NUNCA te quedes dormido/a con tu bebé en el pecho

NUNCA te quedes dormido con tu bebé en el pecho

Con la noticia desgarradora de estos padres se aviva de nuevo el debate sobre el colecho o sobre dormir con los hijos piel con piel. Para muchos padres el colecho es lo más maravilloso del mundo, aunque para otros pueda parecer peligroso y arriesgado. En realidad, siguiendo los consejos de los pediatras y cumpliendo las reglas de seguridad evitando situaciones que eleven el riesgo de asfixia del bebé, no debería por qué ser algo peligroso.

En cambio, dormir con el bebé en el pecho mientras se está recostado en la cama o en el sofá, sí puede ser una práctica muy peligrosa ya que el bebé podría morir asfixiado sin que el padre o la madre se diera cuenta. Hacer piel con piel es maravilloso, pero nunca hay que permitir que el sueño nos venza con el bebé en el pecho, si tenemos sueño y el bebé está dormido lo mejor es dejar al pequeño en su cuna o moisés para evitar peligros mayores.

Se durmió con su bebé encima

Dawn y Andy, desgraciadamente han tenido que vivir la peor experiencia de sus vidas. No hay nada más doloroso para un padre en este mundo que perder a sus hijos, de la forma que sea. Esta pareja perdió a su bebé de dos meses en 2014 y es ahora cuando han querido compartir su historia para alertar a otros padres y que NUNCA hagan lo mismo que hicieron ellos para evitar que esta terrible tragedia se repita.

Fern, el bebé de dos meses murió asfixiada mientras dormía en los brazos de su madre. Ellos son una pareja joven que estaban viviendo la maravilla de ser padres primerizos con su preciosa bebé Fern. Un día, decidieron los 3 descansar en el sofá y debido al cansancio que tenían los 3 fueron vencidos por el sueño rápidamente.

fern bebe asfixiado

En este período de tiempo la pequeña bebé se fue escurriendo poco a poco del pecho sin que nadie se diera cuenta y quedó atrapada entre el brazo y el sillón, una posición que puede que le hiciera morir de asfixia ya que no podía moverse para poder respirar. Al despertar, encontraron la tragedia.

En realidad son muchos los padres que duermen juntos con sus bebés, pero es necesario ser conscientes de los riesgos que esto tiene para evitar que vuelva a suceder una tragedia de este tipo, un triste desenlace que podría haberse evitado totalmente.

Recostado en el sofá

Trágicamente, Dawn tomó una siesta una mañana con su hija de ocho semanas en el sofá. Se despertó y descubrió que Fern había dejado de respirar. La bebé se despertó y comió antes de lo ocurrido, pero después se quedaron las dos dormidas en el sofá. Dawn buscó ayuda tan rápido como se dio cuenta de que algo no iba bien.

Algunas frases de los padres después de la tragedia son:

‘El temor de que le hubiera hecho algo a ella fue una de las primeras cosas que pasó por mi mente, no entendía qué más estaba sucediendo aparte del hecho de que pensé que había matado a mi bebé’.

‘Recuerdo levantarla y simplemente correr hacia Andy, y gritar que ella se había ido’.

‘Dawn comenzó a hacer RCP. Pensé que había logrado traerla de vuelta. Logró que el color volviera a sus mejillas, pero no pudo resucitar a Fern’.

‘Recuerdo haber caído al suelo y gritar’.

Nueve meses más tarde, después de un informe forense, se descubrió que Fern había sufrido daños en su cerebro desde el nacimiento que podrían haber detenido su respiración. Su certificado de defunción cambió de no concluyente a “muerte súbita inesperada en la infancia asociada a dormir juntos”, una frase que Dawn aún cree que es injusta.

Es necesario recordar que la Academia Americana de Pediatría considera que ningún padre debería dormir con su bebé hasta que el pequeño cumpla por lo menos un año de vida.

Deja un comentario sobre “NUNCA te quedes dormido/a con tu bebé en el pecho”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios