20 juegos de mesa educativos perfectos para los más pequeños de casa

Los mejores juegos de mesa para jugar con los niños

Juegos de mesa

Los juegos de mesa son una alternativa ideal para pasar tiempo de calidad en familia. Perfectos para estimular el desarrollo cognitivo de los pequeños y potenciar su concentración y memoria, también son un buen recurso para enseñarles a respetar las normas y a lidiar con la frustración. Sin embargo, no todos los juegos valen para aprovechar estos beneficios. Por eso, en Etapa Infantil hemos recopilado algunos juegos de mesa educativos que no solo son divertidos y contribuyen al desarrollo infantil, sino que van un paso más allá y fomentan el aprendizaje.

20 juegos de mesa educativos que todo niño debería jugar

1. Fantasma Blitz

Si queréis estimular la agilidad mental, los reflejos y la psicomotricidad de los más pequeños de casa, este juego os viene como anillo al dedo. El juego de mesa incluye algunos objetos y cartas que representan a esos objetos. La idea es sencilla, uno de los jugadores debe extraer una carta y colocarla bocarriba para que todos puedan verla. El objetivo es que los jugadores vayan a por el objeto y, el primero que lo consiga, podrá quedarse con la carta. Gana la partida el jugador que más cartas tenga cuando se termine el partido.

2. Carcasonne

La ciudad quiere expandirse y todos luchan por conseguir más territorios y posesiones. Al final todo dependerá de cuántas ciudades hayáis conquistado, praderas adquirido y caminos explorado. Por eso, cada jugador debe elaborar cuidadosamente su estrategia para conquistar la mayor cantidad de territorios y hacerse con los bienes más preciados. Un juego de estrategia muy entretenido que pone a prueba la inteligencia, la astucia, la capacidad de planificación y la creatividad de los más pequeños de casa de una manera divertida.

3. Operación

Los pequeños de casa aficionados a la biología y la medicina estarán encantados de poner en práctica sus habilidades con este juego. Si bien no está concebido como un juego educativo propiamente dicho, es perfecto para estimular las habilidades psicomotoras de los pequeños mientras ejercitan su conocimiento sobre el cuerpo humano. El juego consiste en extraer piezas de diferentes partes de un cuerpo de juguete sin tocar los laterales ni hacer saltar la alarma. Cada vez que la alarma salte, pasa el turno a otro jugador. Así, gana el que más piezas consiga extraer.

4. Emoticapsules

Si buscáis un juego de mesa con el cual familiarizar a los niños con sus emociones, Emoticapsules es perfecto. Creado por expertos, el juego enseña a los peques a identificar sus emociones, así como a expresar de manera asertiva sus estados de ánimo, una manera sencilla de enseñarles a gestionarlas. La esencia es muy básica, el juego cuenta con 6 cápsulas que representan las emociones básicas que servirán de repositorio para que los niños metan dentro diferentes objetos que se relacionen con cada emoción mientras explican por qué lo hacen.

5. Faraón

Los pequeños aficionados a la historia de las momias y los faraones estarán encantados de jugar en familia este juego de mesa del sello Ravensburger. Se trata de un juego ambientado en el antiguo Egipto en el que la finalidad consiste en encontrar los tesoros situados bajo las pirámides del tablero. Para ello, se extrae una carta de la baraja, la cual determina qué tesoro se debe buscar en cada turno. Los jugadores deberán mover las pirámides hasta encontrar la reliquia adecuada. Pero, ¡cuidado! Si se localiza el tesoro equivocado se pierde el turno, además, hay muchos misterios aguardando. Un divertido juego de memoria, ideal para pasar una tarde entretenida.

6. Catán

Sois los primeros habitantes en llegar a la isla de Catán y muy pronto, empiezan a aparecer los primeros poblados y las primeras carreteras. Poco a poco la isla florece y los pequeños asentamientos se convierten en ciudades. Entonces, llega un momento en el que el espacio empieza a escasear y se desata una encarnizada disputa por los recursos y las tierras. ¿Quién se hará finalmente con el poder? Para descubrirlo tendréis que planificar con detalle vuestra estrategia. Sin duda, un juego muy divertido que pondrá a prueba la inteligencia, capacidad de planificación y creatividad de los niños.

7. IQ Fit

Si a los más pequeños de casa les gustan los retos, acertaréis con este juego de inteligencia. Se trata de un set que incluye 120 desafíos en tres modos de juego que pone a prueba las habilidades espaciales, la lógica, la capacidad para resolver problemas y la concentración de los peques. La idea consiste en elegir un desafío y colocar las piezas del rompecabezas como se indica, intentando llenar los espacios vacíos del tablero con las piezas del rompecabezas restante. Solo hay una solución por desafío, así que los peques tendrán que encontrar la manera de conseguirlo.

8. Apples to Apples

Aprendizaje y diversión se conjugan a partes iguales en este juego de mesa, una alternativa ideal para disfrutar de una tarde de calidad con los pequeños en casa. Se trata de un juego de comparaciones que mejora el vocabulario de los niños, a la vez que pone a prueba su creatividad, memoria y pensamiento. El objetivo consiste en encontrar sinónimos de palabras o comparaciones graciosas para conseguir la mayor cantidad de cartas con la manzana verde. Sin duda, un juego sencillo con el que las risas estarán garantizadas. Vale destacar que está disponible en diferentes versiones.

9. Uno

Considerado como uno de los juegos de mesa más populares entre las familias, el Uno es uno de esos juegos que no puede faltar en ningún hogar. Se trata de un clásico juego de estrategia y atención que consiste en relacionar las cartas según su color o el número de la misma. La idea consiste en deshacerse de todas las cartas, de manera que gana el jugador que primero lo consiga. Disponible en diferentes versiones, es un juego muy sencillo al que pueden sumarse hasta 10 jugadores.

10. Dobble

Dobble es un juego de cartas basado en la velocidad, la observación y los reflejos. Los jugadores deben competir por encontrar el símbolo que coincide entre las cartas lo antes posible, pero cada carta es única y solo tiene un símbolo en común con cualquier otra del mazo que puede variar de tamaño o posición. Sin duda, no es una tarea fácil, pero quien más símbolos consiga detectar será el ganador. Ideal para que los niños desarrollen sus habilidades visuales y pongan a prueba su agilidad mental, es perfecto para disfrutar de una tarde familiar en casa.

11. Risk

Considerado uno de los juegos de mesa bélicos más populares de la historia, evoca las guerras napoleónicas a través de una sencilla estrategia en la que los jugadores deben conquistar territorios enemigos. Para ello debéis crear un ejército, mover sus tropas y combatir las batallas. Dependiendo del resultado de los dados, venceréis al enemigo o seréis vencidos. Sin duda, un juego muy emocionante que pondrá a prueba el pensamiento, la lógica y la capacidad de planificación de los más pequeños de casa. El juego está disponible en otras versiones.

12. Trivial

Se trata de uno de los juegos de mesa clásicos, pero no por ello menos divertido. En esta versión para la familia, el juego incluye 2.400 preguntas sobre diferentes categorías del conocimiento: Geografía, Entretenimiento, Historia, Deporte y tiempo libre, Arte y literatura, y Ciencias y naturaleza. Ya sea de manera individual o por equipos, la idea consiste en responder a tantas preguntas como sea posible. Al final, gana el/los jugador/es que más preguntas haya/n acertado. Un juego que no solo pone a prueba los conocimientos de los niños sino que puede enseñarles muchas curiosidades que no conocían. Vale destacar que el juego también está disponible en otras versiones.

13. Los futbolísimos

¿Quién ha dicho que no es posible jugar al fútbol dentro de casa? Ahora con esta versión de cartas de la saga “Los futbolísimos” de Roberto Santiago los niños podrán jugar al fútbol sin salir de casa. Se trata de un juego de cartas cuyo principal objetivo consiste en ganar un partido de fútbol y conseguir el mayor número de balones del color de la portería asignada. Es importante que los jugadores estén atentos porque en el campo de juego todo es posible y más de una sorpresa les aguarda. Sin duda, un juego divertido que estimulará la creatividad y la lógica de los pequeños aficionados al fútbol.

14. Reinas durmientes

Los niños que hayan disfrutado de la película infantil “La bella durmiente” estarán encantados de jugar este juego de cartas que ofrece la oportunidad de pasar un rato entretenido mientras ponéis a prueba vuestras destrezas cognitivas. Se trata de un juego muy sencillo cuyo objetivo es despertar a las cinco reinas usando las habilidades que otorga cada carta. Para ello los jugadores deben hacer uso de su memoria, trazar una estrategia y hasta utilizar sus conocimientos de matemáticas. Al final, gana quien consiga despertar a más reinas. ¿Os animáis a intentarlo?

15. Monster kit

El gran hechicero Mórlat pone a prueba a sus alumnos y os pide invocar a un monstruo para atemorizar a la humanidad. Se trata de un examen sorpresa, pero nadie ha estudiado, así que tendréis que probar suerte. Para ello, debéis combinar las cartas que representan partes de un monstruo para crear divertidos monstruitos de diferentes colores y formas. Una manera excelente de que los niños aprendan a identificar las formas geométricas y los colores, a la vez que les desarrolla las habilidades visuales y espaciales y entrena las operaciones matemáticas sencillas. Sin duda, un juego muy entretenido que los peques adorarán.

16. Ajedrez

Aunque está considerado un deporte, el ajedrez también es un excelente juego de mesa. Este clásico juego de piezas es perfecto para entrenar la capacidad lógica, el pensamiento abstracto y la planificación a largo plazo de los más pequeños de casa. Ideal también para estimular la concentración y la creatividad infantil, es un juego perfecto para jugar en familia al que pueden sumarse incluso los más pequeñitos. Una de sus mayores ventajas es que está disponible en diferentes versiones para que podáis escoger la que más os guste y se adapte a vuestras necesidades.

17. Directores de cine

Los pequeños que sueñen con convertirse en afamados directores de cine tendrán la oportunidad de empezar a desarrollar sus habilidades con este juego de mesa. Compuesto por 100 cartas clasificadas en dibujos, frases y palabras, el primer jugador tendrá que sacar 4 cartas al azar y crear una historia a partir de sus representaciones. Un juego muy divertido que ayuda a desarrollar su creatividad, el pensamiento crítico y las habilidades sociales de los más pequeños, a la vez que mejora su vocabulario y expresión oral.

18. Grabolo

Perfecto entrenar la concentración, la observación y los reflejos, con este divertido juego de mesa las risas en casa están aseguradas. Se trata de un juego muy sencillo cuyo objetivo consiste en emparejar las cartas con la imagen que aparezca en el dado. Para ello, en cada turno se tiran los dados y el jugador que ponga antes la mano sobre la carta similar suma un punto. Al final de la partida, gana quien más puntos haya acumulado. Un juego muy entretenido, ideal para estimular la atención de los más pequeños que podéis jugar en familia.

19. Lince

Se trata de un juego de habilidades que ayuda a estimular la percepción del espacio y la velocidad de respuesta en los más pequeños de casa. La idea consiste en tomar una ficha y buscar la imagen correspondiente en el tablero para hacerlas coincidir. Al final, gana quien consiga acumular la mayor cantidad de fichas, por lo que la agudeza visual y unos buenos reflejos son habilidades indispensables para ganar la partida. Vale destacar que el juego está disponible en varias versiones que varían en complejidad para que escojáis el modelo que mejor se adapta a vuestra familia.

20. Dominó

El dominó es uno de los juegos de mesa clásicos que no pueden faltar en las familias con niños. Se trata de un juego de mesa sencillo, que se puede encontrar en diferentes versiones de diferente complejidad, que pondrá a prueba la motricidad fina de los más pequeñitos mientras desarrollan su razonamiento y sus habilidades matemáticas. Esta versión infantil también es perfecta para enseñarles a los niños a reconocer las formas y colores de una manera divertida. ¿El reto? Deshacerse de todas las fichas antes de terminar la partida o, al quedarse con la menor cantidad de fichas posible.

Última actualización el 2021-09-15 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios