¿Puedo consumir paracetamol durante el embarazo? Los riesgos para el bebé

Conoce los riesgos del paracetamol durante el embarazo…

Paracetamol embarazo

El paracetamol o acetaminofén es uno de los analgésicos más consumidos durante el embarazo, se estima que alrededor del 65% de las gestantes lo ha usado en alguna ocasión. Se trata de un fármaco con propiedades analgésicas que actúa inhibiendo la síntesis de prostaglandinas, unos mediadores celulares cuya principal función consiste en activar la aparición del dolor. Esa es la razón por la cual es uno de los medicamentos más efectivos y populares para aliviar dolores ligeros, como el dolor de cabeza y las molestias físicas que aparecen durante el embarazo.

Desde hace tiempo se conoce que el paracetamol tiene la capacidad de atravesar la placenta humana y llegar hasta el feto, cuyo sistema es aún demasiado inmaduro como para metabolizarlo. A pesar de ello se considera que es un fármaco seguro para el embarazo. Sin embargo, en los últimos tiempos se han publicado nuevos estudios científicos que recomiendan no consumirlo en dosis excesivas ni de manera sostenida durante la gestación.

5 riesgos del paracetamol durante el embarazo

Vale aclarar que, hasta el momento, no existen investigaciones que hayan comprobado la toxicidad fetal del paracetamol. Sin embargo, hay evidencia científica que relaciona el consumo excesivo o continuado de paracetamol durante el embarazo con el incremento de las probabilidades de padecer alteraciones en el desarrollo infantil.

1. Afecta el desarrollo cerebral infantil

El consumo habitual de paracetamol durante el embarazo podría afectar el desarrollo cerebral de los niños durante los primeros años de vida, según reveló un estudio realizado en el Instituto Noruego de Salud Pública. En el estudio se le pidió a las madres de casi 50.000 niños nacidos entre 1999 y 2008 que informaran sobre el consumo de paracetamol durante el embarazo, a la vez que se analizó el desarrollo neuronal de los niños durante sus primeros meses de vida. Los resultados revelaron que los niños que estuvieron expuestos en el vientre materno al paracetamol durante más de 28 días mostraron un desarrollo motor grueso más deficiente y mayores problemas de comportamiento y comunicación que los pequeños cuyas madres no consumieron paracetamol o lo hicieron durante menos tiempo.

2. Aumenta el riesgo de padecer asma en los niños

Una investigación realizada en la Universidad de Oslo ha puesto de manifiesto la relación entre el consumo de paracetamol durante el embarazo y el riesgo de que los niños desarrollen problemas respiratorios, sobre todo asma, durante los primeros 7 años de vida. En el estudio se evaluó la incidencia de asma en poco más de 53.000 niños noruegos a los 3 años y, de ellos, a cerca de la mitad se les dio seguimiento hasta los 7 años. Los resultados revelaron que los pequeños cuyas madres habían consumido paracetamol durante los primeros trimestres del embarazo tenían un 20% de riesgo de padecer asma a los 18 meses, una probabilidad que aumentaba al 50% al llegar a los 7 años.

3. Favorece el desarrollo del TDAH infantil

¿Sabías que el consumo mantenido de paracetamol durante el embarazo puede aumentar el riesgo de padecer TDAH durante la infancia? Así lo ha demostrado un estudio realizado en la Universidad de California en el que se evaluó el consumo de este fármaco en más de 64.000 embarazadas que dieron a luz entre 1996 y 2002 en Dinamarca, a la vez que se analizaron los comportamientos hiperactivos y los problemas de atención en sus hijos mientras crecían. Más de la mitad de las madres refirió haber consumido paracetamol durante el embarazo mientras que los niños cuyas madres consumieron el fármaco presentaron un riesgo entre un 13% y 37% mayor de desarrollar signos de TDAH en la infancia.

Las embarazadas pueden tomar paracetamol

4. Incrementa el riesgo de criptorquidia

El consumo excesivo de paracetamol durante la gestación puede causar diversos problemas en el sistema reproductor masculino en la infancia, como reveló un estudio realizado en el Hospital Universitario Aarhus. En la investigación se evaluó el efecto de algunos fármacos durante el embarazo en el desarrollo de criptorquidia en más de 47.000 niños nacidos entre 1996 y el 2002 en Dinamarca. Los resultados revelaron que los niños cuyas madres consumieron paracetamol durante más de 4 semanas en el embarazo, sobre todo en el primer y segundo trimestre, tenían un riesgo moderadamente superior a presentar un retraso en el descenso testicular, el trastorno conocido médicamente como criptorquidia. Asimismo, el consumo de paracetamol durante el embarazo se ha relacionado con una reducción de los niveles de testosterona en los niños y un mayor riesgo de infertilidad.

5. Puede causar insuficiencia cardiaca y pulmonar en los niños

Existe evidencia científica que relaciona el consumo mantenido de paracetamol durante el embarazo con un riesgo mayor a desarrollar insuficiencia cardiaca y pulmonar en la infancia. Así lo demostró un estudio realizado en la Universidad KU Leuven donde se analizaron un grupo de 12 investigaciones con 25 casos de estudio cuyo objetivo se centraba en encontrar una asociación entre la ingesta materna de paracetamol y la constricción o cierre del conducto arterial fetal. Los resultados de la mayoría de estos estudios desvelaron que el consumo de este medicamento durante el embarazo puede reducir los conductos arteriales en el feto, una de las causas más frecuentes de alteraciones como la insuficiencia cardiaca y pulmonar en los niños.

¿Qué dosis de paracetamol es segura durante el embarazo?

En realidad no existe una dosis de paracetamol máxima recomendada durante el embarazo ya que sus efectos pueden variar de una mujer a otra, lo que significa que una dosis segura para una embarazada puede resultar peligrosa para otra. Por eso, se aconseja no utilizar paracetamol, así como ningún otro fármaco durante el embarazo, a no ser que sea clínicamente necesario y siempre bajo supervisión médica.

En este caso, se sugiere consumir la dosis mínima eficaz con la menor frecuencia efectiva y durante el menor tiempo posible. Lo más habitual es que se prescriba 500 mg de paracetamol cada 6 u 8 horas, según la intensidad de los síntomas. Una prescripción que en ningún caso debe superar el consumo de 4 gr de paracetamol en 24 horas ya que podría poner en riesgo no solo al feto sino también a la madre.

Referencias

  • Castillo, B. et. Al. (2020) Consumo de paracetamol durante la gestación. Anales de Pediatría, 93 (3): 196-197.
  • Nordeng, H. et. Al. (2013) Prenatal paracetamol exposure and child neurodevelopment: a sibling-controlled cohort study. International Journal of Epidemiology, 42(6): 1702–1713.
  • Magnus, M. et. Al. (2016) Prenatal and infant paracetamol exposure and development of asthma: the Norwegian Mother and Child Cohort Study. International Journal of Epidemiology; 45(2): 512-522.
  • Liew, Z. et. Al. (2014) Acetaminophen use during pregnancy, behavioral problems, and hyperkinetic disorders. JAMA Pediatrics; 168(4):313-320.
  • Jensen, M. et. Al. (2010) Maternal Use of Acetaminophen, Ibuprofen, and Acetylsalicylic Acid During Pregnancy and Risk of Cryptorchidism. Epidemiology; 21(6): 779-785.
  • Allegaert, K, et. Al. (2018) Maternal paracetamol intake and fetal ductus arteriosus constriction or closure: a case series analysis. British Journal of Clinical Pharmacology; 85(1): 245-251.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios