Las 20 mejores películas de Disney de todos los tiempos

Clásicos de animación que todo niño debería ver alguna vez en la vida

Películas Disney

Desde que Walt Disney estrenase su primera película de dibujos animados “Blancanieves y los siete enanitos” en 1937, la productora no ha dejado de cautivar el corazón de los más pequeños de casa. Filmes como “El Rey León”, “Pinocho” o “Aladdín” han visto crecer a generaciones de niños, entreteniéndoles, haciéndoles reír y hasta llorar a veces con las desdichas de sus personajes. Sin duda, se trata de películas llenas de valores positivos y grandes enseñanzas que todo niño debería ver. En Etapa Infantil hemos recopilado algunas de las mejores películas de Disney de todos los tiempos que los peques deberían ver al menos una vez en la vida.

20 filmes de Disney que los niños deberían ver al menos una vez en la vida

1. El Rey León (1994)

Este musical de dibujos animados, merecedor de dos Óscar, es mucho más que una simple historia de aventuras. Se trata de un filme impresionante que refleja la crudeza de la vida sin perder de vista la sensibilidad y el buen humor. La historia se desarrolla en la sabana africana, donde Simba, un pequeño león heredero al trono, es acusado injustamente de la muerte de su padre por su malvado tío Scar que quiere hacerse con el reino. Obligado a exiliarse de sus tierras, Simba vivirá momentos muy difíciles, pero también hará muy buenos amigos que le ayudarán a regresar y recuperar lo que le corresponde por derecho.

2. El Libro de la Selva (1967)

Se trata de la versión cinematográfica de “El libro de la selva” de Rudyard Kipling, todo un clásico de la literatura y el cine infantil que fue llevado a la gran pantalla por el director Wolfgang Reitherman. La película cuenta la historia de Mowgli, un niño que tras perderse en las selvas de la India es criado por una manada de lobos, bajo la protección de la pantera Bagheera y el oso Baloo. En la selva, el pequeño Mowgli aprenderá a vivir como uno más de sus amigos y a enfrentarse a los peligros que allí le aguardan, aunque su verdadero desafío llegará cuando debe hacerle frente a sus orígenes. Una historia muy conmovedora que transmite valores como el amor a la naturaleza, el sentido de pertenencia y el compañerismo.

3. 101 dálmatas (1961)

Esta película de aventuras de Disney narra la historia de una pareja de perros dálmata enamorados que, tras contraer matrimonio sus dueños, se casan y forman una maravillosa familia perruna bendecida con 15 cachorros. Sin embargo, un día la paz y la alegría del hogar se ve interrumpida por la inesperada visita de Cruella de Vil, una fanática de los abrigos de piel que quiere comprar a los pequeños cachorros. Tras negarse los dueños, Cruella envía a dos emisarios para raptar a los perritos. Al no poder impedirlo, sus padres harán todo lo que está a su alcance para recuperar a sus hijos. Una historia llena de sobresaltos pero también de valores positivos como el amor por los animales y la solidaridad que destaca la importancia de la amistad y la colaboración en equipo.

4. Aladdín (1992)

Aladdín es un ingenioso joven que vive en la extrema pobreza y que sueña con casarse con la hija del sultán, la princesa Yasmine. Un día llega al reino el Gran Visir de Agrabah Jafar, un hombre muy poderoso que pretende encontrar una lámpara mágica para pedirle convertirse en Sultán. Para cumplir su propósito recluta a Aladdín y le pide que le ayude a buscar la lámpara mágica en las profundidades de la Cueva de las Maravillas. Tras una difícil travesía, Aladdín encuentra la lámpara maravillosa con un genio dentro y, a partir de ese momento, sus deseos comenzarán a hacerse realidad. Una historia de aventuras y amor muy bien entretejida y con una vibrante fotografía que a los más pequeños de casa seguramente les encantará.

5. Alicia en el país de las maravillas (1951)

Basada en las célebres obras de Lewis Carroll “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas” y “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí”, se trata de la mejor adaptación cinematográfica de esta historia. Una película en la que los diseños de Mary Blair brillan con luz propia sobre una banda sonora impresionante. La historia versa sobre una joven que, tras quedarse dormida, sueña que persigue a un extraño conejo. Al no poder alcanzarle, Alicia cae en la guarida del conejo que le transporta hasta el País de las Maravillas, un mundo de criaturas mágicas donde habitan animales que hablan y seres un poco locos. Allí, conocerá a la Reina de Corazones, de quien deberá escapar si no quiere quedar atrapada para siempre tras las rejas. Se trata de una historia fantástica, en la que no falta la aventura y los tintes de buen humor.

6. Blancanieves y los siete enanitos (1937)

Esta fue la película que inició no solo las historias de cuentos de hadas de Disney sino todo el cine animado que llegó después. Basada en el cuento de los hermanos Grimm, narra la historia de una joven que tras convertirse en la más bella del reino, debe escapar de las garras de su madrastra, una bruja que sueña con ser la más hermosa de la región. Al escapar del palacio, Blancanieves encuentra refugio en la casa de siete enanitos, quienes la recibirán con los brazos abiertos tras conocer su historia. Sin embargo, la madrastra de Blancanieves no descansará hasta lograr su objetivo. Una historia que versa sobre la envidia y la sobrevaloración de la apariencia física que también resalta la importancia de aceptarse a uno mismo y de ser auténtico.

7. La Bella y la Bestia (1991)

Se trata de la primera producción animada nominada al Óscar a la mejor película, un clásico de los cuentos de hadas que los niños deberían ver al menos una vez en la vida. La película cuenta la historia de una doncella francesa que, tras ser secuestrado su padre en el castillo de una bestia, decide tomar su lugar para evitarle todo ese sufrimiento. A pesar de su espantoso aspecto, poco a poco entre la bestia y la joven surge un increíble sentimiento, la clave que le devolverá a este príncipe embrujado su forma humana original. Un filme que versa sobre la belleza interior y la importancia de no dejarse llevar por las apariencias que los pequeños deberían disfrutar en alguna ocasión.

8. Hércules (1997)

Poco después de nacer, los secuaces de Hades roban del Olimpo a Hércules, el hijo de Hera y Zeus. Su misión es llevarlo a la Tierra para despojarlo de su inmortalidad. Sin embargo, su plan no resulta como esperaba y el niño logra conservar algunos de sus poderes divinos, pero eso no le bastará para volver a ascender al Olimpo, deberá demostrar que es digno de ocupar su puesto entre los dioses. Así, Hércules deberá aprender a usar su fuerza para luchar con criaturas malvadas y monstruos realmente extraños. Sin duda, una película llena de aventuras y desbordante de humor que asegura a los más pequeños de casa un rato muy entretenido.

9. La dama y el vagabundo (1955)

Más allá de su típica escena de Golfo y Reina comiendo pasta, esta comedia musical de aires románticos narra las aventuras de una perrita mimada junto a un perro vagabundo, quien le enseña cómo es el mundo real más allá de su mundo idílico. Mientras descubre la triste realidad que se extiende más allá de su ventana, Reina va conociendo mejor a Golfo y enamorándose de ese perro que solo ha tenido la desdicha de tener una vida difícil. Una película con una preciosa fotografía y una banda sonora impresionante que refleja la crudeza de la vida sin perder de vista el amor y los tintes de buen humor. Basada en la novela homónima de Ward Greene, fue la primera película de animación estrenada en Cinemascope.

10. La sirenita (1989)

El renacer de la segunda edad de oro de Disney llegó con este musical infantil, mezcla de comedia, romance y aventura. La película cuenta la historia de Ariel, una princesa sirena que, descontenta con la vida que lleva bajo el mar, quiere descubrir el mundo que se abre ante sus ojos sobre la superficie. Junto a su mejor amigo, el pez Flounder, Ariel sube a la superficie con frecuencia para conocer las historias que le narra una gaviota experimentada y llevarse a casa algunos de los artefactos humanos que se encuentra a su paso. En una de esas incursiones conoce al príncipe Eric, de quien se enamora de un flechazo. Tras salvarlo del naufragio de su embarcación, Ariel decide vender su alma para convertirse en humana y ganarse el amor de su príncipe. ¿Lo conseguirá?

11. Mulan (1998)

Si hay un filme de Disney que los niños deberían ver, ese es Mulan. Inspirado en el poema chino “Balada de Fa Mu Lan”, cuenta las hazañas de una joven que, para evitar que su enfermo y anciano padre sea llamado a filas, se viste como hombre y se enrola al ejército imperial para hacer frente a la invasión de los hunos. Con el apoyo de Mushu, un dragón parlante escogido por sus ancestros, y Cri-Kee, un grillo de la suerte, se enfrentará a numerosos retos y dificultades que pondrán a prueba su valentía y fuerza de voluntad. Sin duda, toda una oda al feminismo y a la igualdad de género que enseña a los peques el valor de luchar por lo que quieren sin sentirse atrapados por su género o condición.

12. Peter Pan (1953)

Basada en la obra teatral “Peter pan y Wendy” de J.M. Barrie, fue la primera película animada que popularizó la historia del niño que no quería crecer. El filme narra las aventuras de Peter Pan, un niño muy singular que junto a su inseparable hada Campanilla, acude cada día a escuchar las historias que Wendy le cuenta a sus dos hermanos pequeños antes de dormir. Un día, mientras intentaba recuperar su sombra, Wendy se despierta y sorprende a Peter Pan quien la convence para visitar el País de Nunca Jamás. Un viaje lleno de desafíos, persecuciones y peligros en los que también habrá mucha diversión y momentos de buen humor con los que los niños pasarán un rato muy entretenido.

13. Tarzán (1999)

Se trata de una película de animación infantil dirigida por Chris Buck y Kevin Lima, basada en la novela “Tarzán de los monos” de Edgar Rice Burroughs. Todo un exitazo de taquilla en el año de su estreno, narra las aventuras de Tarzán, un niño que tras quedar huérfano en el naufragio del barco en el que navegaba junto a sus padres es adoptado por un grupo de simios y gorilas en una selva africana. Criado según las costumbres de los primates, pasa su niñez y adolescencia como uno más de la manada hasta que un día conoce a Jane, una joven humana que ha viajado hasta el África más salvaje junto a un grupo de exploradores que quieren investigar la vida de los simios. A partir de este momento, Tarzán redescubrirá su origen y tendrá que enfrentarse a las muchas aventuras que le aguardan.

14. Los Aristogatos (1970)

Duquesa y sus tres gatitos viven cómodamente en la mansión de la aristócrata Madame Adelaide Bonfamille en París. Sin embargo, la cantante de ópera no vivirá demasiado, y lo sabe. Así que pensando en el futuro de sus mininos, decide dejar toda su fortuna a su mayordomo Edgar para que se haga cargo de los gatos una vez que ella ya no esté. Pero como la avaricia tiene patas cortas, temiendo no poder disfrutar de la fortuna, Edgar decide deshacerse de los gatos y los lleva a las afueras de la ciudad, donde Duquesa y sus gatitos consiguen escapar. A la mañana siguiente, se encuentran con Thomas O’Malley, un gato callejero que se encargará de llevarlos de regreso a casa no sin antes enseñarles el mundo que se extiende más allá de la mansión. Una historia sobre las desigualdades sociales, en la que no falta la música y el buen humor, con la que los niños aprenderán la importancia de cuidar a los animales.

15. Dumbo (1941)

Este drama musical de Disney es una de esas películas que los niños no deben perderse. El filme, ganador del Óscar, narra la historia de Dumbo, un elefantito con orejas enormes que es ridiculizado por todos en el circo. Obligado a actuar como payaso por su incompetencia en otros actos, Dumbo junto a su amigo, el ratoncito Timothy, redescubre su auténtico talento en la vida: volar. A partir de ese momento, Dumbo se convierte en la sensación de todos en el circo y se gana el aprecio de quienes una vez lo ridiculizaban. Una película sobre desarrollo personal, la aceptación de las diferencias y la importancia de no guiarse por la apariencia que los niños deberían ver alguna vez en la vida.

16. La Cenicienta (1950)

Sin duda, este es uno de los clásicos de Disney que a los más pequeños de casa les encantará. Basado en la versión francesa del cuento de Charles Perrault, narra la historia de una joven quien, tras morir su madre y contraer su padre segundas nupcias, se muda con su madrastra y sus dos hermanastras. Tras morir más tarde su padre, la joven queda bajo el cuidado de su madrastra, quien la apoda Cenicienta y la destina a hacerse cargo de las labores de la casa. Un día el rey organiza una fiesta para escoger a la prometida de su hijo e invita a todas las jóvenes de la corte, incluso a Cenicienta. El destino de la joven estará a punto de cambiar, pero su madrastra hará lo posible por impedir que así sea. Un musical de fantasía que aun hoy sigue cautivando a los niños y les enseña la importancia de perseverar en sus sueños, aún en la adversidad.

17. Bambi (1942)

Nominada a tres Premios de la Academia, esta película de animación infantil es una auténtica oda a la muerte, la adversidad y la capacidad de sobreponerse a las dificultades. El filme narra la historia de Bambi, un pequeño cervatillo que pierde a su madre a muy temprana edad a manos de unos cazadores. Solo en el mundo, con la ayuda del conejo Tambor, la mofeta Flor y la cervatilla Faline, se enfrentará a una vida de retos y adversidades en su camino a convertirse en un ciervo joven y fuerte. Sin embargo, su mayor desafío llegará mucho tiempo después, cuando se ve obligado a luchar por el amor de su vida, Faline, y a enfrentarse a su peor enemigo, el hombre. Una historia de superación personal que sin duda, hará reflexionar a los más pequeños de casa.

18. Pocahontas (1995)

Basada en una historia real, la película está ambientada en el año 1608 e inspirada en el romance de un marinero y soldado inglés llamado John Smith y una princesa indígena de la tribu de los nativos norteamericanos a la que todos conocían como Pocahontas. Destinada a casarse con un valiente guerrero de la tribu, Pocahontas conoce a John y queda prendada del joven. Será su amor y su fe en ese desconocido los que evitarán una sangrienta guerra entre ambos ejércitos. Sin duda, una historia muy bonita, perfecta para enseñarles a los niños a respetar a otras culturas, a aceptar las diferencias y a no dejarse llevar por los estereotipos.

19. Frozen (2013)

Ganadora de dos premios Óscar, esta es otra de las películas de Disney que los peques deberían ver alguna vez en la vida. Inspirado en la historia “La reina de las nieves” de Hans Christian Andersen, el filme narra el épico viaje de la joven Anna, el montañero Kristoff y el reno Sven en busca de Elsa, hermana de Anna y Reina de las nieves para que ponga fin al gélido hechizo que ha condenado al reino a vivir en un eterno invierno. Una historia que saca a la luz la importancia de hablar sobre nuestra vulnerabilidad y los errores que cometemos a menudo, pero que también destaca los sacrificios que la mayoría de nosotros estamos dispuestos a hacer por las personas a las que más queremos.

20. Moana o Vaiana (2016)

Cuando la aldea pierde sus cosechas y los pescadores no pueden pescar ningún pez, Vaiana una joven apasionada del mar e hija única de un jefe marinero, descubre que fue Maui quien causó el infortunio por robar el corazón de la diosa Te Fiti. La única manera del salvar a la isla es persuadiendo a Maui para que le devuelva el corazón a la diosa. Entonces, Vaiana decide emprender una arriesgada aventura para salvar a su aldea y a quienes quiere. Una historia que versa sobre la valentía y el espíritu aventurero que hace un guiño al feminismo y a la igualdad entre hombres y mujeres. Sin duda, una alternativa ideal para educar a los niños en la igualdad de géneros mientras pasan un rato muy entretenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios