Métodos útiles para bajar la fiebre de los niños

bajar fiebre niños

La fiebre es un mecanismo de defensa natural que el organismo utiliza para protegerse de las infecciones y aniquilar a los virus o bacterias. Por lo general, la elevación de la temperatura corporal no representa un peligro para los niños ya que es solo un síntoma de una enfermedad que se está desarrollando, pero si supera los 39ºC o 40ºC podría inducirle convulsiones o provocarle alteraciones cerebrales temporales o permanentes. Por eso, es normal que muchos padres se alarmen cada vez que su pequeño tiene fiebre, incluso si esta no es muy elevada.

Sin embargo, a no ser que la fiebre sea muy alta, en cuyo caso deberías llevar a tu hijo al hospital, puedes controlar sus variaciones de temperatura en casa. Para ello puedes recurrir a medicamentos como el acetaminofén o el ibuprofeno, siempre bajo prescripción médica. No obstante, si prefieres recurrir antes a otros métodos naturales, te brindamos algunos métodos tradicionales para bajar la fiebre.

5 estrategias eficaces para bajarle la fiebre a un niño

1. Vístelo con ropa fresca

La ropa tiene la propiedad de conservar el calor corporal, evitando que el aire exterior entre en contacto directo con la piel y la enfríe. Por tanto, cuando un niño tiene fiebre y está vestido, sobre todo si tiene varias prendas de ropa, será más difícil bajarle la temperatura. En ese caso, el primer paso consiste en quitarle las prendas más gruesas y ponerle ropa holgada y fresca para que el calor pueda dispersarse y la temperatura empiece a descender gradualmente.

2. Ajusta la temperatura del ambiente

Un método útil para reducir la temperatura corporal del niño consiste en regular la temperatura del ambiente. Si la temperatura de la habitación está muy baja no ayudará a bajar la fiebre sino que le hará sentir más frío, pero si está muy alta acentuará la fiebre. Lo ideal es que el niño esté en una habitación fresca, en la que no haya corrientes de aire. Si es invierno y tienes encendida la calefacción, deberías bajar un poco la temperatura. En cambio, si es verano y hay mucho calor, sería conveniente que pusieras el aire acondicionado.

Cómo bajar la fiebre en bebés y niños

3. Dale un baño de agua templada

Poner al niño dentro de una bañera con agua al tiempo o darle una ducha templada puede contribuir a bajarle la fiebre. Cuando su cuerpo caliente entre en contacto con un ambiente más templado, su metabolismo intentará compensar esta diferencia y empezará a bajar la temperatura gradualmente. Al cabo de 10 minutos aproximadamente, podrás notar como la fiebre habrá bajado unos 2 grados. Eso sí, evita que el agua esté demasiado fría.

4. Ponle compresas húmedas

Tal y como muestran muchas películas de antaño, este método es muy eficaz para bajar la fiebre. Basta que tomes algunos paños o toallas, los humedezcas en agua templada y los coloques sobre la frente, la nuca y las muñecas del niño. Cuando se calienten o se empiecen a secar, los vuelves a humedecer y los colocas en los mismos sitios. Lo que sucede es que estos tres puntos son más sensibles a los cambios de temperatura que el resto del cuerpo, de manera que cuando bajas la temperatura de forma local, la temperatura del resto del cuerpo desciende más rápido.

5. Haz que ponga los pies en el suelo

Los pies son una de las partes del cuerpo más sensibles a los cambios de temperatura y funcionan como una especie de termostato que regula la temperatura corporal. Por tanto, una estrategia útil cuando tu hijo tiene fiebre consiste en quitarle los zapatos y hacer que camine descalzo por el suelo, siempre que no esté muy frío. De esta manera, los pies empezarán a templarse paulatinamente y la temperatura del resto del cuerpo comenzará a descender.

Deja un comentario sobre “Métodos útiles para bajar la fiebre de los niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios