Los hijos heredan el sufrimiento de los padres

hijos heredan sufrimiento padres

El estado emocional de los padres influye en sus hijos, para bien o para mal. Si los padres sufren, transmitirán ese sufrimiento a su descendencia a través de diferentes vías. Una de ellas es la epigenética.

La epigenética analiza los factores que regulan la expresión de los genes sin que se produzca una modificación en la secuencia del ADN. Gracias a esta ciencia, hoy sabemos que algunos factores medioambientales pueden modificar la expresión de ciertos genes a lo largo de nuestra vida, haciendo que seamos más propensos, por ejemplo, a desarrollar algunas enfermedades o trastornos psicológicos.

La ciencia explica cómo “heredamos” el sufrimiento de nuestros padres

Un grupo de investigadores de la Universidad de California analizó a los descendientes de los soldados que participaron en la Guerra de Secesión de Estados Unidos. Muchos de esos soldados estuvieron sometidos a un gran estrés físico y psicológico, por lo que el objetivo del estudio publicado en la revista PNAS era descubrir cómo ese sufrimiento impactaba en la descendencia.

Gracias a los archivos militares, los investigadores supieron si los soldados se habían casado, dónde habían vivido y si tuvieron hijos. Así recopilaron información de 6.500 veteranos de guerra y 20.000 hijos y personas de su misma generación, pero cuyos padres no habían participado en la guerra.

Su hallazgo fue demoledor: los hijos de los soldados tenían el doble de probabilidades de morir de manera temprana en comparación con las personas cuyos padres no habían ido a la guerra, aunque compartieran la misma condición socioeconómica y estado de salud previo.

Un descubrimiento aún más asombroso fue que los hijos que los prisioneros de guerra tuvieron luego de sobrevivir a las duras condiciones del campo, tenían hasta 2,2 veces más probabilidades de morir antes que sus hermanos. También tenían 1,11 veces más probabilidades de morir que los hijos de los soldados que no fueron hechos prisioneros.

Los investigadores piensan que la exposición ambiental a duras condiciones y el sufrimiento psicológico que esto generó pudo inducir cambios moleculares en los gametos de los padres que, a su vez, afectan el comportamiento de sus hijos. De hecho, se ha comprobado que en animales la exposición al estrés genera cambios en el perfil del ADN que se transmiten a sus hijos.

efecto segunda generación padres hijos

Obviamente, también es probable que incidan factores psicológicos, como el hecho de que los padres que han sufrido un trauma importante podrían contagiar a sus hijos de una visión más pesimista del mundo. Se conoce que el pesimismo y la depresión, sobre todo en etapas tempranas de la vida, genera comportamientos aversivos en diferentes ambientes y disminuye la esperanza de vida.

Esto significa que los hijos de las personas que han sufrido estrés postraumático adquieren de sus padres un estilo de afrontamiento peculiar que genera comportamientos desadaptativos y una sensación de indefensión.

Efecto de la Segunda Generación

El efecto de la segunda generación hace referencia a la transmisión transgeneracional (de padres a hijos) de las consecuencias psicológicas y los estilos de afrontamiento del estrés.

Esta teoría se sustenta en un estudio publicado en la American Journal of Psychiatry en el cual se analizaron a 106 mujeres con cáncer de mama que también eran hijas de víctimas del holocausto fascista, las cuales se compararon con 102 mujeres que padecían la misma enfermedad pero cuyos padres no habían vivido ninguna experiencia particularmente traumática.

Los investigadores constataron que las hijas de las personas que sobrevivieron al holocausto eran más vulnerables ante las situaciones estresantes y reaccionaban de manera más negativa a su enfermedad, en comparación con las otras personas que participaron en el estudio.

Estos psicólogos concluyeron que la segunda generación cuenta con menos recursos psicológicos para lidiar con las situaciones estresantes. Al ser menos resiliente y tener una visión más negativa del mundo, influenciada por el sufrimiento que vivieron sus padres, estas personas son más vulnerables desde el punto de vista físico y psicológico.

Deja un comentario sobre “Los hijos heredan el sufrimiento de los padres”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!