Obsesionarse con los dinosaurios es bueno para el desarrollo cognitivo de los niños

Anímale a saber más sobre los dinosaurios

Obsesión niños dinosaurios beneficia cerebro

A la mayoría de los niños les encantan los dinosaurios, es una de esas pasiones que comparten en diferentes partes del mundo. De hecho, es probable que cuando tú eras pequeño también te obsesionaran los dinosaurios o conocías a un compañero de clase que le encantaban.

Estos niños pueden recitar sin equivocarse los nombres de decenas o incluso cientos de dinosaurios. También pueden explicar cómo vivían aquellas criaturas y qué comían. Incluso pueden explicar las diferencias entre los periodos mesozoico y cretáceo. Si tenemos en cuenta que un adulto medio podrá nombrar, como máximo, unos 10 dinosaurios, el conocimiento que tienen algunos niños sobre estas criaturas es realmente asombroso.

La historia del niño que descubrió un error en el Museo de Historia Natural de Londres

El año pasado salió a la luz la historia de un niño que padecía Síndrome de Asperger que descubrió un error en la clasificación de los dinosaurios en el Museo de Historia Natural de Londres. Los padres lo llevaron junto a su hermano para que pasaran la noche allí, cuando el pequeño aficionado a la paleontología se dedicó a leer atentamente las etiquetas de los dinosaurios.

Así se dio cuenta de que uno de los ejemplares había sido clasificado como Oviraptors pero la imagen mostraba a un Protoceratops. Los padres no le prestaron mucha atención pues pensaban que el museo no podría haberse equivocado en un detalle así. Sin embargo, días después, el Museo de Historia Nacional de Londres le envió una carta agradeciéndole la corrección y animándolo a que continuase profundizando en la paleontología.

Por qué a los niños les gustan tanto los dinosaurios

Los beneficios de desarrollar intereses intensos en la infancia

Ese conocimiento infantil sobre los dinosaurios se basa en lo que los científicos denominan “intereses intensos”, un concepto con el cual se refieren a una motivación particularmente fuerte por un tema específico. De hecho, se estima que un tercio de los niños desarrollan en algún momento de su infancia, generalmente entre los 2 y 6 años de edad, un interés intenso.

En algunos casos, ese interés no se extingue en la infancia sino que los acompaña durante gran parte de su vida. No siempre son los dinosaurios, hay niños obsesionados con los aviones, trenes y coches. Un estudio realizado en las universidades de Indiana y Wisconsin reveló que los intereses intensos son muy beneficiosos para el desarrollo cognitivo.

En práctica, los intereses intensos, particularmente los que demandan un dominio conceptual como en el caso de los dinosaurios, no solo pueden contribuir a que los niños desarrollen un mayor conocimiento sobre una temática específica sino que también alimentan la perseverancia, mejoran la atención y desarrollan las habilidades más complejas de procesamiento de la información.

niños y dinosaurios

La forma en que algunos niños estudian los dinosaurios puede desvelar la estrategia que asumen para acercarse a un tema nuevo: se plantean preguntas, buscan respuestas y se divierten mientras aprenden. En práctica, se estarían preparando para su futura carrera ya que no se limitan al conocimiento superficial sino que rasgan más allá de la superficie, cambian la perspectiva y se interesan por profundizar autónomamente.

En otras palabras: los intereses intensos hacen que los niños profundicen en el mundo y desarrollen el pensamiento crítico. Por desgracia, estos intereses suelen durar entre seis meses y tres años, según reveló otra investigación realizada en la Universidad de Virginia. Y la culpable es la escuela ya que cuando los niños comienzan a estudiar, se les exige un conocimiento más amplio pero a menudo también más superficial de diferentes materias.

Sin embargo, todo no está perdido: los padres pueden seguir alimentando esos intereses intensos en casa, brindándole al niño oportunidades para que pueda seguir profundizando en su pasión. El hecho de que deban dominar las materias escolares no es motivo para que dejen de lado sus intereses.

Un comentario sobre “Obsesionarse con los dinosaurios es bueno para el desarrollo cognitivo de los niños

  1. Yazmin Tatos dice:

    Muy interesante, a mi hijo le encanta no al punto de obsesivo pero si ve documentales de dinosaurios en youtube.. me impresiona su interés ya que él mismo dice que quisiera ser paleontólogo… Tiene 6 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios