Cómo mejorar la buena conducta en los niños

Una buena conducta ayudará a que los niños sepan cómo actuar en cada momento

Buena conducta niños

Cuando se consigue comenzar a mejorar el autocontrol en los niños casi de forma automática la buena conducta aparece también, pero en ocasiones hay que tener en cuenta una serie de consejos para que la buena conducta quede establecida en el comportamiento de los niños. Si quieres mejorar la buena conducta en tus hijos, entonces no lo dudes y sigue leyendo porque cuando lo pongas en práctica, te darás cuenta como poco a poco, obtendréis mejores resultados en casa.

Establecer responsabilidades

A todos los niños les encanta divertirse y pasarlo bien, es lo normal. Pero a veces, hay que conseguir que las cosas difíciles se hagan en primer lugar para potenciar la buena conducta y el autocontrol. Para eso, es necesario que los niños sean capaces de poner aquellas cosas que le divierten en suspenso hasta que acaben de hacer la tarea que tienen asignada.

Por eso, es necesario que tengan responsabilidades en el hogar. Deben entender que siempre se tienen unas responsabilidades que deben cumplir y que cuando las cumplen tendrán consecuencias positivas en su vida y si no, las tendrán seguramente, negativas.

Establecer los límites

Los límites ofrecen la oportunidad de aprender a autoregularse y a pensar en cuál es la buena conducta que deben llevar a cabo. Si no hay límites, es casi imposible que los niños sepan qué deben hacer para poder regular su conducta, no sabrán cuando deben ‘pulsar el botón de autocontrol’. Por éste motivo, para que los niños se sientan más seguros y sepan cómo deben actuar en cada momento, deberán saber dónde están los límites y qué deben hacer para cumplirlos.

Mejorar la buena conducta en los niños

Enséñales a distraerse

Es importante que los padres puedan proporcionar oportunidades a sus hijos para que practiquen estrategias para cuando deben esperar en algún lugar. Los niños tienden a pensar más en lo que quieren porque les gusta la forma que en lo que les hace sentir. La buena conducta cuando deben esperar tiene que ver con esto porque mientras esperan, deben aprender a pensar creativamente para esperar sin que la impaciencia se apodere de ellos.  Por ejemplo, si estáis haciendo galletas, mientras están en el horno podéis ir a regar el jardín para que el tiempo se pase más rápido.

Potenciar una buena auto conciencia

La mayor conciencia es la que se tiene, y cuando uno se da cuenta de que la tiene, mejor puede ser la conducta. En este sentido, es necesario ayudar a los hijos a entender las cosas para que sean conscientes de lo que les ocurre a su alrededor y de las cosas que hacen ellos mismos. Pueden explorar lo que sucede justo antes de tomar decisiones impulsivas. ¿Están cansados o estresados? ¿Tienen hambre? ¿Están aburridos o ansiosos? La mayor conciencia que tienen es que deben saber que ellos son los que pueden mejorar su conducta a pesar de que se sientan mal, pero para ello, deben entender primero qué les ocurre.

Practicar la atención plena

La atención plena es necesaria tanto en adultos como en niños porque fortalece la corteza prefrontal, que es la parte del cerebro que se ve envuelto en la resolución de problemas, la planificación y la que ayuda a resistir los impulsos. Todas las cuales son una importante parte para mejorar la conducta y controlar la atención plena, para conseguirlo se necesita tener una buena capacidad para dejar que los pensamientos y sentimientos vayan y vengan sin actuar sobre ellos, sólo entendiendo lo que nos ocurre.

Es necesario recordar que los niños son niños y es normal que de vez en cuando se sientan frustrados o actúen de forma impulsiva. La mejora de conducta se consigue con el tiempo y no hay prisa para que se conviertan expertos. Es algo que se consigue con el refuerzo.

Deja un comentario sobre “Cómo mejorar la buena conducta en los niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!