Meghan Markle muestra la naturalidad del postparto al presentar a su bebé con el príncipe Harry

Meghan Markle bebé

Cualquier madre sabe que recién parida no se está igual que antes de estar embarazada, ¡ni mucho menos! No todas las mujeres tienen la suerte de lucir un cuerpo esbelto una vez que han dado a luz… Meghan Markle aboga por mostrar esa naturalidad rompiendo los protocolos ingleses y dejando claro que una mujer ante todo, es mujer… Y cuando se es madre, ¡no se puede ser perfecta!

Nació el 6 de mayo

El primer hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry llegó al mundo el pasado 6 de mayo, ¡y ya es el bebé más famoso de todo Reino Unido! Todos sus habitantes llevaban mucho tiempo esperando su llegada con gran expectación. Meghan llevó todo el final del embarazo y el parto con total privacidad para que de esa manera lo pudieran vivir de forma íntima, sin tanta expectación. No quería que su parto se convirtiese en un circo mediático… ¡e hizo bien! De hecho, no se sabe aún dónde ha sido, ni cómo ha sido… parece que ella quiere que eso sea algo íntimo.

Además, esperaron dos días para presentar a su pequeño en el Palacio de Windsor. Los periodistas de todo el mundo estaban deseando captar ese momento.

La barriga de Meghan

Lo mejor además del precioso pequeño es cómo Meghan posa con su barriga postparto, sin disimularla y posiblemente sin fajas. ¡Porque el cuerpo de la mujer en el postparto es así! Parece que la barriga aún es de embarazo porque tarda varios días en deshincharse y semanas o incluso meses en volver a “su sitio”… ¡Incluso puede tardar más de un año en algunas mujeres! Y todo eso, ¡es normal! Las mujeres que acaban de tener a su bebé son perfectas en sí mismas, ¡acaban de crear vida! Y la “perfección” que exige la sociedad… ¡sobra!

Meghan Markle barriga postparto

Otro aspecto a tener en cuenta en la presentación es que el bebé lo lleva el padre y no la madre, dejando claro que los padres deben formar más parte en la vida de sus hijos… ¡también en la realeza! Los protocolos anticuados y machistas parece que comienzan a quedarse atrás… Además, se tiene en cuenta el bienestar del bebé aunque no se le vea apenas el rostro, está arropado y con su gorrito para evitar que se enfríe. ¡NO es una diana de fotografías para que los periodistas se peleen por la instantánea perfecta y más cara! Es solo un bebé que acaba de nacer y que merece un respeto por parte de todo el mundo.

Las comparaciones… . ¡son odiosas!

Todos los medios comienzan a hablar sobre Meghan y su cuñada Kate Middleton, pero se olvidan de algo… ¡las comparaciones son odiosas! Y además, son dos familias diferentes, con necesidades diferentes, ¡y valores diferentes! Su cuñada Kate, posó 7 horas después de dar a luz dando una imagen de perfección que en realidad escondía lo que es el postparto. Aunque Kate tampoco ocultó su barriga postparto, ¡porque no se debe ocultar! ¡Esa es la magia de la vida! La magia de la vida tiene dos caras: el bebé y el cuerpo cambiado de la madre.

Meghan en su postparto no intenta mostrar perfección en absoluto, ¡muestra su rostro hinchado y de cansancio! Algo normal y habitual en cualquier madre que acaba de tener un bebé. Ese pequeño tesoro de Reino Unido se llama Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

Deja un comentario sobre “Meghan Markle muestra la naturalidad del postparto al presentar a su bebé con el príncipe Harry”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios