptarse a los gustos e intereses de tu hijo. Además de ser de buena calidad, deberá gustarle para que se los ponga a menudo.
  • Desechar el calzado a tiempo. Aunque parece algo obvio no siempre se hace… Pero cuando el calzado está estropeado o desgastado se debe desechar, ya que seguir usando zapatillas o zapatos en mal estado podría ser igual de perjudicial que utilizar un calzado usado.

Los pies hay que cuidarlos siempre, y tú eres el encargado de que los pies de tus hijos estén bien cuidados durante todo su crecimiento, ¡y ahora ya conoces los secretos para hacerlo correctamente en cuanto al calzado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios