Permite que tus hijos decidan lo que les gusta