10 maneras de fomentar un buen desarrollo emocional en los niños

fomentar desarrollo emocional

La habilidad emocional no es algo que se tenga desde que se nace, es decir, no se tiene de manera innata, se debe aprender durante la infancia. Es importante que los padres sepan algunas técnicas para poder desarrollar y fomentar las habilidades emocionales en los niños desde su más tierna infancia.

Fomentar el desarrollo emocional de los hijos

A continuación, vamos a darte algunas claves simples para que tus hijos puedan desarrollar esa madurez emocional tan importante para la vida.

1. Acepta a tu hijo

Es importante que aceptes a tu hijo de manera incondicional, muestra tu amor y tu aceptación pase lo que pase. Es necesario para que desarrolle su propia identidad. Esto, tendrá un impacto en todas las relaciones interpersonales que tenga en el futuro.

2. Sé cariñoso

Todos los niños necesitan contacto físico y emocional. Para que tenga un buen desarrollo cerebral tu bebé debe tener una gran cantidad de contacto físico durante todo el día. Es tan importante como cualquier necesidad básica (como el comer o el dormir). Dale afecto a tu hijo tan a menudo como puedas y también muestra afecto a tu pareja delante de tus hijos. De esta manera podrás modelar una relación saludable, algo que afectará a las relaciones futuras de tu hijo.

3. Mantén una buena comunicación

Es importante que hables con tu hijo a menudo y con una voz tranquila y amorosa. Hablar es la mejor manera de comunicarse y también de conectarse emocionalmente. Junto con el contacto físico la comunicación verbal constante es necesaria para el buen desarrollo emocional de tu hijo.

4. Escucha

Hablar es tan importante como escuchar. Nunca te olvides de escuchar a tus hijos, ¡pero hazlo de verdad! Mientras te hablan no mires el móvil. Tienes que asegurarte de tener tiempo par detenerte y escuchar lo que te están diciendo en cada momento. Sea lo que sea lo que te estén diciendo, después responde desde el corazón.

5. Crea un ambiente seguro y tranquilo en casa

El ambiente de casa es crucial para el desarrollo emocional de tus hijos. El entorno familiar debe ser organizado y pacífico. De esta manera podrás crear una atmósfera saludable en la que aprender a través del descubrimiento sin miedos y con respeto mutuo. Un ambiente seguro y tranquilo dará a los niños la sensación tan importante de seguridad física y emocional.

En este sentido, tu hogar debe ser también un lugar físicamente seguro para que tus hijos puedan explorar sin miedos ni restricciones. Los objetos frágiles o de valor no tendrán que estar al alcance y los que son peligrosos deben estar bien guardados. Si un niño crece en un entorno inseguro, los padres deberán evitar todo el tiempo que lo explore, aunque si el niño escucha demasiado “ten cuidado” o “no toques eso” no se sentirá seguro y puede generar inseguridades en su vida.

desarrollo emocional infantil

6. ¡Mucho tiempo de juego!

Jugar es la mejor manera en que los niños aprenden y desarrollan su madurez emocional. Además, participar en el juego simbólico enseña a los hijos a expresar lo que se siente a través del juego y así, comprender mejor sus emociones y entender a los demás. Los niños ensayarán a través del juego diversas situaciones. Juegos de agua, de arena o con plastilina son ideales para aliviar la tensión emocional.

7. Debes estar siempre disponible

Cuando tus hijos te necesiten siempre deberás estar disponible. Haz un esfuerzo para detener lo que estás haciendo y que tus hijos vean que estás a su lado. El tiempo que tienes con tus hijos pequeños es limitado ya que crecen demasiado rápido y aprenderán casi todo de ti. No estés distraído mientras los escuchas y presta toda tu atención. Haz un esfuerzo extra si es necesario para no mirar tu teléfono el tiempo que pasas con tus hijos. Estar emocionalmente disponible para un niño es igual de importante que atender sus necesidades físicas.

8. Ten tiempo para ellos

Además de estar disponible para tus hijos también es importante que busques tiempo en el día para pasar junto con tus hijos. Un tiempo de calidad que no esté lleno de pantallas o de hacer otras cosas que no sea prestarle atención.

El tiempo es limitado, pero siempre se dividirá entre las cosas que priorices más. Otras cosas pueden retrasarse o no hacerse, pero el tiempo con tus hijos es una inversión en vuestro vínculo afectivo y es muy fugaz y nunca volverá, por lo que debes aprovecharlo al máximo.

9. Cumple con tus promesas

Los niños aprenden muy rápido si pueden confiar en un adulto o no. Es vital mantener siempre las promesas que haces. Una relación positiva entre padres e hijos solo se puede formar a través de la confianza mutua. Esto también les enseña a formar relaciones de confianza con otros a lo largo de sus vidas.

10. Fomenta el intercambio de emociones

Enseña a tu hijo a compartir abiertamente sus emociones. Ten conversaciones frecuentes sobre cómo te sientes y cómo se siente tu hijo. Cuáles son los sentimientos que experimentáis después de un conflicto o alguna situación que hace que estés emocionalmente inestables temporalmente. Enseña a tus hijos que los niños y las niñas experimentan las mismas emociones y nunca minimices una emoción basada en el género.

Bibliografía

Couturier, S,. (2018) El libro de mis emociones. Editorial: Timunmas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios