La importancia de la lactancia nocturna después de los seis meses

lactancia materna nocturna hasta que cuando

La leche materna es el alimento perfecto para el bebé durante sus primeros meses de vida ya que contiene la combinación exacta de nutrientes que necesita para crecer, a la vez que es muy fácil de digerir. También se ha demostrado que contribuye a fortalecer el sistema inmunitario del pequeño y lo protege contra las infecciones del medio ya que posee una gran cantidad de anticuerpos.

Esto explica por qué los expertos recomiendan mantener la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y luego como alimento complementario hasta alrededor del primer año. Durante este tiempo, lo ideal es que la lactancia se ofrezca a demanda, lo que significa que la madre debe amamantar a su bebé cada vez que este tenga hambre. Sin embargo, muchos especialistas recomiendan limitar esta práctica durante la noche a partir del cuarto o quinto mes de vida.

El destete nocturno es una tendencia que ha ganado terreno en las últimas décadas debido a la reinserción laboral cada vez más rápida de las madres, lo que implica que tienen que educar a sus hijos desde muy temprano para que duerman toda la noche. A partir del cuarto o quinto mes de vida el bebé ya puede retener la suficiente cantidad de calorías y glucosa como para dormir cinco o seis horas seguidas, por eso, muchas madres, incluso si el bebé se despierta, prefieren no amamantarle para que se “adapte” a dormir toda la noche.

Sin embargo, aunque es cierto que a medida que el bebé crece puede dormir períodos más largos sin necesidad de alimentarse, no podemos olvidar que al abandonar la lactancia a demanda a una edad temprana cohibimos al pequeño de aprovechar los beneficios de las tomas nocturnas.

3 beneficios de amamantar a tu bebé por la noche después de los seis meses

1. Aumenta la producción de leche

Durante la noche los niveles de prolactina, la hormona responsable de estimular la producción de leche materna, alcanzan su pico más alto. Como resultado, la madre producirá más leche no solo durante la noche sino también a la mañana siguiente, por lo que el bebé se podrá alimentar más y mejor.

lactancia materna nocturna

2. Ayuda a conciliar el sueño

La leche materna cambia su composición durante el día para adaptarse a las necesidades del bebé. Alrededor de las 4 de la mañana alcanza su pico máximo de triptófano y melatonina, un aminoácido y una hormona que intervienen en la conciliación del sueño. De esta manera, el bebé podrá conciliar el sueño más rápido tras la toma y descansará mejor.

3. Previene la hipoglucemia

Cuando el bebé nace su estómago es muy pequeño e inmaduro, lo que explica por qué come tan poco cada vez. Sin embargo, esto también hace que tenga que alimentarse con más frecuencia para obtener los nutrientes que necesita y mantener equilibrados sus niveles de glucosa. Amamantarle por la noche es una forma de aportarle estos nutrientes y evitar que sufra una hipoglucemia.

Dormir cerca del bebé para amamantarle

Obviamente, levantarse continuamente noche tras noche para lactar al bebé puede llegar a convertirse en una tarea agotadora para la madre. Una solución más sencilla y cómoda consiste en dormir con el bebé en la habitación, ya sea practicando colecho con todas las precauciones necesarias o con el pequeño durmiendo en la cuna al lado de la cama.

La Organización Mundial de la Salud señala que los lactantes que duermen con sus madres, pasan alimentándose hasta el triple del tiempo, en comparación con los que duermen en habitaciones separadas. Aunque esta práctica no solo beneficia a los pequeños. Un estudio realizado por expertos de la Universidad de California encontró que los padres de los bebés que lactan durante la noche duermen entre 40 y 45 minutos más que aquellos cuyos pequeños son alimentados con leche artificial o que no se alimentan durante toda la noche.

Deja un comentario sobre “La importancia de la lactancia nocturna después de los seis meses”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!