Papá y mamá, vosotros me dais techo y comida, pero mi sueldo es mío