¿Por qué no debes dejar que tu bebé llore?

Si tu bebé llora es porque te necesita, debes darle consuelo

No debes dejar que tu bebé llore

Muchas personas consideran que dejar que el bebé llore es una buena estrategia para forjar su carácter y estimular su independencia y autocontrol. Frases como “déjale que llore o lo malcriarás” o “déjale que llore un poco para que fortalezca los pulmones” forman parte de los consejos que reciben muchos de los padres primerizos con frecuencia. Sin embargo, un detalle que estas personas pasan por alto es que el llanto es la principal forma de comunicación de los bebés, al menos durante el primer año de vida.

Los niños no solo lloran cuando algo les molesta o tienen un dolor, también es su forma de reclamar la presencia de sus padres, de transmitir sus inseguridades y expresar sus necesidades. Al dejarles que lloren hasta el agotamiento estamos limitando su capacidad de expresión, a la vez que le transmitimos la idea de que sus necesidades no son importantes. Sin embargo, estos no son siquiera los peores riesgos.

5 riesgos de dejar que tu bebé llore hasta el agotamiento

1. Tiene más probabilidades de estresarse

Una investigación realizada por expertos de la Universidad de Notre Dame analizó la atención que recibieron unos 600 niños durante sus primeros meses de vida, así como el desarrollo de su capacidad para gestionar el estrés. Los resultados mostraron que los niños cuyos padres les atendían y consolaban cada vez que lloraban, solían contar con mejores herramientas de afrontamiento al estrés, en comparación con los pequeños cuyos progenitores les dejaban llorar desconsoladamente. Esto se debe a que cuando los niños lloran hasta el agotamiento sus cerebros liberan adrenalina y cortisol, las hormonas del estrés, lo que hace que se sientan más irritables e incómodos de lo normal.

2. Su desarrollo cerebral se afecta

Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Yale, en Estados Unidos, halló que cuando los niños se exponen a un estrés mantenido, como el que les genera llorar desconsoladamente, se producen cambios en la estructura bioquímica del cerebro, sobre todo en los neurotransmisores. Los niveles elevados y mantenidos de adrenalina y cortisol pueden pasarle factura a las conexiones entre las neuronas, limitando el desarrollo de determinadas regiones cerebrales. De hecho, se ha demostrado que estar sometido a un estrés mantenido puede provocar la muerte de algunas neuronas.

Riesgos de dejar que tu bebé llore

3. Tiene un riesgo mayor de sufrir TDAH

¿Sabías que dejar llorar a tu bebé puede aumentar el riesgo de que desarrolle TDAH? Así lo ha comprobado un estudio realizado por investigadores de la University of Hertfordshire en el que se correlacionó la atención que los niños recibían durante sus primeros meses de vida y sus probabilidades de desarrollar TDAH. Los investigadores encontraron que los niños a los que sus padres les dejaban llorar mucho durante los primeros meses de vida tenían un riesgo hasta 10 veces mayor de desarrollar TDAH.

4. Le cuesta más regular sus emociones

Neurocientíficos de la Universidad de Pensilvania encontraron que los niños cuyos progenitores les dejan llorar hasta el cansancio, presentan problemas para regular sus emociones, a la vez que son más difíciles de calmar. Los expertos explicaron que esto se debe a que el estrés al que están sometidos estos pequeños provoca una sobreestimulación de algunas regiones cerebrales, sobre todo las relacionadas con el análisis y la regulación emocional. De esta manera, los niños desarrollan un sistema nervioso hiperactivo, que produce una gran cantidad de adrenalina, lo que les lleva a reaccionar de forma extrema ante los estímulos del medio.

5. Puede convertirse en una persona ansiosa e insegura

Los científicos han demostrado que los genes que controlan la ansiedad se suelen activar durante los primeros meses de vida. Por tanto, el hecho de que los bebés estén angustiados, estresados y que lloren desconsoladamente puede convertirse en un detonador para que estos genes se activen y se empiecen a desarrollar los rasgos ansiosos que les acompañarán durante el resto de la vida. Asimismo, dejar que los niños lloren hasta el agotamiento puede hacer que se conviertan en personas demandantes, dependientes e inseguras.

Como colofón, ten en cuenta que la atención y el cariño no malcrían a los niños sino todo lo contrario, contribuyen a desarrollar un apego seguro, haciendo que se sientan más protegidos. Por tanto, cuando tus hijos lloren, acude a su encuentro, intenta averiguar qué les sucede y, sobre todo, tómalos en brazos para que consolarles.

Deja un comentario sobre “¿Por qué no debes dejar que tu bebé llore?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!