4 mitos sobre el embarazo

Que dejarás de creer desde hoy mismo.

Mitos sobre el embarazo

Los mitos son algo que están muy presentes en nuestra sociedad y que a día de hoy aún son muchas las personas que creen en ellos sin pararse a pensar si realmente tienen algo de cierto o no. Pero cuando estás embarazada es muy probable que se escuchen muchos “cuentos de viejas” o mitos, de los cuales muchos pueden ser realmente divertidos. El que muchas personas aún creen a día de hoy es que si tienes la barriga alta será una niña y si tienes la barriga baja será un niño… pero también debemos comprender que hace algunas décadas la ecografía no existía y las mujeres se basaban en este tipo de cosas para saber el sexo.

Aunque no todos los mitos del embarazo son iguales, es cierto que algunos de ellos pueden ser divertidos y otros sin embargo, pueden generar algunas preocupaciones innecesarias. Hoy quiero hablarte sobre algunos mitos del embarazo para que, si realmente piensas que son ciertos, ¡dejes de creerlos!

Las embarazadas no deben comer dulces

Si bien es cierto que una mujer embarazada no debe pasarse comiendo dulces porque podría engordar demasiado y que sea perjudicial para el bebé, hay una pequeña excepción: ¡el chocolate! Las mujeres embarazadas que comen chocolate en el embarazo pueden sentir menos miedos y además ríen más que aquellas que no lo comen. NO es necesario tener que pasarse el día comiendo chocolate y es mejor si es chocolate negro, pero si te quieres dar un capricho de vez en cuando, ¡no es nada malo!

Falsos mitos del embarazo

Una mujer embarazada come por dos

La realidad es que esto no es así, una mujer embarazada no tiene que comer por dos, así que se acabaron las dobles porciones de helados o patatas fritas. Es cierto que estás comiendo para dos, pero no es en absoluto necesario que comas el doble de todo. Una mujer embarazada únicamente necesitará unas 300 calorías adicionales por día para que el bebé crezca sano. Unas 300 calorías extras puede ser la mitad de un sandwich o un vaso de leche desnatada, ¡al día! Es necesario que te controles el peso porque si engordas mucho podrías tener un parto difícil o incluso que te  tuvieran que practicar una cesárea. Y además, si tu bebé nace con mucho peso puede ser obeso cuando llegue a la edad adulta. ¡Mejor evitar comer de más!

Una mujer embarazada no puede tintarse el cabello

No hay necesidad de que se te vean las canas ni las raíces oscuras cuando estás embarazada. Los productos químicos del tinte para el cabello se absorben por la piel pero en cantidades mínimas, por lo que no son perjudiciales para tu bebé. Quizá por los fuertes olores puedas sentir náuseas e incluso vomitar, por lo que la única precaución que debes tomar es que el espacio donde te quieras tintar el cabello sea un espacio bien ventilado.

Aunque como consejo, puedes evitar tintarte el cabello durante el primer trimestre del embarazo que es el más importante para el desarrollo del feto. Y durante todo el embarazo puedes evitar los tintes con amoníaco que pueden ser más fuertes.

Las mujeres embarazadas deben evitar el ejercicio

Es cierto que una mujer embarazada se puede sentir más cansada y con dolores, pero si el médico no lo impide y la mujer se siente con energía suficiente para hacer ejercicio, éste siempre será beneficioso. El ejercicio físico siempre es algo que se deba hacer y el embarazo no es una excusa para dejar de hacerlo. Es más, si te duele la espalda o te sientes baja de energía puedes hacer ejercicio saliendo a caminar cada día, ¡tu cuerpo te lo agradecerá!

¿Quieres compartir con nosotros algún mito sobre el embarazo que conozcas? ¡No encantará saber más!

Deja un comentario sobre “4 mitos sobre el embarazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!