10 límites que no puedes sobrepasar con tus hijos

sobrepasar límites padres educación

Cuando se es padre o madre y se está educando a los hijos, es posible que no se piense siempre que existen ciertos límites que no se pueden sobrepasar. Tanto los padres como las madres siempre piensan en hacer las cosas por el bien de sus hijos, tanto a largo como a corto plazo. Solo que hay veces que sin darnos cuenta esos límites pueden pasarse.

Los padres intentan ser perfectos para que sus hijos hagan las cosas bien: que ordenen su dormitorio, que pasen tiempo de calidad en familia, que tengan la casa ordenada y siempre comida en la nevera. Pero tenemos que ser conscientes como padres y madres que esa perfección no existe. No puedes pretender alcanzar esa perfección porque simplemente no podrás hacerlo.

Lo que sí es necesario es ser consciente de que hay algunos límites que no se pueden sobrepasar en la maternidad o paternidad, sobre todo en todo lo referente a la crianza y educación de nuestros hijos.

Tú siempre serás su mejor ejemplo

Es importante que siempre tengas en tu mente, que eres el mejor ejemplo para tus hijos. Cuando hables, cuando hagas las cosas, cuando muestres tu temperamento… Siempre habrán unos pequeños ojos que estarán viendo todo lo que haces o unos pequeños oídos que escuchan todo lo que dices. Cada día cuando te levantes por las mañanas, es necesario que recuerdes que debes ser el mejor modelo a seguir para tus hijos. Por eso, ten en cuenta lo siguiente:

  • No digas cosas que no quieres que tus hijos repitan
  • No hagas cosas que no quieres que tus hijos hagan
  • Piensa las cosas antes de decirlas
  • Respira hondo antes de gritar o decir cosas que te puedas arrepentir después
  • Si es necesario salir de escena para calmarte, hazlo. Si tienes que gritar con la cabeza en un cojín, ¡hazlo! Pero que tus hijos no te vean
  • Trabaja el autocontrol y tu propio autoconocimiento
  • Es importante que aprendas a respirar antes de explotar
  • Eres humano/a, por lo que cometerás errores, si esto ocurre, aclara la situación con tus hijos y siempre, pide perdón
limites crianza

Límites que no puedes sobrepasar en la crianza y educación de tus hijos

Nunca sobrepases estos límites en la educación y crianza de tus hijos, ¡es necesario que lo tengas en cuenta para evitar arrepentimientos después!

  1. No estés siempre mirando el móvil porque sino cuando quieras apagar la tele o quitarle su móvil… no tendrá sentido.
  2. No hables mal, ni digas palabrotas o feas palabras delante de tus hijos o en poco tiempo, las dirá también una detrás de otra y además con más asiduidad que tú.
  3. No hagas comentarios que no quieras que otras personas sepan. Los niños son expertos en decir las cosas menos apropiadas en los momentos menos oportunos.
  4. Prometer algo que no cumplirás será un gran error. Los niños perderán confianza en ti y no te creerán la próxima vez que prometas algo. No te desacredites y si prometes algo, simplemente cúmplelo, ¡y sino, no prometas nada!
  5. Cumple las normas sociales igual que deberán cumplirlas tus hijos. Si siempre pasas el paso de peatones en rojo o coges cosas del supermercado y después no las pagas, ¡tus hijos aprenderán a que eso está bien! Y el día de mañana podrían tener problemas más serios.
  6. No llenes a tus hijos de actividades programadas. Los niños tienen que ser niños… y deben tener tiempo libre y también de aburrimiento para serlo. No les presiones ni les estreses innecesariamente.
  7. No hables mal de tu cuerpo delante de tus hijos ni te obsesiones con el peso. La autoestima de tus hijos depende en gran medida de vosotros, los padres. Por eso, habla bien de tu cuerpo y si quieres mencionar algo que sea siempre apuntado a tener mejor salud.
  8. Muchos padres transmiten sus propios miedos a sus hijos. Los niños lo imitan todo, así que también imitarán tus miedos si se los muestras.
  9. Interrumpir a tus hijos cuando hablan es un gran error que no debes cometer. ¿A ti te gustan que te interrumpan cuando estás hablando? A ellos tampoco. Respeta los turnos de palabras igual que quieres que tus hijos los respeten.
  10. Es importante que tampoco compares a tus hijos ni que intentes invadir su intimidad… Y una vez sabido esto, recuerda que eres una gran mamá o un gran papá y que siempre que quieras ser perfecta/o, ¡deja de intentarlo! Eres buena madre o buen padre, ¿y sabes por qué? Porque cada día intentas superarte y aceptas que la perfección no existe.

Bibliografía

J. Siegel, D. (2012) El cerebro del niño: 12 estrategias revolucionarias para cultivar la mente en desarrollo de tu hijo. Editorial: Alba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios