¿Tus hijos son malos o tú eres un mal padre? Señales de una mala crianza

mala crianza

¿Tienes un mal hijo o eres tú un mal padre? Esta es la pregunta del millón. Hay muchos padres que señalan a sus hijos porque se comportan mal y no se dan cuenta de su propio comportamiento. Los padres que tiene hijos con mala conducta es probable que sean culpable de una ‘mala crianza’ en algún momento u otro. Quizá seas de los padres que miran las redes sociales en lugar de prestar atención a sus hijos, o que la privación del sueño y el cansancio del trabajo te haga estar más irritable.

Todos cometemos errores en la crianza de los hijos, y esto no es malo siempre y cuando lo reconduzcamos adecuadamente. No existe una crianza perfecta pero hay algunas señales que te dicen a voces que algo no estás haciendo bien en la forma en la que estás criando a tus hijos. Es necesario recordar que la crianza de los hijos se practica día a día con diligencia. Para los padres, criar a los hijos es el trabajo más desafiante; criar a niños que cuando sean adultos sean personas equilibradas emocionalmente. Cada niño es diferente, y también lo es cada padre.

La crianza en los niños

Para los niños, las lecciones y las acciones de los padres hablan más que las palabras. Como primeros maestros de los niños, los padres son la primera influencia en su vida. La actitud que tienen, sus puntos de vista, los objetivos y la perspectiva de los niños dependen en gran medida de lo que aprenden de sus padres.

Lo que los niños aprenden en los primeros años de su vida con sus padres, tiene un impacto duradero en la construcción de su personalidad. Por este motivo es importante que los padres sean conscientes de esto y se esfuercen por tener una buena crianza.

malos padres mala crianza

Señales de una mala crianza

Cuando un niño tiene malos comportamientos, la culpa recae siempre -o al menos principalmente- en los padres. ¿La mala crianza de los padres perjudica directamente a los niños? ¿Qué hace un padre o una madre para que su crianza no sea la correcta y convertirse en malos padres? Es necesario conocer algunas señales que te indican que estás siguiendo una mala crianza.

  • No hay reglas. Si eres un padre despreocupado tus hijos pondrán sus propias reglas y no sabrán cómo comportarse correctamente. La disciplina es la única forma en que tus hijos crecen sabiendo lo correcto y lo incorrecto. Puede que tus hijos quieran romper las reglas de vez en cuando, pero tendréis que enseñarles las consecuencias de hacerlo.
  • Gritos y golpes. Si gritas o golpeas a tus hijos, tus hijos te temerán, te odiarán y te empezarán a desafiar. Estás aumentando la distancia emocional entre vosotros y los niños aprenderán a que pegar y gritar es una forma de comunicación adecuada. Los niños sujetos a castigo físico pueden desarrollar problemas psicológicos durante la adolescencia e incluso volverse agresivos.
  • No hay comunicación familiar. Si siempre estás mirando el móvil y te olvidas de tus hijos, es probable que vuestro vínculo se rompa. Tus hijos quieren hablar contigo y pasar tiempo a tu lado. Si no cuidas esta comunicación desde que son pequeños, cuando crezcan, te arrepentirás de no haberlo hecho a tiempo.
  • Sobreprotección. Es necesario conocer los límites de la sobreprotección. Si eres un padre sobreprotector tus hijos se pueden convertir en personas arrogantes, inseguras y con baja autoestima.
  • Malos comportamientos. Eres quien moldea el comportamiento de tus hijos. La forma en que hablas, tratas a tu pareja y a los mayores, te comportas en público y en casa, las palabras que usas con los demás… todo esto está siendo absorbidas por tus hijos. Un niño mira a sus padres para entender y saber cómo comportarse, los padres son el primer modelo a seguir de un niño.

Deja un comentario sobre “¿Tus hijos son malos o tú eres un mal padre? Señales de una mala crianza”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!