A un niño con autismo le obligaban a estudiar en el baño de su escuela

niño autismo estudia baño escuela

Aunque parezca mentira a Lucas, un niño de 11 años con autismo, es decir, con necesidades educativas especiales le han hecho estudiar en el baño, llevándole incluso el pupitre a este lugar. El niño, como es normal y como le ocurriría a cualquier otro, está furioso por lo sucedido, y es que, se da cuenta perfectamente de las cosas que le suceden a su alrededor.

La denuncia no ha tardado en llegar

Como era de esperar y como cualquier padre haría, Danielle Goodwin que es la madre de Lucas ha denunciado a la escuela de su hijo (Whatcom Middle School situado en Bellingham, Washington -EEUU-). La madre ha denunciado en Facebook lo que le han hecho a su hijo desde la escuela y la imagen del pequeño en el baño está dando la vuelta al mundo, ¡y es que no es para menos!

Danielle le dijo a la escuela que su hijo tenía necesidades educativas especiales y que era buena idea que lo tuvieran en un lugar muy tranquilo para que pudiese estudiar mejor, pero cuando le dijo eso al centro, para nada se refería a que lo apartasen de la clase y ni mucho menos que lo metieran en el cuarto de baño a estudiar… Es un trato degradante.

En la imagen, se ve como al profesor no se le ha ocurrido otra cosa que poner el escritorio del niño encima del wáter para que estudie allí, solo, sin que nadie le moleste. ¿Te imaginas que se lo hicieran a tu hijo? Solo de pensarlo es posible que te entre sentimientos encontrados.

Humillante

Pero es que además, la profesora del niño, le dio a Lucas una colchoneta de camping y una almohada “para que estuviera más cómodo” y que si tenía sueño se echase a dormir en el suelo del baño. La madre se refería a que le ubicaran por ejemplo en la biblioteca que tiene el centro y se lo negaron, diciéndole que ese baño estaba bien porque no lo usaban como un baño.

Pero este trato hacia el niño fue humillante, vergonzoso y el niño también se siente muy disgustado por el trato recibido. Cuando la madre se enteró se llevó a su hijo a casa y al llegar le dio un ataque de ansiedad a Lucas. No ha vuelto al centro donde lo han tratado de esa manera tan degradante.

En la imagen la madre puso un texto en el cual se podía leer:

“No es un lugar apropiado para nadie, pero especialmente para Lucas con su condición PANDAS (Trastornos Neuropsiquiátricos Autoinmunes Pediátricos Asociados con Infecciones por Estreptococos), ya que no puede estar cerca de gérmenes”.

El centro intenta justificar estos actos

La escuela en lugar de disculparse, lo que hace es emitir este tipo de comunicado:

“Todos somos conscientes de que los fondos estatales para las escuelas son limitados y, por tanto, a menudo las escuelas tenemos un espacio limitado para satisfacer las necesidades educativas y socioemocionales de los estudiantes. Siempre estamos buscando formas creativas de utilizar mejor nuestras instalaciones para satisfacer las necesidades de los estudiantes. Esta situación es un ejemplo de cómo el personal intenta buscar una solución para reutilizar temporalmente una estancia. Hasta donde sabemos, este lugar había sido utilizado como almacén, no como un baño activo”.

Por lo que parece y según la escuela, les parece que su idea está bien pensada y no se sienten mal por haber metido a Lucas a estudiar en el baño. Además, continúa el comunicado diciendo:

“Nuestro personal es increíblemente hábil, compasivo y dedicado. Se entregan todos los días para mejorar nuestra comunidad al servir a todos los niños, sin importar cuáles sean sus necesidades individuales. Como todos nosotros, incluido yo mismo, nuestro personal no es perfecto. Asumimos la responsabilidad, aprendemos y nos comprometemos a hacerlo mejor”.

Por supuesto, las personas que han leído el comunicado sienten vergüenza y en realidad, los problemas de financiación de una escuela no son justificación para humillar a un niño y llevarle a estudiar encima de un inodoro. Pero a la madre lo que le preocupa también es que los responsables estén más preocupados en lavar su imagen que en cómo ha podido afectar toda esta situación a su hijo.

Deja un comentario sobre “A un niño con autismo le obligaban a estudiar en el baño de su escuela”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios